(OroyFinanzas.com) – Esta semana hemos visto un ataque coordinado contra el oro por parte de Warren Buffet y su socio Charlie Munger. Como ya viene siendo habitual, el afamado inversor considera irracional el esfuerzo dedicado a extraer metales preciosos de las profundidades de la tierra para luego almacenarlos de nuevo en cámaras de seguridad. También hace todo tipo de comparaciones entre inversiones, en las que la falta de rendimientos del oro parece dejarlo en mal lugar.

Buffett vs Gold

Me gustaría pensar que el Sr. Buffet sencillamente no entiende que comparar el oro con una inversión en acciones de Coca Cola o de American Express es absurdo. Si consideramos el oro como otra materia prima, como lo hacen la mayoría de los bancos en la actualidad, nunca intentaríamos valorarlo según sus rendimientos. Tampoco lo hizo Warren Buffet hace unos años cuando llego a ser dueño de casi un tercio de las reservas de plata del mundo en 2006. Pero si entendemos el oro como lo que realmente es, dinero, veremos que el valor que aporta tener reservas de oro es el mismo que aporta tener reservas de liquidez. Ciertamente si tienes liquidez en caja no estarás obteniendo dividendos o intereses, pero por otro lado obtienes la flexibilidad de poder disponer de esos fondos de forma inmediata y la seguridad de saber que no va a quebrar tu deudor o reducir el dividendo la empresa en la que has invertido. Esto también lo entiende bien Warren, cuya empresa Berkshire Hathaway tiene ahora casi $50 mil millones de liquidez.

Tener reservas de oro es como tener una reserva de liquidez en divisa extranjera. Tener Dólares americanos o Euros en Zimbabwe en 2007 no era una inversión, ni pagaba dividendos, pero era muy buena idea. Tener oro cuando Nixon decidió acabar con lo poco que quedaba del patrón oro en USA, quizás no fuese una inversión, pero quien comprase una onza entonces a 35$ y la siga teniendo ahora, no se ha arrepentido: su valor en US$ se ha multiplicado por 45.

Por desgracia Warren Buffet sabe todo esto, creció aprendiéndolo ya que su padre, el congresista Howard Buffet, fue uno de los mayores defensores del patrón oro en los EEUU. En palabras de Buffet Sr:

“El dueño de dinero convertible en oro es económicamente independiente. Puede moverse con libertad dentro y fuera del país, ya que su dinero es aceptado en todas partes…. En cambio el súbdito de Hitler o Stalin es un siervo por el mero hecho de que su dinero puede ser reclamado y depreciado por el mero deseo de sus gobernantes”

Howard Buffet: “La Libertad Humana y el Dinero convertible en Oro”

Por si fuera poco Buffett es desde hace no mucho dueño de Cookson Precious Metals (dueña de SEMPSA), por lo que puede ser un claro caso de “haz lo que digo, no lo que hago”.

Quizás la verdadera explicación de la antipatía de muchos personajes públicos, como Buffet, Roubini o Krugman, se esconda en las palabras de Alan Greenspan en su ensayo El Oro y la Libertad económica:

“El gasto público financiado mediante déficits y deuda crónica es una forma de confiscar la riqueza. El oro se interpone ante este insidioso proceso. Se erige en defensor de los Derechos de Propiedad. Al entender esto, no resulta difícil comprender la animadversión que los estatistas le tienen al oro”.

F. Moreno

© OroyFinanzas.com

Más sobre

Félix es trader y analista de acciones, divisas y materias primas.