Oro Madrid, 15 Diciembre 2011 (Análisis GoldMoney) – “Estarías loco si creyeses que aceptará una situación como la de 1932”. Así dijo el reconocido inversor en oro Jim Sinclair en su última entrevista con King World News, comentando sobre la respuesta de la canciller alemana Angela Merkel a la crisis de la deuda soberana europea. Asimismo, Jim habla sobre la actual situación política de EEUU y afirma que la mejor manera de conseguir que Obama pierda las elecciones el año que viene es hacer que la Fed rehuya la política monetaria inflacionaria. Tal es el peligro que actualmente amenaza las finanzas en Occidente.

La reciente entrevista de James Turk con Jim Sinclair se puede ver en este enlace.

Los temores por la salud del sistema bancario europeo – y, por extension, del sistema bancario internacional – están contribuyendo a aumentar la demanda de dólares estadounidenses. La actual tasa de préstamo de oro – la tasa que se cobra por prestar oro a cambio de dólares – es la más baja desde enero de 1998.

Asimismo, los fondos de cobertura y bancos están cuadrando sus cuentas en vistas al fin de año – es decir, están recogiendo los beneficios vendiendo las posiciones en positivo y reduciendo su apalancamiento para poder presentar números favorables a sus clientes. Esto ha hecho aumentar la presión a la baja sobre los futuros del oro, acentuada por la reducción de volumen a medida que nos acercamos a las Navidades y por el éxodo de los pequeños especuladores provocado por el fracaso de MF Global.

Frank Giustra, fundador de Silver Wheaton recientemente resumió muy bien la situación a largo plazo:

“El problema principal es que el dinero que se requiere para rescatar Europa y para financiar la vertiginosa deuda de EEUU y sus futuras obligaciones sin fondos asciende a varias decenas de billones. NO EXISTE. Hay que crearlo imprimiendo dinero en cantidades desmesuradas, y a pesar de toda la retórica utilizada para expresar lo contrario, al final este es el camino más fácil. La creación de dinero afecta los ahorros de manera invisible y es mucho más fácil de promover que, por ejemplo, una subida de impuestos o un recorte en los servicios y derechos.”

Mientras tanto, los problemas se siguen acumulando en China. Ahora el partido comunista se enfrenta a la insurrección abierta de los habitantes enojados de la ciudad meridional de Wakun. En el Daily Telegraph Ambrose Evans-Pitchard advierte que el país podría enfrentarse a una resaca de proporciones épicas después de llevar una década emborrachándose con dinero fácil. Desde mayo el índice bursátil de Shanghai ha caído un 30%, y actualmente se encuentra a un 60% de su máximo de 2008.

En palabras de Albert Edwards de SocGen: “Los inversores están subestimando mucho los riesgos de un aterrizaje forzoso en China, y de hecho, en otros países BRICS (Brasil, Rusia, India, China)… En mi opinión, un concepto de Inversión tremendamente estúpido.

GoldMoney News Desk

La tendencia alcista del precio del oro sigue intacta (Análisis GoldMoney)

Más sobre

Marion Mueller es la fundadora y co-editora de OroyFinanzas.com desde 2004.