(OroyFinanzas.com) – El precio del oro ha tenido una buena entrada de año tras subir un 3,2% a lo largo de la semana pasada. La plata ha empezado el año algo más reticente. Cuanto antes el metal blanco recupere la marca psicológicamente importante de los 30$, mejor para los alcistas.

Lingotes de oro

Mientras que la plata sigue sufriendo bajo la inseguridad reinante en el mercado y por la aversión al riesgo de los fondos de cobertura, el oro está recibiendo un impulso por esta huida del riesgo. Esta huida se debe en parte a las crecientes tensiones en Oriente Medio; concretamente a la creciente amenaza de una guerra entre los EEUU e Irán. Los iraníes han estado amenazando con cerrar el estrecho de Ormuz – por el que circula un 20% del comercio mundial de crudo – en respuesta a las sanciones que la Unión Europea y los EEUU han impuesto sobre las exportaciones de crudo iraníes.

Ayer Leon Panetta, Secretario de Defensa de EEUU, insistió en que el gobierno de EEUU interpretará cualquier paso de Irán dirigido a restringir el tráfico de crudo a través del estrecho como una transgresión de la “línea roja” que tendrá una respuesta militar. En las próximas semanas, tanto Irán como los EEUU e Israel están planeando realizar maniobras militares en el Golfo Pérsico. Asimismo, Irán realizará maniobras en su frontera con Afganistán. Resulta irónico que el pasado viernes la tripulación del portaaviones estadounidense John C Stennis rescatara un grupo de pescadores iraníes de los piratas somalíes. El crudo Brent aún está cotizando más de 112$ por barril, mientras que el crudo WTI (el índice de referencia norteamericano) se sitúa por encima de los 101$.

Asimismo, durante la celebración de la cumbre de la Shanghai Cooperation Organisation – una organización que seguramente dará mucho que hablar en los próximos años - Irán y Rusia anunciaron su intención de reemplazar el dólar por sus propias divisas en el comercio entre ambas naciones, siguiendo así los pasos de China y Japón, que tomaron una decisión similar a finales de diciembre. El gobierno de Irán sigue siendo un importante comprador de oro, al igual que el gobierno ruso.

Todo esto vuelve a subrayar el hecho de que el dólar tiene sus días contados como divisa de reserva mundial. Otro síntoma de este declive es que los extranjeros son cada vez más reacios a invertir en Treasuries. Aunque sea demasiado pronto como para hacer declaraciones atrevidas sobre lo que todo esto significa, a lo largo de las próximas semanas estos datos desde luego merecerán una mayor atención.

El precio del oro se beneficia de las tensiones en Oriente Medio

Fuente: Análisis GoldMoney

© OroyFinanzas.com

Más sobre

Marion Mueller es la fundadora y co-editora de OroyFinanzas.com desde 2004.