(OroyFinanzas.com) – Los Bancos Centrales de los países emergentes parecen haber encontrado en el oro un elemento más para reforzar su poder en pleno proceso de globalización. En este proceso hay dos agentes clave que encabezan la acumulación de reservas de oro: Rusia y China. Gracias a la información que maneja un directivo de una gran multinacional de compra y venta de oro, el Banco Popular de China ha comprado 300 toneladas de oro en la primera mitad de 2013 por canales extraoficiales. Es decir, la operación no ha sido comunicada al Consejo Mundial del Oro (World Gold Council-WGC) y, por tanto, las reservas oficiales están en este momento infraestimadas.

La opacidad de las autoridades chinas no puede extrañar a estas alturas de partido. Por ello, los datos reales de la economía china surgen de análisis comparativos donde pueden observarse las manipulaciones de las estadísticas oficiales. Una de las más importantes fuentes de datos es el flujo comercial de oro entre China y Hong Kong.

En este caso, el dato surge de la discrepancia existente entre la cifra de oferta de oro interno, cuyos componentes son el oro producido en el mercado interno junto a las importaciones provenientes de Hong Kong; y la demanda de oro para inversión y joyería. La diferencia entre oferta y demanda es positiva y, presumiblemente, sería el importe de la compra de reservas por parte del Banco Central.

La cifra agregada aproximada es de 1.000 toneladas, de las cuales 700 corresponden a importaciones procedentes de Hong Kong. Dada la demanda de inversión (300 toneladas), joyería y orfebrería (400 toneladas) y otras partidas, la diferencia remanente es de 300 toneladas en este primer semestre de 2013.

Estas compras no serán las únicas en este año 2013. Según el analista de Bloomberg Andrew Cosgrove, el crecimiento total de las reservas de oro del Banco Central chino podría llegar a 620 toneladas.

La última vez que China anunció que compraba oro fue en 2009. Desde entonces, el apagón informativo ha sido absoluto, conociendo las compras de los últimos años por vías de información como el Consejo Mundial del Oro (World Gold Council-WGC) y otras instituciones. En seis años, de 2003 a 2009, el Banco Central de China dobló sus inventarios de oro, pasando de 600 toneladas a 1.054 toneladas.

Gráfico: Estimación del volumen de reservas oficiales de China desde 2009 hasta 2020

Estimacion_crecimiento_reservas_oro_China

Fuente: The Real Asset Company

Si el Banco Central sigue esta política de desinformación informada, el año que viene podría anunciar el volumen de sus reservas. James Rickards, famoso escritor del imprescindible Guerras de divisas (Currency Wars), cree que en abril del año que viene el Banco Central sorprenderá al mundo anunciando que posee 5.000 toneladas de oro, convirtiéndose en la segunda mayor reserva oficial del mundo por detrás de Estados Unidos.

En suma, el poder de China crece a ritmos exponenciales. La acumulación de oro parece estar más orientada como elemento de poder más que para establecer un nuevo sistema monetario de anclaje de la moneda al oro. Como en todo lo relacionado con China y al igual que en la investigación de un crimen, todas las líneas de investigación están abiertas y nada es descartable.

Fuente: Mining

© OroyFinanzas.com

Más sobre

Co-editor de OroyFinanzas.com, Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense y Máster en Econometría por la Universidad de Essex.