- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Snow a favor de un dólar fuerte

(OroyFinanzas.com) – El Mercado Internacional de divisas ha retomado un protagonismo que continuará hasta el cierre de año. La debilidad del dólar ha disparado las plusvalías generadas en las cuentas especulativas en FOREX: la moneda norteamericana se ha derrumbado frente a la divisa nipona por debajo de los 104 yenes, mientras el euro, cumpliendo fielmente los pronósticos (ver FLASHES anteriores), ha batido esta mañana un nuevo récord en los 1.3070 dólares, localizándose el siguiente «target» del Mercado en el atractivo objetivo de los 1.3210 dólares por euro.

El secretario de Estado del Tesoro, John Snow, ha vuelto a insistir en su mensaje de días pasados favorable a un dólar fuerte, pero reacio a tomar cualquier tipo de medida para detener sus retrocesos. Personalmente, dudo que aún quede alguien en el FOREX que aún se crea las palabras de Snow.

Insito y reitero en lo que llevo diciendo semana tras semana desde esta tribuna informativa: la debilidad del billete verde es un factor que favorece a la Administración Bush con vistas a recortar los elevados déficits, comercial y presupuestario, que arrastra la economía norteamericana. Estados Unidos se encuentra muy cómodo con esta situación y no emprenderá acciones para cambiar la tendencia del FOREX, a pesar del « show de Snow ».

Lo divertido de esta situación es que el FOREX ha tirado por tierra los esfuerzos de las autoridades estadounidenses y europeas por evitar que el euro siga revalorizándose. Diga lo que diga Snow al otro lado del Atlántico en defensa de un dólar fuerte, y digan lo que digan desde el Viejo Continente sobre el peligro de la fortaleza del euro, los que tienen la última palabra son los participantes en los mercados cambiarios, que siguen a lo suyo: acumular más y más ganancias y cerrar el año por todo lo alto.

Y hasta el momento lo están consiguiendo, ya que la cotización del billete verde se ha hundido hasta niveles mínimos de 9 años frente a toda una cesta de divisas, a mínimos de 8 años frente al franco suizo y a mínimos de todos los tiempos frente al euro. Y esto es sólo el principio, ya que, como bien dice Pablo Peyrolón en su columna titulada “El dólar cae sin paracaídas: ¿dónde está el límite?”, la moneda estadounidense tiene aún espacio para depreciarse un 30% adicional. Así que la fiesta no ha hecho más que comenzar.

Por supuesto, la venta anticipada de dólares también tiene que ver con la próxima reunión del Grupo de los 20 que se llevará a cabo este fin de semana, en donde se presionará a la moneda china, el yuan, para que fluctúe flexiblemente contra al dólar. Y, claro, si se deja que el yuan se aprecie libremente, el dólar se debilitará aún más. Justamente, en estos momentos me llegan comentarios de fuentes interbancarias de que tanto Europa como Asia apoyarán la debilidad del dólar.

Ayer, Bush se reunió con varios bancos norteamericanos de primera línea para intentar convencerles de que hará todo lo posible para reducir el abultado déficit presupestario. Esto debería ser positivo para el dólar, aunque la verdad es que poco le importa a los inversores los factores positivos para el billete verde. Sobre todo teniendo en cuenta que, desde otras latitudes, el Banco Central de Rusia tiene intención, según una agencia de prensa, de terminar con la paridad fija del rublo con el dólar, habiendo anunciado que podría empezar a cobrar el petróleo en euros, lo cuál será desastroso para la cotización de la moneda estadounidense.

En medio de este escenario, no es de extrañar que el euro, incansable, siga siendo la divisa favorita de los inversores y que el cruce EUR/USD continúe desarrollando su pauta técnica alcista que le llevará, previsiblemente, hacia los objetivos de los 1.3210 dólares (primero) y los 1.3525 dólares (después).

