(OroyFinanzas.com) – Muchos son los que se plantean si en un momento como el actual en el que el precio del oro se encuentra al alza si sería mejor invertir en monedas de oro de inversion o en aquellas con valor numismático.

La diferencia entre las monedas de oro de inversión y las monedas de oro numismáticas es que el valor de la moneda de inversión dependerá de la cantidad de oro que contenga la moneda. Este no es el caso de las monedas numismáticas, que se valoran por su valor histórico, su antigüedad o rareza.

Peter Schiff, presidente de Euro Pacific Capital, uno de los grandes gurús de Wall Street, que anticipo la actual crisis en 2006, señala que el dinero inteligente se está empezando a preparar para la crisis que se avecina. Indica que el Banco Central de China, el Banco Central de la India, Goldman Sachs, Barclays Capital, John Paulson, Jim Rogers, y un sinfín de instituciones e inversores se están protegiendo a sí mismos de una crisis monetaria mundial mediante la compra de oro. “Pero no lo están haciendo con la numismática” señala Schiff.

Peter Schiff indica que la razón por la que una moneda con valor numismático se puede vender por el doble, el triple, o incluso mucho más que el valor del metal que contiene, es que el coleccionista valora cualidades como la singularidad, escasez y/o la belleza de la moneda.

“Algunos hacen dinero comerciando con estos artículos, pero por lo general suelen ser comerciantes con experiencia que compran con un gran descuento y venden con un margen bastante grande, ya sea a un coleccionista satisfecho en poseer la moneda, pero que no espera sacar provecho de ella, o a algún cándido inversor que cree que puede ganar dinero vendiéndosela a un coleccionista, o a un incauto mayor”.

“Los vendedores siempre le explicaran que la revalorización de las monedas numismáticas de colección frente a las de inversión es mucho mayor. Por supuesto, el desempeño puede llegar a ser mucho mejor, pero solo en casos excepcionales y siempre en retrospectiva. Por cada moneda numismática que aumenta su valor, diez lo pierden. Únicamente a posteriori se sabe que moneda se debería haber comprado”.

Además, estos datos positivos sobre la evolución de las monedas de oro con valor numismático se suelen medir en épocas de relativa prosperidad, cuando los coleccionistas acuden en masa a comprar. Pero la tendencia se invierte durante una recesión, por no hablar de en una depresión inflacionaria que estamos a punto de experimentar. Cuando los tiempos son difíciles, los coleccionistas de monedas también se quedan en paro, pierden sus ahorros como todos los demás.

Las monedas de oro de inversión son dinero
Por el contrario, las monedas de oro de inversión son más que una inversión, son dinero. Es algo tangible que se puede comerciar a nivel mundial,  y no necesariamente hay que ser coleccionista.

Una de las características que convierte al oro en dinero es su uniformidad, es decir, todas las monedas del mismo peso son exactamente iguales, independientemente del país el que hayan sido acuñadas. Los diamantes por ejemplo no son uniformes, ya que varían en claridad, color, etc, no son dinero. Las monedas numismáticas, que varían en rareza, condición, fecha de emisión, etc, tampoco son dinero.

Malos tiempos para la numismática
Si entramos en una depresión económica, la numismática perderá valor mientras que el precio del oro continuara al alza. El valor de las monedas numismáticas depende de la demanda de los coleccionistas. Los coleccionistas son personas con diversas fuentes de ingresos Cuando la inflación devora los ahorros y la economía se contrae.

Lo más probable es que muchos coleccionistas también estén liquidando sus colecciones a medida que pierden sus empleos y se devalúan sus inversiones. Por supuesto que “el suelo” del valor de las monedas de oro con valor numismático será su contenido de oro, pero el valor del oro generalmente sólo representa una fracción del precio de venta de una moneda numismática.

Si usted paga el doble del valor del precio del oro para comprar una moneda con valor numismático, el oro podría duplicar su valor y usted no ser capaz de vender su moneda para obtener una ganancia. Si usted compra una moneda de oro de inversión, las cosas son mucho más sencillas, solo depende del precio del oro.

Las monedas numismáticas no son una inversión y no protegen el poder adquisitivo
Resumiendo: Utilizar las monedas de oro numismáticas como inversion es un error. El oro es una materia prima. Las monedas de inversion son unidades de peso pre medido de este producto, acuñadas con un diseño como señal de autenticidad.  Pero al igual que comprar un traje de Armani no es una inversión en lana, la numismática, no son una inversión en oro. Schiff señala que los únicos que deberían comprar monedas de oro con valor numismático son aquellos que aprecian las monedas por su valor estético y experimentan el placer de poseerlas, pero no aquellos que esperan preservar su riqueza.

© OroyFinanzas.com

 

Más sobre

Marion Mueller es la fundadora y co-editora de OroyFinanzas.com desde 2004.