- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Triunfo alcista del Yen

(OroyFinanzas.com) – La lectura de los indicadores macroeconómicos que se están publicando últimamente está siendo sencilla y clara, lo que facilita la toma de decisiones de inversión/especulación en los mercados cambiarios. Como sabéis, ayer el Departamento del Tesoro de Estados Unidos favoreció la toma de posiciones largas en dólares tras hacer público que la inversión extranjera en activos denominados en dólares se incrementó de forma significativa en noviembre, alejando los fantasmas que había puesto en el escenario, entre otros, el mismísimo Alan Greenspan.

En efecto: el incremento de inversiones en activos denominados en dólares que llegó a Estados Unidos desde China y Corea fue suficiente para que los datos de inversiones extranjeras en dólares aumentara más de un 68% en noviembre en relación con el mes anterior. Alivio provisional para el dólar que, paradójicamente, cotiza en los niveles en los que se negociaba cuando Greenspan hizo pública su advertencia sobre las graves consecuencias que podrían tener los elevados déficits, comercial y presupuestario, de la economía de su país.

Desde entonces, el euro ha visitado alturas históricas, por encima de los 1.36 dólares, y tamb ién ha protagonizado una excelente toma de beneficios que le ha llevado a corregir sus subidas cerca de un 5% desde principios de año. De hecho, la posición actual del Mercado para el dólar es menos de la mitad del máximo observado a finales de noviembre, lo que da espacio para que se produzcan caídas adicionales del billete verde hacia el soporte clave de los 1.2960 dólares.

Y la guinda del pastel la puso ayer el presidente del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia, Anthony Santomero, declarando con orgullo que la economía de Estados Unidos está en un período de expansión sostenida y que la FED debería continuar subiendo sus tipos de interés.

Santomero no pudo ser más claro y, como veis, presentó un panorama optimista de la economía: crecimiento esperado del PIB para este año de entre el 3.5 y el 4%, aumento del empleo de entre 150.000 y 200.000 puestos de trabajo por mes e inflación contenida. ¿Qué más se puede pedir?

Sobre la devaluación del dólar, Santomero opinó que la misma, combinada con un crecimiento razonable de las economías de los socios comerciales de Estados Unidos, ayudará a estabilizar la posición exportadora neta del país en este 2005. No obstante, Santomero advirtió, también, que la caída del dólar podría disminuir la presión competitiva sobre los productores domésticos, lo que se traduciría en presiones inflacionistas.

Técnicamente, los que estéis operando en el Mercado del EUR/USD debéis estar atentos a la directriz alcista que pasa por el nivel de los 1.30 dólares por euro. Si este soporte aguanta, se formaría un doble suelo y podríamos ver un intento de recuperar la zona de resistencia de los 1.3280 dólares por euro. Esta cota es importante, ya que su superación implicaría la reanudación de la tendencia alcista de fondo del EUR/USD. Tan solo la no-superación de esta referencia implicaría un det erioro del sesgo alcista de fondo del cruce. Si se pierde el 1.30, los próximos niveles a conquistar son el 1.2960 y el 1.2850. Estad atentos, hoy, al discurso del presidente del Bundesbank, Issing, en Frankfurt, ya que podría mover al Mercado.

Entretanto, el yen se está convirtiendo en el gran favorito de los inversores. La divisa del país del sol naciente continúa amenazando sus máximos de cinco años frente al dólar, alcanzados el pasado unes, mientras los inversores apuestan a que la reunión del mes que viene del Grupo de los Siete países más industrializados instará a Asia a permitir la apreciación de sus monedas.

Por ello, aquellos de vosotros que mantengáis posiciones cortas de USD/JPY de cara a esa reunión estáis bien posicionados, ya que las autoridades monetarias de todo el mundo parecen coincidir en que el próximo realineamiento cambiario tiene que venir de Asia.

Os recuerdo que los ministros de Finanzas de los miembros del G7 celebrarán su primera reunión regular del año en Londres, durante la primera semana de febrero. Tendremos que estar bien atentos a cualquier declaración sobre política monetaria que en dicho foro se haga. No se descarta que el comunicado que salga de la reunión del G7 ponga especial presión sobre China para que permita que su moneda se aprecie. Y, como sabéis, cualquier revaluación de la moneda china arrastraría al alza al yen, dados los fuertes vínculos económicos en la región. Este es el motivo por el que los inversores se están preparando comprando yenes antes de dicha reunión del G7… no sea que China haga algo o tenga lugar un cambio de lenguaje que hunda al USD/JPY.

Sin duda, la divisa nipona está siendo, en estos días, un vehículo de liquidez y rentabilidad único. No lo perdáis de vista.

De momento China ha dicho, por enésima vez, que seguirá manteniendo la estabilidad de su divisa frente al dólar, y que las presiones exteriores pueden dificultar -más que facilitar- la toma de decisiones con respecto al tipo de cambio del yuan. Se calcula -¡atención al dato!- que una mera revalorización del yuan en un 15% hundiría al dólar hasta sus mínimos de la década de los noventa. Es más: si China dejase flotar libremente su yuan, éste podría apreciarse más de un 30% en los próximos 3-5 años.

Así las cosas, el USD/JPY cotiza tranquilo alrededor de los 102.50 yenes por dólar, sabiendo que por debajo del suelo del 101.25 no hay soportes significativos hasta los 92 yenes por dólar, una vez penetrada la figura psicológica de los 100 yenes por dólar (cota que, por cierto, muchos consideran de intervención). Los eventuales movimientos alcistas –correcciones- seguirán estas resistencias: 103.50, 103.75 y 104.25 yenes por dólar.

En cuanto a la agenda macroeconómica de hoy, Estados Unidos publicará esta tarde el dato de inflación correspondiente al mes de diciembre. (Os recuerdo que durante el mes anterior el IPC estadounidense creció un 3.4%). También conoceremos las cifras de las viviendas iniciadas, los permisos de construcción del mes de diciembre, las peticiones semanales de desempleo y el Libro Beige sobre confianza económica de diciembre.

Entretanto, el petróleo vuelve a enseñar sus garras, cotizando en sus máximos de las últimas siete semanas, y con un inquietante informe de la Agencia Internacional de la Energía sobre la posible subida del crudo por el aumento de demanda de China. Los precios del barril subían ayer un 1.5%.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

[1]