- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Iran, un nuevo enemigo en Oriente Medio

(OroyFinanzas.com) – Esta semana, los habitantes de Nueva York que paseaban por la céntrica plaza de Times Square miraban asombrados un gigantesco panel que, a modo de contador, publicaba los datos actualizados al segundo de cada uno de los dólares que está costando a Norteamérica la guerra en Irak.

El impacto que ha tenido esta acción publicitaria ha dado la vuelta al mundo a través de los medios de comunicación internacionales. Ya que en plena campaña electoral americana y, estando EE.UU. inmerso en la guerra de Irak, cualquier acción de este tipo puede ser determinante para ambos candidatos y para la evolución de la economía norteamericana.

Pero, no hace falta viajar a la ciudad de los rascacielos para acceder a estos datos ya que, cualquier navegante de internet los puede consultar en

http://www.costofwar.com/

La ventaja de tener acceso a la red es que, navegando por internet, no sólo se puede acceder a este contador sino a otro muy interesante que muestra, al momento, los datos del déficit de la economía norteamericana.

El hecho de publicitar el coste de la guerra de Irak en el lugar habitual reservado para grandes marcas comerciales como Coca Cola, Nike…, es tan solo una muestra del bombardeo informativo al que está sometido el ciudadano medio americano con respecto a la guerra y el impacto que la misma puede tener en los resultados electorales.

De hecho, los ciudadanos americanos empiezan a no tomarse en serio la elevada amenaza de alarma sobre un potencial ataque terrorista de la magnitud del 11S que están difundiendo los medios que apoyan la candidatura republicana debido a que los medios de comunicación afines al partido demócrata han demostrado que los informes que aportaban los actuales dirigentes de la Casa Blanca son anteriores incluso a los ataques terroristas del 11S.

Pero, sobre lo que no hay ninguna duda, contadores aparte, es que en octubre se especula con la posibilidad que habrá una sorpresa… de un lado o de otro…

EE.UU. se encuentra en una situación muy comprometida con respecto no sólo a Irak sino a Oriente Medio. Siendo esta una zona de alto riesgo donde hay mas de un país que dispone de armas nucleares y están dispuestos a utilizarlas. ¿Quienes serían estos países?: Irán e Israel. Dos gobiernos cada vez más enfrentados.

Hace pocas semanas atrás el gobierno de Israel estuvo distribuyendo kits antiradiación a las personas de las áreas del reactor nuclear de Dimona en el desierto del Neguev, llamado por Israel,”Centro de Investigación Nuclear” en el sur del país. El mensaje indirecto de esta acción es claro: hay que prepararse para un ataque iraní.

La pasada semana el general de la Guardia Revolucionaria, cuerpo de elite iraní, Mohamed Baqir Zolqard, advirtió que Teherán respondería si Israel lanza uno de sus misiles contra la central nuclear de Bushehr.Que entrará en funcionamiento en el 2006. Las palabras de este mando militar se producían pocos días después de que la República Islámica de Irán probase con éxito una nueva versión del misil convencional «Shahab–3», que puede alcanzar todo el territorio israelí, incluidas las instalaciones atómicas de Dimona , según anunció el comandante jefe de los Pasdaranes, Yad Allah Javani.

Por su parte, el ejército hebreo probó con éxito el pasado julio una nueva versión de las baterías antimisiles «Arrow–II», concebidas para evitar ataques externos, especialmente de Irán.

Tanto Israel como EE UU acusan a Irán de usar la central de Bushehr para desarrollar su programa secreto de armamento nuclear y presionan a la comunidad internacional para que Teherán acepte inspecciones. El régimen iraní no oculta que avanza en su programa nuclear, pero insiste en que es para usos pacíficos, como generar energía eléctrica, y que es la única razón por la que ha reiniciado el ensamblaje de centrifugadoras para enriquecer uranio.

Las relaciones entre Irán y los EE.UU. se deterioran por momentos. Asesores de la Casa Blanca ya se han pronunciado al respecto, expresando que “quizás un ataque a Irán sería lo mas adecuado en estos momentos de estancamiento y dificultad en el proceso de la invasión Iraqi”.
De esta manera, el gobierno de EE.UU. podría descargar las culpas de la actual situacion de sus fuerzas militares en Irak ,al apoyo que obtiene la resistencia chii desde Irán para luchar contra las fuerzas de ocupación y del nuevo gobierno que quiere instaurar EE.UU. en el país.

