Base Monetaria de EEUUMadrid, 27 Febrero 2012 (Análisis GoldMoney) – Después de las subidas impresionantes de la semana pasada, en la sesión de esta mañana los metales preciosos sufrieron una corrección. Aún así, el oro se mantiene por encima del soporte de 1.750$, mientras que la plata no ha caído por debajo de la marca importante de 35$. Ayer el G20 advirtió que no estaba dispuesto a contribuir con más dinero en efectivo a través del FMI hasta que los gobiernos de la eurozona no aumentaran sus contribuciones al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Según informa el Telegraph, los mercados tenían la esperanza de que el G20 se pondría de acuerdo para ofrecer una ayuda adicional. Teniendo en cuenta, además, las señales de discrepancia entre los Alemanes y EEUU – que nuevamente están exigiendo a Alemania y a otros que repartan más dinero de rescate – no es de sorprender que esta mañana los mercados hayan registrado una ligera aversión al riesgo. Las acciones ordinarias estuvieron luchando, los precios del crudo cayeron y el dólar subió en relación al euro.

Hoy el Bundestag alemán votará sobre el nuevo rescate para Grecia en valor de 130.000 millones de euros, pactado la semana pasada. Como no, todo indica a que será ratificado, aunque el ministro del interior Hans-Peter Friedrich ha removido algo el asunto al sugerir que Grecia debería recibir una oferta para dejar la eurozona que le resultara “imposible de rechazar”. Según comentó este fin de semana en una entrevista con Der Spiegel “fuera de la Comunidad Europea, sin duda alguna Grecia tendría más posibilidades de regenerarse y de recuperar su competitividad que quedándose en la eurozona”.

Dos tercios de los alemanes se oponen a que Atenas reciba más dinero en rescates, y con la perspectiva de que el próximo septiembre se celebran las elecciones generales, el gobierno de coalición liderado por Merkel se encuentra en una postura difícil en lo que respecta a “ser buenos europeos” y a rescatar a Grecia. Asimismo, la campaña presidencial de EEUU está empezando a calentar motores, y la administración de Obama no se puede permitir dar la imagen de estar malgastando indiscriminadamente el dinero de los contribuyentes en el FMI y en rescates para Europa. Si consideramos que este año Francia también tendrá su campaña electoral, así como la probabilidad de unas elecciones en Grecia (supuestamente a finales de abril), es muy probable que se den muchas más disputas, poses y políticas arriesgadas antes de que se anuncie cualquier acuerdo conclusivo del FMI.

Entre bambalinas, sin embargo, los bancos centrales siguen generando cantidades inmensas de dinero. Según señala John Williams de ShadowStats en un artículo publicado este sábado en el King World News Blog, durante las dos semanas previas al 22 de febrero la base monetaria de EEUU alcanzó un nuevo récord, y actualmente suma casi 2,8 billones de dólares.

El aumento de la base monetaria se produce porque la Reserva Federal está comprando activos de los bancos con dinero nuevo que ha sido generado electrónicamente. En este intercambio, la Fed recibe un activo – normalmente un bono del estado – y el banco recibe nuevas reservas bancarias. Esto resulta en un aumento de la “base monetaria”, que consiste en el dinero físico en manos de los ciudadanos y de la reserva en metálico que los bancos depositan en la Fed. Dependiendo de los requerimientos de reserva bancaria, el sistema de reserva fraccional tiene el potencial de multiplicar cada dólar de la base monetaria por diez. Eso significa que los 2 billones de dólares en base monetaria creados desde la crisis del 2008 se convierten en 20 billones de dólares, que pueden ser usados para conceder préstamos, y que circulan por el sistema bancario inflando las burbujas de activos y espoleando los precios al consumidor.

Por lo tanto, no deberían sorprendernos las proyecciones optimistas del precio del oro que aparecen en el gráfico “GoldeWave”, cortesía de Nick Laird de ShareLynx.

GoldMoney News Desk

Más sobre

Marion Mueller es la fundadora y co-editora de OroyFinanzas.com desde 2004.