(OroyFinanzas.com) – Ayer el precio del oro se disparó tras la fuerte subida del coste de financiación de la deuda italiana y española, que azuza el miedo a que la crisis de la deuda soberana europea se esté descontrolando.

Aunque las agencias de calificación de riesgo Moody’s y Fitch han confirmado que de momento los EEUU mantendrán su puntuación triple-A, Moody’s ha calificado sus perspectivas como“negativas”, lo que significa que una bajada es posible. Fitch afirmó que podría calificar de negativa su perspectiva sobre los EEUU una vez haya realizado una revisión completa a finales de este mes.

Así sólo falta Standard & Poor’s, que ha sido más duros que sus rivales a la hora de calificar la situación de la deuda de EEUU. S&P advirtió que bajaría la puntuación crediticia de EEUU si no se llega a recortar el déficit en más de 4 billones de dólares a lo largo de la próxima década. “Si mantienen su palabra, tendrían que bajar la puntuación (de Estados Unidos). Pero sospecho que están bajo una enorme presión de no hacerlo”, afirmó Mohamed El-Erian, co-director ejecutivo de PIMCO.

Por añadidura, ayer se publicaron datos que muestran que el gasto del consumidor de EEUU ha bajado por primera vez en casi dos años. En combinación con el aumento del coste de financiación de la deuda italiana, así como de la española – ambas, sin duda alguna, demasiado difíciles de paliar – no es de extrañar que la BBC cite a Justin Gallagher de RBS diciendo que “es un panorama lúgubre”.

Esta mañana el precio del oro rozó los 1.670$ por onza, mientras que la plata vuelve a cotizar más de 41$ por primera vez desde principios de mayo. Sin embargo, los precios del platino y del paladio siguen quedándose atrás, debido al creciente pesimismo entre los operadores y la industria.

En EEEU, ayer el S&P 500 descendió a “números rojos” por primera vez en este año, mientras que hoy los mercados bursátiles de todo el mundo cayeron al ver que los líderes de la UE luchan contra la crisis de la deuda soberana europea. El rendimiento de los bonos a diez años españoles e italianos ahora se encuentra por encima de 6%; un coste de financiación que los economistas consideran insostenible.

Al contrario que Alemania (donde la M3 está creciendo un 8%), la oferta monetaria italiana se está colapsando. Si esto continúa así, o Italia se verá forzada a la suspensión de pagos, o el Banco Central Europeo se verá forzado a recurrir a una impresión de dinero masiva en un esfuerzo de aliviar la presión que sufren Italia y España. Ambos caminos están sembrados de peligros.

Fuente: GoldMoney News Desk

© OroyFinanzas.com

Más sobre

Marion Mueller is the co-editor of OroyFinanzas.com since 2004.