(OroyFinanzas.com) – El euro sigue al alza por tercera sesión consecutiva y se cambia a 1.2335 dólares. Con este movimiento, la moneda europea supera un escalón en su recuperación.

Estas ganancias en el EUR/USD se explican, además de por motivos técnicos, por las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, insinuando que no habría próximas subidas de tipos en Estados Unidos; aplanamiento de las curvas de tipos que daría una señal de un crecimiento anodino -cuando no fuerte desaceleración- en Estados Unidos. No obstante, el presidente de la FED de Atlanta ha insinuado que la entidad no ha dado por finalizada su actual política de subida de tipos.
Mañana, jueves, comparecerá Greenspan ante el Congreso y sus palabras sobre el actual estado de la economía norteamericana serán claves para intentar entrever si Estados Unidos muestra síntomas de ralentización o no.

Esto ha abierto un compás de espera que nos está dando una nueva sesión sosegada en el FOREX, tras los fuertes movimientos de la semana pasada. Greenspan podría de nuevo remarcar que no ve suavización en el crecimiento económico, favoreciendo un nuevo impulso alcista en el dólar.

Hasta entonces, el euro intentará afianzar el objetivo a corto situado en la zona de los 1.2370 dólares, a pesar de la falta de consistencia del rebote actual. En cualquier caso, la sobreventa sigue siendo elevada, por lo que debéis estar atentos a la confirmación alcista de los osciladores, ya que podrían llevar al euro a un pull-back hacia dicho objetivo de los 1.2370 dólares.

También está jugando a favor de la recuperación del euro el hecho de que el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, descartara ayer un recorte de los tipos de interés de la Eurozona. De todos modos, fuentes próximas al BCE me comentan que la entidad se encuentra en posición neutral y que, por tanto, podría tanto subir como bajar los tipos, dependiendo de la evolución económica de la Eurozona. Esto contrasta con las palabras de Trichet, que no se plantea bajadas de tipos.

Esta misma mañana, el director gerente del FMI, Rodrigo Rato, ha aconsejado al Banco Central Europeo (BCE) recortar tipos sólo si persiste la ralentización de la economía en la Zona Euro. Rato ha asegurado en un simposio que actualmente no hay presiones inflacionistas en el área, que los tipos de interés, del 2%, son adecuados y que el euro sigue siendo una herramienta poderosa para crear crecimiento y empleo en Europa. Sobre el futuro de la Constitución europea, explicó que los gobiernos nacionales deben aplicar las reformas estructurales, como la liberalización del mercado laboral, para sacar el máximo partido del euro, que ha sido un gran éxito como moneda.

Y, macroeconómicamente hablando, ha habido una sorpresa positiva para el euro: la producción industrial alemana ha crecido por encima de lo esperado.

Recordad que la semana pasada el euro retrocedió fuertemente debido a la incertidumbre generada por el rechazo francés y holandés a la Constitución europea. Su cotización, que la semana pasada perdió un 2.8% respecto al dólar, se acercó a su valor más bajo de los últimos ocho meses con relación al billete verde. Aunque esta caída se ha debido a la incertidumbre política y las pobres perspectivas de crecimiento en la Zona Euro, también tiene una explicación macroeconómica sobre la que insisto a menudo: el diferencial de tipos de interés, crecientemente favorable al dólar, hace que la moneda americana sea más atractiva a corto plazo. Mientras Europa mantiene los tipos en el 2%, la Reserva Federal ha elevado los suyos desde el 1% hasta el 3%.

Mientras, la esterlina continúa con sus avances, alcanzando niveles máximos de diez meses frente al euro y de tres semanas frente al dólar. Como han venido adelantando mis colegas del Dpto. de Análisis (consultad la sección de “Noticias” de nuestra Web), el momentum del cruce GBP/USD es positivo y, en mi opinión, la paridad está destinada a visitar la zona de los 1.84-1.8435 dólares por libra en el corto plazo. Los soportes de la libra se hallan, en estos momentos, en los 1.8315 y los 1.8275 dólares.

Por su parte, el par EUR/GBP (euro frente a la libra esterlina), cotiza ligeramente por encima de las 0.67 libras por euro. El “sell off” (ventas) deberían continuar en este atractivo cruce hasta la zona de soporte ubicada en las 0.6665/60 libras por euro, con resistencias claves en las 0.6730 y las 0.6745 libras por euro.

El oro negro, por último, registra caídas por tercer día consecutivo en el Internacional Petroleum Exchange (IPE) de Londres, del 1.4%, hasta los 52.4 dólares por barril brent. Esta tarde, a las 16.30 (hora de Ginebra) se conocerán los datos de inventarios de crudo durante la semana pasada en Estados Unidos, para los que se prevé un nuevo incremento. Me comentan que se espera que aumente la capacidad operativa de las refinerías, lo que aliviaría el temor a que la oferta de gasolina no sea capaz de hacer frente al incremento veraniego de la demanda.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

 

Más sobre

Marion Mueller es la fundadora y co-editora de OroyFinanzas.com desde 2004.