- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

EUR/USD sigue consolidándose dentro de un movimiento lateral

(OroyFinanzas.com) – La cercanía de la Navidad comienza a dejarse sentir en los mercados cambiarios. Las referencias macroeconómicas brillan por su ausencia y las operaciones tranquilas y calculadas son la tónica en todos los cruces de divisas.

Esta mañana apenas se han conocido las cifras de consumo en Francia, que han quedado muy por encima de las previsiones, y la caída de la confianza de los consumidores italianos. Este último indicador es el segundo mes consecutivo que registra retrocesos, lo que ha hecho que el euro, que ayer llegó a coquetear con el nivel de los 1.34 dólares, retrocediese puntualmente esta mañana hasta la zona de los 1.3360 dólares, dónde ha vuelto a rebotar al alza.

También hemos conocido que el Instituto alemán económico, IFO, ha recortado la previsión de crecimiento para la economía germana en 2005, asumiendo que la inversión y el consumo no se van a recuperar lo suficiente como para compensar la ralentización en las exportaciones. Así, espera que el PIB alemán crezca un 1.2% en el próximo ejercicio, frente al 1.7% del 2004. Recordad que el pasado 19 de octubre el instituto IFO pronosticó una alza del 1.5% y en junio proyectaba 1.7%. El euro, por su parte, ni se inmuta antes estos datos.

Por su parte, el instituto europeo de estadísticas, « Eurostat » acaba de publicar que la Zona Euro obtuvo un superávit comercial en octubre de 5.474 millones de euros, frente a los 2.473 millones del mes anterior (cifra revisada desde 3.134 millones), cuando se anticipaban 4.700 millones de euros.

Técnicamente, el EUR/USD sigue consolidándose dentro de un movimiento relativamente lateral que nos prepara para un nuevo escape al alza. No obstante, con la cercanía del período vacacional se aprecia una disminución del apetito de euros, a pesar de que la divisa europea sigue mirando al « Norte » y el objetivo de los 1.35 dólares por euro, aunque causa respeto, es viable. Después de todo, los datos interbancarios de posiciones abiertas en futuros de divisas muestran que los especuladores siguen apostando más a favor del euro que del dólar.

En realidad, no es que el euro esté fuerte, sino que el dólar está muy débil. Justamente, esta precisión ocupa una parte importante del editorial con el que Joaquín Almunia encabezaba ayer el Informe Trimestral de la Comisión Europea sobre la evolución de la Eurozona en el tercer trimestre del año, periodo del que destacó un “decepcionante” crecimiento del 0.3%.

Así, el comisario de Asuntos Económicos y Financieros cree que, a pesar de la fortaleza del EUR/USD, su nivel no se halla substancialmente fuera de línea respecto a los fundamentos económicos. Según Almunia, la evolución de la moneda única en los últimos 18 meses es « diferente de la que tuvo entre principios del 2002 y mediados del 2003, cuando su fortalecimiento no sólo reflejaba el debilitamiento del dólar, sino su propia y amplia recuperación respecto a los niveles excepcionalmente bajos que había alcanzado frente a todas las monedas».

Esto significa que, aun reconociendo el notable deterioro de la competititvidad que los exportadores europeos han tenido que afrontar en los últimos tres años, lo que han perdido son «las ganancias registradas en los primeros años de unión monetaria».

Prueba de que el aparente vigor del euro se debe ante todo a la fragilidad del dólar es, según subraya la Comisión en su informe, la más modesta evolución del tipo de cambio de la moneda europea con respecto a otras. Así, mientras que frente al dólar el euro se ha apreciado este año un 9% -en relación con su promedio del 2003-, frente al yen japonés la moneda europea sólo ha gando un 2.4%, y contra la libra esterlina incluso ha perdido un 2.1%.

En cualquier caso, con su modesto crecimiento de un 0.3% -una décima menos de lo esperado-, los riesgos sobre las perspectivas a corto plazo de la economía de la Eurozona siguen amenazantes. Sin duda, el dato resulta decepcionante, sobre todo si se compara con los de los trimestres anteriores, cuando la Zona Euro creció un 0.7% y un 0.5%, respectivamente.

Mientras, al otro lado del Atlántico, el presidente Bush insistió ayer, en sus encuentros con jefes de Estado, que apuesta por un dólar fuerte. También recalcó, en una conferencia de prensa celebrada por sorpresa, su intención de recortar las cifras de déficit hasta la mitad de las actuales. Pero los participantes en el Mercado FOREX siguen sin creerle en ninguna de estas afirmaciones: ni la política del dólar fuerte ni el recorte del déficit. El primer aspecto queda en evidencia día tras día, a medida que el atractivo de las inversiones en dólares disminuye cada día más. Y el segundo punto parece francamente difícil de llevar a cabo.

Por su parte, el Secretario del Tesoro, John Snow, tras hablar durante el fin de semana con Bush, ha dicho que en el 2006 espera un drástico recorte del déficit presupuestario. Hay que recordar que el presupuesto del 2006 comienza a funcionar el 1 de octubre del 2005, y que para entonces se espera poner en marcha un plan de cinco años para reducir el déficit fiscal a la mitad, algo que prometió Bush durante su campaña electoral.

La administración republicana culpa del aumento del déficit público a la recesión causada tras el 11-S en el 2001 y a la respuesta militar del país, aunque se le ha criticado el recorte de impuestos a los más favorecidos. No olvidemos que en el 2001 el anterior presidente, Bill Clinton, dejó al país con un importante superávit.

En este contexto, el EUR/USD debería alcanzar pronto la cota de los 1.3425/50 dólares por euro, si es que los inversores se animan a capear la apatía de estas sesione pre-navideñas. Los retrocesos intradiarios del euro, como hemos visto esta mañana, tienen un soporte inicial en el 1.3350 y otro, algo más abajo, en el 1.3325. Si, en contra de las previsiones, se rompiese este último soporte, podríamos ver caídas hasta los 1.3260-60 dólares por euro. En cualquier caso, observad cómo se mueve el Mercado y comprad tras las caídas o vended tras las subidas. En estos momentos, un buen nivel de venta es el de los 1.3440 dólares por euro, con stop-loss en el 1.3475 y una orden « take profit » para tomar beneficios en los 1.3350 dólares por euro.

En Japón, la asociación de empresarios japoneses no se muestera optimista con las perspectivas económicas. Mientras, el USD/JPY se negocia dentro de un estrecho canal ante la cercanía de la Navidad. Cotizando en estos momentos alrededor de los 104.20 yenes por dólar, tiene sus resistencias claves en los 104.50 y los 105 yenes por dólar, y sus soportes en los 103.45, 103.15 y 102.10 yenes por dólar.

Por último, os llamo la atención sobre el par USD/CAD, que mientras escribo estas líneas se desploma divinamente desde la referencia del 1.2280 hasta el 1.2230. No olvidéis que junto al dólar, el euro, el yen japonés, la libra esterlina y el franco suizo, la moneda candiense se erige como una de las divisas más populares y apreciadas por los inversores en FOREX, por lo intuitiva y rentable que es. Los que han sabido aprovecharse de esta caída que nos está regalando el Mercado USD/CAD (apreciación de la moneda candiense frente al billete verde), tienen sus ojos puestos en el soporte de los 1.2170 dólares candienses por dólar USA. En cuanto a las resistencias, las más importantes de este cruce emergen en el 1.2290 y el 1.2340.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

 

[1]