(OroyFinanzas.com) – La palabra inflación proviene del latin inflare. Como inflación entendemos una subida generalizada de los precios durante un largo periodo de tiempo.

La deflación es lo contrario. Durante una inflación el dinero va perdiendo su valor, durante una deflación el dinero aumenta su poder adquisitivo. Por eso es tan importante controlar las fluctuaciones del valor del dinero ya que tanto los contratos, los sueldos y las pensiones están fijadas en cantidades fijas.

Con inflación, ahorrar no tiene sentido y en una deflación los que más se benefician son los que tienen activos líquidos y por eso Ludwig Erhard, el primer ministro de finanzas de la república alemana después de la segunda guerra mundial dijo “El dinero inestable destruye las bases de una sociedad libre“

Alemania paso entre 1914 hasta 1948 por dos periodos inflacionarios y uno deflacionario. La primera hiperinflación casi termina en una guerra civil, la deflación acabo con la democracia y la ultima hiperinflación con la división de Alemania.

El abandono del patrón oro en 1914 permitió al gobierno alemán gastar durante la guerra tres veces su PIB de 1913. La guerra se financio casi exclusivamente a base de créditos. Dos terceras partes por bonos de guerra que eran comprados por las empresas y los ciudadanos y la otra parte fue financiada por el Reichsbank.

La deuda del Reich se multiplico por 30 durante el periodo de guerra. Desde un punto de vista contable, Alemania estaba en bancarrota. En 1919 solamente el pago de la deuda y los intereses había consumido el 126% de los ingresos del Reich.

El nuevo gobierno no tenía salida más allá que continuar imprimiendo más dinero para pagar las deudas. Inicialmente la inflación fue aumentando moderadamente, pero a partir de 1922 empezó a acelerarse. A finales de 1923 un periódico llego a costar miles de millones de marcos.

Los ciudadanos que habían ahorrado dinero en papel o bonos del estado a un tipo de interés fijo, tuvieron que ponerse en las colas de las organizaciones de ayuda.

Los campesinos se negaban a vender alimentos a cambio de marcos y en todo el país surgieron grupos separatistas.

En octubre de 1923 se hizo una reforma monetaria y a partir de agosto de 1924 se introdujo de nuevo el Reichsmark con cobertura de oro y divisas.

Durante la hiperinflación de Weimar los perdedores fueron los poseedores de bonos del estado, así como de cuentas corrientes denominadas en marcos, también lo fueron los acreedores de hipotecas. Los grandes ganadores fueron los deudores y sobre todo el Reich alemán.

Los 11 videos sobre el Origen y la Historia del Dinero se pueden visionar aquí

Video 1_ Geldmuseum, el museo del dinero del Bundesbank

Video 2_ Características y funciones del dinero

Video 3_ Historia del Banco Central Alemán 1875-1945

Video 4_ El dinero de cobre en Suecia del 1600-1700

Video 5_ El origen del dinero papel en China

Video 6_ El Dinero de Sal

Video 7_ Las piedras de Yap

Video 8_ Hiperinflación en Alemania de 1919-1923

Video 9_ Deflación en Alemania 1929-1932

Video 10_ Inflación en Alemania 1936-1948

Video 11_ El juego de la deflación del Geldmuseum

© OroyFinanzas.com

Más sobre

Marion Mueller is the co-editor of OroyFinanzas.com since 2004.