Sin embargo, prestad atención al proceso de triangulación que está realizando el RSI, ya que nos anticipa el inicio de una pauta correctiva que ya ha empezado esta mañana, corrigiendo 30 pips la cotización del euro. En este momento, la primera resistencia del EUR/USD se ubica en los 1.3070 dólares por euro, seguida del 1.31 y del “hot spot” localizado en los 1.3230 dólares por euro. Mientras, los soportes (interesantes ahora, en las correcciones) emergen en los 1.30, 1.2970 y 1.2940.

Y no sólo el euro corrige, sino que la libra esterlina también se desploma en estos momentos frente al dólar (ver gráficos), pero en este caso debido a los datos de ventas minoristas que se acaban de publicar en el Reino Unido (ver noticias en nuestra Web), confirmando la ralentización del consumo que ya vimos el martes, con el fuerte descenso de los precios de las viviendas.

En efecto, se trata de la primera vez que caen las ventas desde julio, lo que pone de manifiesto que la política monetaria con cinco subidas consecutivas de tipos de interés hasta el 4.75% ha comenzado a afectar al gasto de los consumidores británicos, algo que estaba deseando el Banco de Inglaterra para enfriar la economía.

Recordad que los precios de la vivienda del Reino Unido cayeron entre agosto y octubre al ritmo más rápido desde diciembre de 1992, debido precisamente a estas subidas de tipos. Ahora, con la brusca desaceleración del sector de la vivienda, es de esperar que el Banco de Inglaterra mantenga el precio del dinero en el 4.75% en el futuro inmediato, noticia que ha desencadenado ventas de esterlinas.

Así, el par GBP/USD de derrumba desde los 1.8635 hasta los 1.8560 dólares por libra (más de 50 pips de beneficio a la baja en apenas unos minutos), localizándose los soportes inmediatos en los 1.8520, 1.85 y 1.8460 dólares por libra y las resistencias en los 1.8625, 1.8668 y 1.8775 dólares por libra.

Por su parte, el yen nos ha regalado una imparable carrera alcista hasta sus máximos de siete meses respecto al dólar, lo que ha arrastrado al USD/JPY hasta los 103.65 yenes por dólar, punto en el que los inversores han hecho caja y el cruce ha rebotado.

El ministro japonés de Finanzas, Sadakazu Tanigaki, se ha limitado a asegurar que las autoridades niponas estarán muy pendientes de la evolución del FOREX (una vez más, somos el centro de atención de todas las miradas). Pero desde marzo Japón no interviene en el Mercado, reconocinedo, quizás, la necesidad de dejar que las monedas asiáticas floten con libertad, sin intervenciones monetarias…. al menos, no un día antes de la reunión del G20.

Esta mañana, Toshihiko Fukui, gobernador de Banco de Japón, ha preferido no realizar comentarios en una rueda de prensa sobre si la caída del dólar frente al yen ha sido excesiva. En declaraciones realizadas tras una reunión de dos días del consejo de política monetaria del Banco central nipón (en la que, por cierto, no se han movido los tipos de interés), Fukui ha dicho, sencillamente, que está siguiendo de cerca el cruce USD/JPY.

Y nosotros también: este par de divisas está corrigiendo ahora la sobreventa acumulada y recupera parte del terreno perdido esta madrugada con una bonita toma de beneficios que ha impulsado al dólar desde los 103.65 hasta los 104.15 yenes por dólar, movimiento que tiene el potencial de extenderse hasta la resistencia de los 104.35 yenes por dólar. Por encima de dicha referencia, tenemos los techos de los 104.75, 105.75 y 105.25 yenes por dólar, mientras que, a la baja, los soportes más vigilados se localizan en los 103.45, 103.25 y 102.80 yenes por dólar.

Esta tarde, en Estados Unidos, la actividad comenzará con las cifras de peticiones semanales de subsidios de paro, que publicará el Departamento de Trabajo. Se calcula que la semana pasada se produjeron 330.000 nuevas peticiones, 3.000 menos que en la anterior. Después se conocerá el indicador de indicadores, que refleja la evolución de las principales variables macroeconómicas, y más tarde el índice de condiciones de negocio de la FED de Filadelfia. Por su parte, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) publicará su informe mensual.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com