- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Intervención en el Mercado FOREX por parte de los bancos centrales

(OroyFinanzas.com) – Tras las últimas alzas del euro y el yen frente al dólar, desencadenadas por las decepcionantes cifras de creación de empleo en noviembre en Estados Unidos que se publicaron el viernes, a nivel interbancario ya se empieza a especular con una pronta intervención en el Mercado FOREX por parte de los bancos centrales de Europa y Japón.

El euro sigue cotizando cómodamente en zona de máximos históricos, mientras que la aparente comodidad de las autoridades estadounidenses con la actual debilida del dólar empieza a molestar a europeos y japoneses, quienes –ahora sí- están analizando la posibilidad real de una intervención conjunta en el Mercado Internacional de Divisas si el yen y el euro continúan fortaleciéndose frente al dólar. Al menos, esto es lo que ha dicho un funcionario del Ministerio de Finanzas japonés.

Aunque este funcionario ha rechazado hacer comentarios sobre la respuesta de su homólogo europeo, sí ha revelado que en la Eurozona todos están de acuerdo con que el euro ha alcanzado niveles que son dañinos para la economía de la Eurozona. Jean- Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha advertido a los ministros de Economía de la Unión Europea que Estados Unidos debe detener la caída del dólar, pues en caso contrario podría dañarse seriamente el crecimiento económico mundial. El máximo responsable de la autoridad monetaria europea ha dicho que tanto Estados Unidos como Asia y Europa tienen que hacer sus “deberes” para conseguir que el euro se recupere frente al billete verde.

No obstante, la «paciencia» que está teniendo el BCE para actuar está exasperando a muchos, especialmente a Alemania, el principal motor económico de la Eurozona, que hasta ahora está compensando la fragilidad de su consumo interno con unos buenos datos en las exportaciones, una situación que puede verse amenazada si persiste esta imparable apreciación del euro.

Los comentarios que ayer hizo el actual presidente del eurogrupo, Gerrit Zalm, han contribuído a incrementar el temor a una intervención. Zalm ha asegurado que la reciente apreciación del euro no es deseable para el crecimiento económico.

Entretanto, el funcionario japonés, al conversar con periodistas en condiciones de anonimato, ha añadido que los recientes comentarios que Greenspan hizo sobre el déficit comercial de Estados Unidos fueron un “juicio erróneo” que ha incrementado aún más las ventas de dólares. De hecho, el mismo Hiroshi Watanabe, viceministro de Finanzas japonés para asuntos exteriores, ha dicho que ya existen las condiciones para que Japón y Europa puedan actuar en armonía.

En Japón están convencidos de que el la apreciación del dólar es un « error », dados los resultados superiores del crecimiento en Estados Unidos. Cada día se muestran más preparados para intervenir en el Mercado si se produce una depreciación generalizada adicional del dólar. Desde comienzos de octubre, el yen acumula una apreciación del 9% frente al dólar.

Como sabéis, la última intervención monetaria conjunta se produjo en 2003, para impulsar al entonces deprimido euro. A favor del yen no ha habido intervención por parte de Japón desde el pasado mes de marzo. Campañas de intervención anteriores por parte de Japón han generado críticas desde Estados Unidos. Pero ahora los japoneses se muestran desafiantes, sin importarles lo que digan los norteamericanos. Japón ha criticado a Estados Unidos por presionar a China para que ponga flote su moneda, ahora fijada al dólar, ya que el crecimiento en muchos países asiáticos sigue dependiendo de las exportaciones a Estados Unidos.

Estas observaciones desde Japón siguen a una cruda advertencia de Li Ruogu, vicegobernador del Banco del Pueblo de China, de que Estados Unidos no debe culpar a otros países por sus propias dificultades económicas.

La irritación asiática con los políticos de Estados Unidos se extiende también a la Reserva Federal. Como recordaréis, los comentarios que Greenspan hizo el pasado 19 de noviembre sobre el insostenible déficit de su país bligaron a los bancos centrales de Asia y otros países a cambiar sus reservas en dólares a otros activos. Esta opinón fue, en opinión de las autoridadse niponas, una « mala apreciación » hecha en un momento nada oportuno.

El nuevo rebote sufrido por el crudo por el temor a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) recorte la producción en su reunión del próximo viernes en El Cairo, ha vuelto a presionar a la baja al dólar, que se acerca peligrosamente a sus mínimos históricos frente al euro. La primera resistencia a la que en estos momentos se enfrenta la divisa europea es la de los 1.3465 dólares, mientras que los soportes más importantes se ubican en los 1.3390, 1.3250 y 1.3180 dólares. El 1.35 (e incluso el 1.36) son « targets » viables para esta semana.

Entretanto, la libra esterlina sigue batiendo récords frente al dólar. El par GBP/USD ha roto brevemente la psicológica resistencia de los 1.95 dólares por libra, siendo muy probable que la subasta de bonos que tenemos hoy por importe de 2,500mio de libras desencadene aún más compras de esterlina. La resistencia clave de este Mercado se halla en los 1.9475 dólares por libra, a la que le sigue la referencia del 1.9555. Los soportes empiezan en el 1.9350 y continúan con los pisos de los 1.9220, 1.9170 y 1.9050 dólares por libra.

Por su parte, el Mercado del USD/JPY sigue rondando sus niveles mínimos de los últimos cuatro años y medio, aunque las posibilidades de intervención por parte de las autoridades niponas están dificultando caídas adicionales de este cruce. Cotizando en estos momentos alrededor de los 102.60 yenes por dólar, la resistencia crucial del USD/JPY es, en estos momentos, el nivel de los 103.40 yenes por dólar. Por encima tenemos el 103.90 que, de superarse, nos llevaría a cotas más altas, como la de los 104.30 yenes por dólar. Los soportes, por su parte, empiezan en el piso de los 102.30 yenes por dólar que, de perderse, arrastraría al Mercado hacia los 101.80 yenes por dólar y, más abajo, hacia los 101.25 yenes por dólar. Los osciladores están declinando y el sesgo de este par, pese a las posibilidades de intervención, sigue siendo bajista.

Esta mañana la cita más destacada estará en Alemania, con la conferencia anual que ofrecerá el presidente del Bundesbank, Axel Weber, junto con la publicación de la encuesta Zew de confianza de diciembre. En Bruselas, prosigue por segundo día la reunión de ministros de finanzas de la zona euro.

Por la tarde, Estados Unidos publicará los costes laborales unitarios y la producción no agrícola del tercer trimestre, junto con el crédito de consumo de octubre. También conoceremos el crecimiento de la productividad del Q3 en Estados Unidos. Tranquilos, que se trata sólo de la revisión del crecimiento del 1.9% publicado hace un mes.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

 

[1]