El padrino de los neoconservadores americanos, Norman Podhoretz dijo en una entrevista realizada la semana pasada:”No propongo el apoyo para una invasión de Irán en estos momentos, pero…”

Por otro lado, Israel tiene muchos intereses en eliminar una potencia nuclear enemiga, como puede ser Irán, para seguir manteniendo la supremacía militar en la región.

La invasión de los EE.UU. a Irak no ha resultado ser tan importante como se decia para lograr la paz entre Israel y Palestina….más bien la situación en la región parece mas confusa que antes. En el nuevo Irak fácilmente podrían los radicales chiies tomar el poder y hacer una alianza con Irán o eso es lo que temen desde el gobierno de Sharon.

“En caso de que Israel dispare un solo misil contra la central nuclear de Bushehr, ya puede olvidarse para siempre de la central nuclear de Dimona, donde produce y guarda sus armas atómicas, y será
Israel el responsable de las consecuencias terribles de tales actos”, advirtió el general Mohamed Baqer Zolqadr, uno de los jefes de los Guardianes de la Revolución, el 18 de agosto pasado.

Estas declaraciones se añaden a las amenazas que ambos países se intercambian últimamente. Dada las persistentes dudas sobre la naturaleza puramente civil del programa nuclear iraní y la determinación mostrada por Teherán por llevar adelante este programa, aumentan las
conjeturas sobre un posible ataque preventivo similar al efectuado, el 7 de junio de 1981, por los cazabombarderos israelíes contra las
instalaciones nucleares iraquíes de Osirak.

Irán ha elevado el tono de su enfrentamiento verbal con Israel y Estados Unidos. «No nos quedaremos sentados con los brazos cruzados a ver qué hacen los otros. Muchos generales creen que las acciones preventivas de las que habla Estados Unidos no son patrimonio de los norteamericanos”, aseguró el ministro iraní de Defensa, Ali Shamjani, en declaraciones a la cadena de televisión por satélite qatarí Al Yazira. Estas afirmaciones se producen en un momento de máxima tensión en todo el mundo árabe.

Analistas y diplomáticos árabes interpretaban las palabras del ministro iraní como un aviso a EE UU y, sobre todo, a Israel cuyo primer ministro, Ariel Sharon, con el visto bueno de Washington, trataría de aprovechar que la atención pública mundial está centrada en Nayaf, para llevar a cabo una acción militar relámpago contra el programa nuclear secreto de Teherán.

Shamjani, uno de los ministros más veteranos del régimen iraní, y miembro destacado del ala más dura del régimen islamista de Teherán, señaló con beligerancia que “en el caso de que el Gran Satán [EE UU] decida emprender una operación militar contra nosotros, pondremos fin a nuestras obligaciones nucleares» con la OIEA”. Y precisó que “la gran presencia militar norteamericana en la región (Iraq) no es un signo de fortaleza» y les hace rehenes de su propio despliegue”.

Desde EE.UU., el Gobierno Bush desmintió que tenga intención de atacar a Irán y aseguró que quiere resolver por la vía diplomática las sospechas que tiene sobre el programa nuclear de Teherán.Pero no olvidemos que el gobierno de Teheran forma parte del “eje del mal” junto a Corea del Norte, segun Washington.
Un portavoz del Departamento de Estado USA, Adam Ereli, señaló que “el programa nuclear iraní es causa de seria preocupación para la comunidad internacional”. Aunque añadió “sin embargo, estamos comprometidos con proseguir las discusiones por medios diplomáticos”.

Lo que es cierto es que en Oriente Medio las armas están cargadas.
Sólo cabe preguntarse quien las disparará primero.¿Sucederá antes de las elecciones americanas, convocadas para el próximo mes de octubre?Muchas cosas pueden pasar.¿Habrá que colgar un nuevo contador en Times Square con los costes económicos de una nueva guerra?

© OroyFinanzas.com

[1]