- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Dólar: depende del IPC de EEUU y del Libro Beige

(OroyFinanzas.com) – La agenda macroeconómica de esta semana va a regalar, a los que estéis operando con el euro y el dólar, una fabulosa avalancha de interesantes referencias macroeconómicas. Entre otras, el IPC de Estados Unidos, la confianza de la Universidad de Michigan, el indicador de indicadores, el Libro Beige y el IPC de la Zona Euro.

Hoy, no obstante, no habrá sesión en Estados Unidos, donde se celebra el día de Martín Luther King, por lo que los operadores se están tomando la sesión con calma, sin apenas participar en el Mercado. La agenda europea tampoco les ha compensado con referencias alternativas y la única cita señalada será el inicio de la reunión del ECOFIN, que se reanudará mañana. Alemania, por su parte, podría anunciar a partir de hoy los precios de producción de diciembre.

Así pues, los primeros compases de negocio de la sesión de hoy han estado marcados por la tranquilidad. La atención gira, principalmente, entorno a la divisa del país del sol naciente, que cotiza cerca de sus máximos de cinco años contra el dólar, habiendo el USD/JPY perdido esta mañana el soporte psicológico de los 102 yenes por dólar. Los inversores esperan que los dirigentes asiáticos respondan a las pretensiones del economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Otmar Issing, quien la semana pasada recalcó que el euro ya ha cargado con el impacto de la debilidad del dólar y que ahora le toca a las divisas asiáticas llevar el peso del declive. Uno de los remedios que Issing solicita es que los países asiáticos con tipos fijos de cambio, especialmente China, se muevan hacia regímenes monetarios más flexibles.

De momento, lo que sí está ocurriendo es que el euro está mostrando síntomas de agotamiento. Y ello a pesar de que la semana pasada conocimos que el déficit comercial norteamericano repuntó hasta niveles nunca alcanzados con anterioridad, habiendo registrado en los primeros once meses del 2004 cotas superiores a las registradas a lo largo de todo el 2003. Ante esta situación, es obvio que la política del dólar débil es una elección obligada y, por consiguiente, el euro debería volver, tras un período de consolidación más o menos largo, a la parte alta del rango 1.30-1.35 dólares.

Antes, no obstante, la divisa europea está padeciendo un período de languidez. De hecho, el dólar ya nos ha obsequiado con dos bonitas carreras en lo que llevamos de año. La primera, cuando el EUR/USD cedió desde los 1.36 a los 1.31 dólares por euro. La segunda, al caer desde los 1.33 a los 1.31 dólares por euro.

Esta capacidad de recuperación del billete verde es muy significativa y aumenta las posibilidades de que el EUR/USD ponga a prueba, en breve, la figura de los 1.30 dólares por euro, sobre todo después de que Trichet barajase la semana pasada la posibilidad de un descenso de la inflación en la Eurozona que podría llevar a rebajar los tipos de interés europeos. (Como sabéis, un descenso de los tipos en el Área del euro sería un ataque frontal a la cotización de la moneda europea).

Contrariamente, el dólar se está viendo puntualmente favorecido por las señales de que Estados Unidos podría acelerar el ritmo alcista de sus tipos de interés, con lo que la divisa estadounidense se ha recuperado frente al euro un 5% desde principios de año. A corto plazo, si el euro no consigue reanimarse y superar las resistencias de los 1.3145 y 1.3170 dólares, los operadores podrían castigarlo enviándolo hacia los 1.3065/55 dólares.

Frente al yen, no obstante, el dólar sí se muestra deprimido y su debilidad podría extenderse en el corto plazo hacia los 101.65 o los 101.35 yenes por dólar, sobre todo si el billete verde no logra remontar la cota de los 102.80/90 yenes. Durante la semana se reunirá el Banco de Japón para analizar la actual situación económica en Japón, aunque nadie espera novedades. El Ministro de finanzas japonés vuelto a repetir que no descarta intervenir en caso de que la evolución de la moneda no se ajuste a los fundamentales, pero no creo que tomen decisión alguna al respecto antes de que finalice el año fiscal nipón, en marzo. Hasta entonces tenéis vía libre para rentabilizar vuestras inversiones vendiendo USD/JPY.

Otro cruce que muy prometedor es el del EUR/JPY (euro frente al yen), que lleva experimentado un estupendo y rentable retroceso desde finales del 2004, cuando llegó a cotizar en los 141.50 yenes por euro hasta los 133.30 de la actualidad, su nivel más bajo desde septiembre del año pasado. Ello ha permitido la acumulación de plusvalías de más de 800 pips para los inversores que entraron en este Mercado vendiendo a finales del año pasado. Los siguientes objetivos bajistas del EUR/JPY emergen en los 133.10, 131.80 y 131.60 yenes por euro, aunque en el 133.35 actual podríamos ver un leve rebote. Al alza, las resistencias claves de este cruce se localizan en los 134.55, 134.95, 135.45 y 136.25 yenes por euro.

En fin, os dejo porque mi plato de spaghetti boloñesa acaba de llegar. Os deseo una feliz sesión en esta jornada festiva en Estados Unidos que está propiciando un ambiente tranquilo en el FOREX. Sólo recordaros, para finalizar, que en el mercado del crudo se mantienen las presiones alcistas, con el Brent por encima de los 45 dólares por euro.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

[1]