(OroyFinanzas.com) – Los lingotes de oro tienen diferentes formas, tamaños, pesos dependiendo de la localización geográfica. En occidente generalmente poseen una forma trapezoidal para facilitar el almacenamiento y el transporte. En cambio en la India y Pakistán los lingotes tienen una forma cuadrada y redondeada, en China tienen forma de barquitos de papel. Los lingotes de oro en la antigua China fueron utilizados originalmente como moneda, tienen una forma semejante a un barco, siendo este un símbolo de transferencia de la riqueza de un punto a otro o de una persona a otra. Los utilizaban los emperadores chinos a fin de tener una moneda adecuada para las transacciones del Imperio.

Lingote oro 100 gramos PAMP SUISE

Los lingotes de oro se clasifican básicamente en dos tipos: los de fundición (cast) y los de acuñación (minted), dependiendo del método empleado.

El lingote de acuñación se fabrica sobre un cospel cortado de una lámina de oro con las dimensiones requeridas. La marca del ensayador, el peso y la pureza del metal casi siempre se graban en este proceso mediante prensado.

Los lingotes de oro de fundición se fabrican mediante el volcado del oro fundido en un molde, para que posteriormente tengan la forma deseada.
En el caso de los lingotes de fundición a su vez existen tres diferentes tipos de fabricación:
1) Lingotes de oro grandes con pesos aproximados
2) Lingotes de oro de pesos específicos de hasta un kilo
3) Lingotes de oro en láminas para la fabricación de lingotes de acuñación

Lingote de oro 500 gramos PAMP SUISSELingotes de oro grandes de fundición

Los grandes lingotes de oro de fundición como los de 400 onzas con sello ‘Good Delivery’ y los lingotes de oro de 100 onzas de la ‘COMEX División Good Delivery’, generalmente se fabrican con un peso aproximado. El método de fabricación varía del que se utiliza para los lingotes de oro de fundición pequeños con un peso máximo de 1 kg.
El oro se funde de golpe en un crisol de gran tamaño que puede contener desde 450 hasta un máximo de 30.000 onzas. Normalmente para fundir el oro se utilizan hornos de inducción.
Se inclina el crisol, y se vuelca una cantidad relativamente pequeña de entre 450 y 2.000 onzas de oro a otro crisol de transferencia, previamente pre-calentado.
En este lapso de tiempo, se pueden tomar muestras de inmersión (de aproximadamente 1/2 onza de oro) utilizando una cuchara de acero o un tubo de vidrio al vacío, con la intención de verificar la pureza del metal. Los procedimientos de ensayo durante la fabricación varían dependiendo de cada refinador

En el paso siguiente, el oro derretido en el crisol de transferencia, se vierte a través de una llama de gas blando, en un molde pre-calentado del tamaño requerido (400 o 100 onzas), generalmente de hierro fundido.

Durante el proceso de volcado del oro, el molde se coloca sobre una balanza. Cuando se alcanza el peso requerido de oro, cesa el volcado.
En cuestión de segundos cuando ha finalizado el volcado de oro, se inclina el molde para que el lingote caiga en un tanque de agua para su enfriamiento inmediato. También se puede dejar enfriar el lingote poco a poco en el molde.

Posteriormente el lingote se coloca sobre un tablón para proceder con un paño suave a su limpieza y eliminar cualquier mancha, después se pesa.
A continuación se graban los sellos y marcas requeridas como son el número de serie, el nombre del refinador y la pureza analizada del lote de oro del que se hizo el lingote, y en alguna ocasión el peso.

Las marcas pueden ser aplicadas manualmente, normalmente se utiliza una plantilla que indique las zonas de marcado, los lingotes también se pueden colocar en una prensa donde se graban todas o algunas de las marcas de forma simultánea.

Cabe señalar que, en el caso de los lingotes de oro de 400 onzas ‘Good Delivery’ , el peso no suele venir grabado.

Pequeños Lingotes de fundición

Para fabricar pequeños lingotes de oro de fundición de oro refinado con la pureza requerida y pesos específicos inferiores a 1 kilo, generalmente se utiliza granalla y/o pequeñas piezas de oro cortadas en tiras finas.

El oro en una o ambas formas se coloca en la balanza y se procede a pesarlo hasta conseguir la cantidad exacta necesaria. Al colocarlo sobre la balanza, el oro se ha de encontrar dentro de un crisol, en el molde o lingotera, dependiendo del método de fabricación.

