- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

FOREX funciona hoy a pleno rendimiento

(OroyFinanzas.com) – Tras la festividad de ayer en Estados Unidos, el FOREX funciona hoy a pleno rendimiento. Estados Unidos aportará esta tarde importantes referencias macroeconómicas, como la encuesta manufacturera de Nueva York del mes de enero y las cifras de inversión extranjera en activos denominados en dólares, que serán seguidas con especial atención por los inversores.

Alemania ha sorprendido esta mañana con unas cifras de superávit comercial excelentes… ¡a pesar de la subida del euro hasta récords históricos!

El dato es especialmente bueno porque las exportaciones alemanas representan una tercera parte del PIB del país. Con estas cifras, el país germano se instituye –nada más y nada menos- como el mayor exportador del mundo.

En el resto de la Eurozona la actualidad pasa por la reunión que mantiene por segundo día el ECOFIN, en la que en la que los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea intentarán precisar los términos de la reforma del “Pacto de Estabilidad y Crecimiento”, al tiempo que intentarán acercar posiciones sobre la reforma del instrumento para el control de la estabilidad fiscal. La agenda macroeconómica de la mañana se completará con la publicación de la producción industrial de noviembre y los costes laborales del tercer trimestre en la Zona Euro, junto con la balanza por cuenta corriente de Francia en noviembre.

Entre este aluvión de datos, la evolución del euro y del dólar sigue siendo el centro de atención, no sólo de los inversores en divisas, sino también de los participantes en otros mercados financieros. Mientras las bolsas mantienen el comportamiento apático de los últimos días de diciembre, el dólar apunta tímidamente al alza ante las previsiones de los inversores de que los miembros de la FED podrían mostrar en sus próximas comparecencias un tono más agresivo en cuanto a las subidas de tipos de interés.

El euro aún no ha logrado reponerse del susto que le dio la semana pasada el presidente de la Reserva Federal de Saint Louis, cuando anunció que la FED podría empezar a subir sus tipos de forma más agresiva. Estas declaraciones siguen pesando sobre el EUR/USD y sobrevolando las mesas de contratación de divisas. Como sabéis, desde junio la FED ha elevado sus tipos en 1.25 puntos, con subidas de un cuarto de punto. El ritmo podría acelerarse ahora. Las cifras de precios a la producción publicadas la semana pasada en Estados Unidos parecen darle la razón a la FED.

En consecuencia, el EUR/USD se negocia cabizbajo, por debajo de lo 1.31 dólares por euro, cerca de sus mínimos de los últimos meses, sufriendo, también, las palabras de Trichet, que la semana pasada aseguraba que las tensiones inflacionistas en la Eurozona están en descenso, lo que aleja la posibilidad de una subida de los tipos de interés europeos en el corto plazo.

El hecho de que los tipos estadounidenses sean superiores a los europeos hace más atractivo invertir en dólares que en euros, sobre todo si tenemos en cuenta que la FED parece decidida a continuar subiendo el precio del dinero en Estados Unidos. No obstante –atención-, si la Administración de Bush no disminuye su déficit presupuestario y el país sigue vendiendo mucho menos de lo que compra, nada evitará que los inversores penalicen al dólar. En este sentido, estad muy pendientes esta tarde de la cifra de noviembre de inversión extranjera en activos en dólares. El dato podría dar pistas sobre si los desequilibrios están restando atractivo a la economía estadounidense, lo que iría en detrimento de la cotización del dólar. Si las cifras son decepcionantes se cumplirían los augurios de Greenspan, quien advirtió en una de sus últimas comparecencias en el Congreso que el déficit norteamericano podría restar atractivo a los activos denominados en dólares. Si, efectivamente, los inversores pierden confianza en la economía norteamericana, se hará aún más difícil financiar el déficit, ya que los flujos de capital disminuirán, por mucho que Bush insista en sus promesas de poner en marcha mecanismos para recortar el déficit.

Por otro lado, habrá que ver si, definitivamente, las naciones asiáticas -competidoras de la Eurozona- pasan a asimilar una parte de la carga que ha significado el descenso del dólar, que en el 2004 ha sido soportada básicamente por el euro y el yen: el EUR/USD se cotiza un 30% por encima de los niveles a los que se negociaba hace poco más de un año, mientras el yen se ha apreciado en un 28% frente al billete verde, pese a las intervenciones y amenazas del Banco central nipón.

En cambio, el yuan, la moneda de China –país ya convertido en la cuarta potencia comercial del mundo- no se ha movido de su cambio artificial de ocho yuanes por dólar, cambio que Pekín mantiene contra viento y marea desde hace once años. Los países vecinos del coloso chino tampoco han visto aumentar de valor sus monedas y se han beneficiado doblemente, al importar más barato y exportar, también, más barato que la Eurozona, Europa y Japón.

Tres factores debéis tener en cuenta en el corto plazo para programar vuestras operaciones de rentabilización de capital con el euro, el dólar y el yen:

Primero. La reunión de la FED del 1 y 2 de febrero, dónde podría decidirse un nuevo ajuste de 25 puntos base, hasta dejar los tipos en el 2.5%. Esto generaría un mayor diferencial entre los tipos norteamericanos y los europeos y, por lo tanto, favorecería un mayor flujo de capitales hacia Estados Unidos, lo que fortalecería al dólar. El día 4 del mismo mes se darán a conocer las cifras de empleo y el 7 se presentará el informe de presupuesto del gobierno de Bush. Cualquier reducción en el déficit podría fortalecer al dólar.

