- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Ventas masivas de dólares y compras de euros

(OroyFinanzas.com) – El título del «FLASH» de ayer se cumplió : «En espera de romper la atonía». Así fue: la atonía se rompió y el el euro puso fin a la calma de las últimas sesiones con una increíble subida frente al dólar desde los 1.3090 dólares hasta casi rozar la marca del 1.33. Por supuesto -¿hace falta que lo diga?- el motivo fue la publicación de otro déficit comercial récord en Estados Unidos, lo que pesa como una losa sobre la cotización del billete verde. No en vano, ayer el dólar vivió su peor jornada desde el pasado mes de agosto.

De nada sirvió la publicación, por la mañana, del PIB de la Zona Euro. Los 60.300 millones de dólares de desequilibrio comercial de la balanza estadounidense no pasaron por alto en las mesas de negociación de FOREX. Y es que no sólo estamos ante un nuevo récord en el déficit, sino que, además, las cifras empeoran con creces las previsiones, que apuntaban una mejora hasta los 54.000 millones de dólares.

La reacción no se hizo esperar en los mercados de divisas: ventas masivas de dólares y compras multitudinarias de euros. Las rentabilidades superaron el 100%.

Sin duda, los déficits estadounidenses van a seguir marcando la operativa en los mercados cambiarios durante los próximos meses. No se espera que dicho desequilibrio mejore hasta el segundo semestre. Ello, junto al cambio fijo que mantiene la moneda china contra el dólar y la acumulación de reservas en euros de los mercados asiáticos, son las principales causas fundamentales de la debilidad generalizada de la divisa norteamericana y la ex cesiva apreciación del euro, pese a las puntuales correcciones que pueda tener el Mercado.

Es cierto que los actuales niveles del EUR/USD no responden a los fundamentos de las economías europea y estadounidense. Pero los inversores siguen deshaciéndose de dólares, dados los graves problemas de financiación que padece Estados Unidos. En este escenario, el euro actúa como moneda refugio y gana atractivo para los operadores, algo similar a lo que ocurre con el oro, que también está en máximos históricos.

Estados Unidos necesita una cotización que impulse sus exportaciones, encarezca sus importaciones y permita captar fondos para financiar el crecimiento de su deuda. Y el mantenimiento de un tipo de cambio fijo del yuan con relación al dólar favorece, por otro lado, las alzas del EUR/USD. Cuando la divisa americana se deprecia, también lo hace el yuan, lo que es muy bienvenido por China. Situación, ésta, que está siendo tácitamente respaldada por todo el mundo. No nos engañemos: a Estados Unidos le permite financiarse, a Europa invertir e importar más barato -especialmente con los actuales precios del crudo- y a China mantener su crecimiento exterior.

Personalmente, no creo que en la próxima reunión del G7 las principales potencias mundiales vayan a mover ficha al respecto. Estados Unidos seguirá diciendo que mantiene una política de dólar fuerte, aunque en la práctica no haga nada al respecto, y sólo hará algo para frenar la debilidad de su moneda si repunta en exceso la inflación de su país.

Entretanto, el sentimiento de los participantes en el Mecado FOREX es que habrá un colapso adicional del dólar, a menos que Estados Unidos comience a dejar de depender del dinero externo para financiar sus fuertes déficit fiscal y comercial. La presión para que Estados Unidos tome medidas aumentó después de que el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, calificara el déficit en cuenta corriente de Estados Unidos de “verdaderamente excesivo.” La tasa de ahorro de Estados Unidos está casi a cero y ello exige que Estados Unidos importe miles de millones de dólares anualmente. El dólar ha perdido ya cerca de un 25% por ciento de su valor en los últimos dos años y es muy posible que su debilidad continúe.

La Administración Bush revelará a comienzos de febrero su plan presupuestario, y el Secretario del Tesoro, el polémico John Snow, dió el viernes la primera señal de que habrá disciplina presupuestaria, al decir que quiere hacer “cosas” para apuntalar el dólar y trabajar con el Congreso para recortar el déficit presupuestario de Estados Unidos (aunque a principios de esta semana ha vuelto a mostrarse partidario de una poítica de «dólar fuerte»). Recordad que estas declaraciones del pasado viernes provocaron un repunte del dólar de casi un 1%, desde los máximos que registró el EUR/USD a fines de diciembre, cerca de los 1.37 dólares por euro.

Técnicamente, el EUR/USD rebotó ayer (¿casualidades del FOREX?) en el entorno de la directriz alcista, lo que hace que el salto de ayer tenga posibilidades de continuar hasta la zona de los 1.3420 dólares por euro, nivel que coincide con el 61.8% del retroceso de Fibonacci de la última caída. Esta posibilidad, por supuesto, se dará si hoy se supera la resistencia de los 1.3305 dólares por euro. De forma inmediata, las resistencias del EUR/USD se ubican en los 1.3295, 1.3305 y 1.3350 dólares por euro, mientras que los soportes más cercanos emergen en los 1.3205 y 1.3170 dólares por euro.

Esta mañana, los operadores han empezado la sesión con ganas de tomar beneficios, y mientras redacto estas líneas está teniendo lugar una ligera toma de beneficios en el EUR/USD que está haciendo retroceder al euro hasta los 1.3225 dólares, niveles en los que el cruce se mantiene estable.

Los inversores seguirán hoy de cerca las decisiones del Banco Central Europeo y del Banco de Inglaterra en materia de tipos de interés. Entre los datos macroeconómicos que se conocerán, destacan el índice de precios a la exportación y las ventas al por menor de diciembre en Estados Unidos, así como la producción industrial británica de noviembre.

A primera hora de la mañana hemos conocido que ha habido una ligera subida de los precios en Francia, con lo que se cumplen las previsiones de inflación del país galo y, más importante, hemos sabido que la economía alemana creció en el 2004 en un 1.7%, tras tres años consecutivos de estancamiento. El crecimiento alemán queda, así, dentro de los márgenes previstos por el gobierno, que estaban entre el 1.5 y el 2%, y suponen una recuperación respecto al crecimiento negativo del 0.1% de 2003. Estos resultados coinciden con los pronósticos de la mayoría de expertos e institutos, que situaban el crecimiento para 2004 entre el 1.7 y el 1.8%.

En el mercado del crudo, la cotización del petróleo subió ayer un 1.30%, hasta los 43.68 dólares por cada barril de Brent, después de conocerse que los inventarios de crudo en Estados Unidos cayeron durante la semana pasada hasta su nivel más bajo desde la semana del pasado 22 de octubre. Este mercado aplaca en la sesión matinal europea de hoy sus ansias alcistas y se anota un escueto 0.4% en los after hour de Nueva York, hasta los 46.54 dólares por barril West Texas.

Gracia Bodelón, Oficina Hispana de ACM/REFCO (Suiza)

© OroyFinanzas.com

[1]