Por lo general, la cantidad de oro pesa un poco más que la cantidad necesaria para el lingote de oro. Esto se hace para compensar la pérdida de oro en el proceso de fabricación (por ejemplo, la vaporización, que permanece en el crisol), así como para garantizar que el peso final de lingotes no sea inferior al que específicamente marca el mismo.

Aunque la mayoría de los lingotes de oro pequeños de fundición se fabrican con un peso específico, cabe señalar que en algunos países también se fabrican con pesos aproximados o variables.


Método tradicional para la fundición de lingotes
de oro: Este método sigue siendo utilizado por muchos fabricantes.

El oro se coloca en un crisol adecuado en tamaño al volumen de oro. Posteriormente el crisol se coloca en un horno de inducción a una temperatura controlada de alrededor de 1200 º C. para su fundición. Si la temperatura es demasiado alta, se pueden producir pérdidas de oro, si es demasiado baja, se solidifica la superficie prematuramente y repercute negativamente en la apariencia del lingote de oro.

El tiempo de fusión depende de los hornos utilizados. Un horno de inducción, de frecuencia electro-magnética, funde el oro en pocos minutos. Un horno de resistencia, que irradia el calor de una varilla, funde el oro más lentamente.

En el siguiente paso el oro fundido se vierte rápidamente, sin derramar, en la lingotera apropiada (generalmente de hierro fundido), que ha sido precalentada y revestida con humo de carbono o grafito.

En caso de un excesivo pre-calentamiento, el recubrimiento del molde o lingotera se evapora o se quema, y pueden aparecen a posteriori pequeñas cavidades antiestéticas sobre la superficie de la base del lingote. Mientras tiene lugar el vertido de oro, se dirige una llama de gas suave, de entre 800 a 900 º C al molde, para que la superficie superior del lingote solidifique. Esto garantiza no sólo que la superficie superior será lisa en apariencia, sino que cualquier tipo de contaminante residual se queme durante el proceso de vertido.

Al igual que sucede en el proceso de fabricación de muchos lingotes de oro grandes, el molde se inclina para que el lingote resbale en un tanque de agua para su rápido enfriamiento. Posteriormente se retira el lingote del agua, se coloca sobre una mesa, se limpia y se pesa.

Si el lingote de oro pesa más que el peso requerido, el exceso de oro se elimina a través del esmerilado, si el peso es menor el lingote es rechazado y vuelto a fundir.

Método moderno de fundición de oro: Método que permite fabricar muchos lingotes de pequeño tamaño al mismo tiempo mediante procedimientos automatizados.

El oro en granalla o piezas se coloca en un molde del tamaño requerido. Se agrupan varios moldes y se colocan después en un horno de inducción, y se funden a una temperatura controlada de alrededor de 1200 º C. Cuando el oro se ha fundido, se empujan los moldes poco a poco a través de un túnel de enfriamiento. Al salir del túnel, se retiran los lingotes, se limpian y se procede a pesarlos.

Como ocurre con el método tradicional, cualquier exceso de oro se extrae siempre de una de las esquinas del lingote de oro a través del esmerilado con una maquina lijadora.

Marcas y Sellos
Los lingotes de oro certificados están grabados, con el número de serie, sello del refinador, pureza, peso y año de fabricación.
Una prensa hidráulica aplica normalmente todas o algunas de las marcas al mismo tiempo. Como alternativa, las marcas pueden grabarse de forma manual, martillando cada lingote individualmente.
Si se requiere un número de serie, el número se aplica normalmente mediante la colocación de los lingotes en una máquina que lo sella con un número secuencial.


Ensayo, el análisis que determina la pureza de los metales preciosos
Los procedimientos de certificación del peso y pureza antes y después de la fabricación pueden variar entre las diferentes refinerías y se denominan ensayos. Normalmente el oro, utilizado en forma de granalla y láminas cortadas se ha ensayado antes de la fabricación de los lingotes. Asimismo se verifican lingotes seleccionados al azar.


Lingotes en láminas
Los lingotes laminados, utilizados para la fabricación de lingotes de acuñación, se pueden fabricar de dos maneras, ya sea en moldes de hierro fundido o en un máquina de fundición contínua.

© OroyFinanzas.com

Más sobre

Marion Mueller es la fundadora y co-editora de OroyFinanzas.com desde 2004.