Segundo. Seguridad Social: Vital para el curso del dólar serán los debates respecto a los cambios en el sistema de Seguridad Social en Estados Unidos, donde un privatización del modelo podría reducir los ingresos fiscales, ampliando las brechas y generando una caída del dólar.

Tercero. El factor asiático. En los últimos días se ha originado una estampida de declaraciones a favor de flexibilizar el tipo de cambio en los mercados asiáticos y, en especial, en China, que mantiene la paridad de 8.33 yuanes por dólar. Cada vez la presión es mayor y podría acabar teniendo éxito. Recordad que hace diez años Estados Unidos también insistía en una liberalización del mercado japonés… y al final los nipones accedieron a las presiones norteamericanas. Atentos a este factor, porque cualquier señal de flexibilización de las cotizaciones hundirá al dólar.

A día de hoy, los soportes claves que el EUR/USD tiene en los 1.30 y los 1.2950 dólares por euro están muy defendidos y no serán traspasados con facilidad, aunque las tensiones existentes entre Alemania y el resto de los países de la Eurozona en cuanto a la « flexibilidad » de las reglas del “Pacto de Estabilidad y Crecimiento” están presionando al euro a la baja. Los pisos cruciales para hoy son los de los 1.2995, 1.2975 y 1.2940 dólares por euro, niveles que son buenos objetivos bajistas para los operadores intradía. Al alza, las resistencias a tener en cuenta son tres: 1.3045, 1.3060 y 1.3085 dólares por euro. Esperad cierta consolidación alrededor de los niveles actuales (1.2930) y comprad tras las caídas con stop-loss protectores por debajo de los 1.2965 dólares por euro.

Por otro lado, atentos al par GBP/USD -libra esterlina frente al dólar-, que está rebotando divinamente tras conocerse esta mañana que la inflación en Reino Unido creció un 0.5% en diciembre, frente al 0.3% que apuntaban las previsiones (noticia publicada en nuestra Web a tiempo real). Se trata del mayor salto desde mayo de 2001. La tasa interanual pasa al 1.6%, desde el 1.5% anterior, lo que representa el nivel más alto desde junio de 2004.

Los inversores han empezado a comprar esterlinas, tras conocerse este dato, alrededor del pivote de los 1.8550 dólares por libra, y ya llevan ganados más de 100 pips en apenas unos minutos (1.000 dólares obtenidos por cada lote comprado). ¿Siguientes objetivos alcistas? 1.8795, 1.8855 y 1.8885 dólares por libra. En caso de correcciones, atentos a los siguientes soportes: 1.8585, 1.8525 y 1.8460 dólares por libra.

A la inversa, el Mercado EUR/GBP (euro frente a la libra esterlina) se ha desplomado fabulosamente tras la noticia, desde el 0.7015 hasta el 0.6980 actual, estando este cruce a punto de romper el rango de negociación en el que se ha mantenido durante las pasadas sesiones: 0.6970-0.7050. Objetivos aún más bajistas los encontramos en los 0.6945 y los 1.6925 libras por euro. En cuanto a las resistencias, las buenas para tomar beneficios son cuatro: 0.7035, 0.7050, 0.7150 y 0.7120 libras por euro.

Por su parte, el par EUR/JPY (euro frente al yen), que cayó con fuerza la semana pasada hasta niveles de 133.90 yenes por euro ante los buenos datos japoneses de pedidos de maquinaria, producción industrial y utilización de capacidad, rebota ahora en una bonita operación de toma de beneficios que no os deberíais perder. Esta semana se publican en Japón datos de confianza del consumidor y el Indicador Adelantado, que si resultan positivos empujarían este cruce aún más a la baja, tras la toma de beneficios actual. Los soportes los tenemos en los 133.35, 133.10, 131.80 y 131.60 yenes por euro, y las resistencias emergen en los 134.55, 134.95, 135.45 y 136.25 yenes por euro.

El USD/JPY, por otro lado, cotizó ayer en mínimos de cinco años ante la expectativa que generan las cifras de inversión extranjera en dólares que se conocerán esta tarde en Estados Unidos, sobre todo tras conocerse la semana pasada que el déficit comercial alcanzó un nuevo récord en noviembre de 60.000 millones de dólares. El Mercado cayó hasta los 101.70 yenes por dólar, el nivel más bajo desde enero de 2000, punto en que los inversores (claro) han hecho caja. La toma de beneficios ha hecho subir al USD/JPY hasta los 102.70 yenes por dólar de nuevo, y ahora las resistencias más importantes aparecen en los 102.80, 103.20 y 103.55 yenes por dólar. En cuanto a los soportes, se localizan en los 101.80, 101.50, 101.30 y 100.60 yenes por dólar.

Por último, como siempre, os hago un rápido comentario sobre la situación del mercado del petróleo: el precio del barril Brent sube un 2% y se coloca al borde de los 46 dólares, al tiempo que el West Texas avanza un 1.8%, a 49.25 dólares. Estos son los niveles más altos desde noviembre. La caída de las temperaturas en Estados Unidos y los miedos por posibles cortes de suministro impulsan el valor del oro negro. Además, la Agencia Internacional de la Energía ha elevado la demanda de petróleo para el próximo año en 100.000 barriles por día, a 1.4 millones.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

[1]