(OroyFinanzas.com) – La Organización de Usuarios y Consumidores (OCU) ha llevado a cabo un experimento de venta de piezas de joyería de oro, y aconseja a los consumidores fijarse en su peso y en su pureza para conocer su verdadero valor “y no malvenderlo”. El organismo aconseja a los interesados que al vender piezas de oro visiten al menos tres comercios “porque el precio ofrecido puede variar hasta un 400%”.

La organización acudió con varias piezas de oro a establecimientos de compraventa de oro, joyerías y comercios de segunda mano en 15 ciudades españolas y constató una diferencia de entre 50 y 210 euros por la misma cantidad de oro.

“No hay nada ilegal en estas diferencias de precio, ya que la compra de oro es un mercado libre en el que cada comercio puede ofrecer el importe que quiera”, asegura la OCU, aunque advierte de que lo que no es legal es que no se muestre a los clientes lo que pesa en la báscula y que, cuando los comercios lo hagan, el resultado no coincida con el real. La OCU afirma que en el 97% de los casos pesaron de menos.

Por otra parte, la OCU considera que las joyerías ofrecen mejores precios. Según su experiencia, las tiendas especializadas en compraventa de oro son las que ofrecen los precios medios más bajos. “Además, este tipo de establecimientos también no ofrece información, al contrario que las joyerías, que suelen ser más transparentes”, señala.

Antes de intentar vender, la OCU aconseja pesar la pieza de oro en una balanza electrónica de cocina y comprobar su pureza del oro que en la mayoría de los casos es de 18 quilates, pero para asegurarse hay que buscar en el interior de la joya una marca con la pureza del metal.

La OCU recomienda empeñar y no vender oro en caso de necesidad

La organización aconseja a los usuarios empeñar las joyas cuando la necesidad de dinero sea “puntual”, ya que, aunque se obtiene menos cantidad, “se puede recuperar la pieza pasado un tiempo pagando unos intereses”.

Para ello, la OCU considera que la mejor opción son los Montes de Piedad de las cajas de ahorros, “pues el plazo de devolución es amplio, los intereses limitados y, si no se puede devolver el préstamo, pagan la diferencia cuando vendan la pieza”. En este sentido, recomienda evitar el empeño en las tiendas de compraventa, “porque los préstamos suelen limitarse al plazo de un mes y los intereses pueden ser exhorbitantes”

Fuente Imagen: Sellgoldplacerville

Fuente: Europa Press

© OroyFinanzas.com

Más sobre

Marion Mueller is the co-editor of OroyFinanzas.com since 2004.