(OroyFinanzas.com) – El apetito de los inversores por el riesgo aumentó ayer tras saberse que los líderes de la eurozona han llegado a un acuerdo de rescate para Grecia – un plan que esperan pueda detener la ola de pánico financiero que está afectando a Europa. Mientras tanto, de EEUU llegan rumores de que la Casa Blanca y los republicanos del congreso están más cerca de llegar a un acuerdo presupuestario para aumentar el límite de deuda del gobierno de EEUU.

Euro de oro

Los valores de riesgo como las materias primas y las acciones estuvieron al alza, mientras que el euro subió a más de 1,44$. Después de sus recientes carreras alcistas, los precios del oro y de la plata siguen en fase de consolidación. El precio del oro se resiste a la venta a 1.600$ por onza; al igual que la plata a 40$.

A lo largo del día el Dollar Index (USDX) bajó en 1,04%, y en un momento dado llegó a rebasar los 74 puntos antes de cerrar en 74.02. Esta fragilidad del dólar – un resultado directo del afán de la Federal Reserve por imprimir dinero – ha provocado subidas notables en los precios de los alimentos y de la gasolina, que está exacerbando la carga económica de los hogares estadounidenses.

Como señala este artículo de Bloomberg, cada vez más ciudadanos estadounidenses están recurriendo a las tarjetas de crédito para comprar las necesidades básicas. Según Silvio Tavares, vicepresidente primero de First Data de Atlanta, el mayor procesador de tarjetas de crédito, “los consumidores, especialmente los que tienen unos ingresos bajos, se ven forzados a usar sus tarjetas de crédito para gastos diarios como gasolina y comida. Esto se debe a que no ha habido ningún catalizador positivo, como un aumento de sueldos, para compensar la subida de precios. Es un problema de liquidez.”

Debido a que en los últimos meses el crecimiento de la oferta monetaria en EEUU ha sido constante, es muy probable que a finales de año los consumidores estadounidenses tengan que lidiar con precios incluso más elevados de los productos de primera necesidad. Un IPC de dos dígitos podría llegar a ser una realidad a principios del año que viene – al no ser que algún tipo de patito feo haga descarrilar el boom artificial azuzado por la Fed.

Ayer bajó el rendimiento de los bonos del estado españoles e italianos, tras saberse que los políticos de Bruselas han pactado un nuevo rescate para Grecia en valor de 109.000 millones de euros, con un Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera más fuerte que también ofrecerá apoyo a Irlanda y Portugal y, lo que resulta más polémico, a Italia, España, Bélgica y a otros países que podrían acabar a merced de los vigilantes de bonos.

A los contribuyentes alemanes todo esto les podría salir muy caro. Hay predicciones de que esta garantía de estabilización con cheque en blanco a Alemania le podría llegar a costar hasta un 56% de su PIB. Pero es difícil imaginar que los políticos alemanes puedan estar de acuerdo con medidas tan drásticas. Esto significa que si una de las economías importantes como Italia, España o incluso Francia tuviera problemas económicos serios, nuevamente tendríamos que encarar una situación en la que el Banco Central Europeo recurriera a la impresión de dinero con tal de preservar la eurozona y los poderes de la Unión Europea.

GoldMoney News Desk

Fuente: Análisis GoldMoney Research:  Suben las acciones y las materias primas tras el acuerdo sobre la deuda europea

© OroyFinanzas.com

Más sobre

Marion Mueller is the co-editor of OroyFinanzas.com since 2004.