(OroyFinanzas.com) – La Deuda Pública se considerada el conjunto de deudas que mantiene un Estado frente a particulares u otro país. Mediante las emisiones de títulos de valores de Deuda Pública se financian los estados y los poderes públicos. La inversión en deuda pública era considerada hasta la fecha una de las inversiones más seguras que ofrecía el mercado.

S&P España

El sector público para financiar actividades, suele utilizar esencialmente tres mecanismos que son los impuestos, la creación de dinero mediante un proceso de expansión monetaria o la emisión de Deuda Pública.

En España existen tres tipos de deuda pública: las letras del tesoro, los bonos del estado y las obligaciones del estado. Para el inversor particular la diferencia entre estos activos radica en las cantidades y plazos a los que se invierte. Estas inversiones se realizan mediante anotaciones en cuenta, en las cuales quedan registrados nuestros derechos.

Las Letras del Tesoro
Las Letras del Tesoro se crearon en 1987 cuando se puso en marcha el Mercado de Deuda Pública en Anotaciones y son activos emitidos por el Tesoro público siendo su vencimiento inferior a 18 meses. Son emitidas a seis y doce meses, y son consideradas un activo adecuado para inversiones a corto y medio plazo.

Las Letras del Tesoro se emiten mensualmente y se pueden adquirir en mercados primarios y en mercados secundarios. A través de las entidades financieras se pueden comprar en el mercado primario.

Los Bonos del Estado
Los Bonos del Estado se emiten a tres y cinco años y son una forma de inversión a medio y largo plazo. La forma de pago de intereses es explícita, por lo que se emiten especificando la rentabilidad que devengarán. Se suelen emitir mensualmente y también se pueden adquirir en los mercados secundarios. La inversión mínima es de mil euros y múltiplos. La remuneración de este tipo de deudas se otorga mediante el pago de “cupones”, cuyos intereses se generan de forma anual.

Las Obligaciones del Estado
Las Obligaciones del Estado tienen muchas similitudes con los bonos del estado, pero se emiten a 10, 15 y 30 años, por lo que se trata de inversiones a muy largo plazo.

Emisiones en Moneda Extranjera

Por último están las Emisiones en Moneda Extranjera, que están destinadas a inversores institucionales. Este tipo de deuda se emite principalmente en yenes japoneses, de dólares y en menor medida libras esterlinas y francos suizos. Para el pequeño y mediano inversor este tipo de deuda es difícil de conseguir y se corre el riesgo del tipo de cambio, por lo que no resulta recomendable.

Según datos del Banco de España la deuda pública española aumentó hasta el 86,9% del PIB hasta febrero y en los dos primeros meses del año se incrementó en 29.491 millones de euros, hasta alcanzar un volumen total de 913.602 millones. Esta es la cifra más alta de toda la serie histórica, que arranca en 1990.

Fuente: Wikipediaactibva.com, BdE

© OroyFinanzas.com

 

Más sobre

Marion Mueller es la fundadora y co-editora de OroyFinanzas.com desde 2004.