- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El euro no baja la guardia

(OroyFinanzas.com) – El debate sobre las presiones inflacionistas en Estados Unidos se estaba animando últimamente entre las mesas de FOREX. Pero la publicación, ayer, del IPC norteamericano, que resultó menor del previsto, ha alejado temporalmente la posibilidad de que vaya a haber una subida de los tipos de interés más brusca de lo previsto. De momento no hay temor a la llegada de nuevas presiones inflacionistas, ya que los precios sólo se incrementaron un 0.1% en el último mes (un 0.2% si se considera la inflación subyacente). Por ello, la Reserva Federal difícilmente encontrará motivos para elevar de forma agresiva los tipos de interés en Estados Unidos.

Por cierto, la frase más destacada de todo el Acta de la Reunión de la FED, publicada ayer, es que « las decisiones futuras sobre el tipo oficial dependerán de los datos que se vayan publicando ». Esto nos augura un corto plazo marcado por jornadas de emoción, como la vivida ayer, en los días de publicación de datos relevantes para el futuro de los precios.

A pesar de estas noticias, en principio no favorables al dólar, el euro ha ralentizado su escalada. ¿Por qué? La publicación de las cifras de confianza empresarial en Alemania, facilitadas por el prestigioso instituto IFO, no trajeron ayer buenas noticias para la recuperación germana. Los imprevistos descensos en el dato prueban que la situación es aún complicada en el Viejo Continente.

Por otro lado, Japón reiteró ayer que NO tiene planes de modificar la composición de sus enormes reservas internacionales -las mayores del mundo- vendiendo dólares y comprando euros. Declaraciones, éstas, que llegan después de que Corea del Sur haya matizado que su plan de diversificación de reservas no es nuevo ni implica que venderá dólares.

¡Atención a estas discusiones sobre la posible modificación de la composición de las reservas de los bancos emisores asiáticos, porque afectan de pleno a las cotizaciones de las divisas, provocando siempre fabulosos recorridos en el Mercado FOREX!

Para que os hagáis una idea: las reservas de Japón son las mayores del mundo desde hace más de cinco años (a finales de enero estas reservas ascendían a 840.966 millones de dólars). A las autoridades niponas no les gusta dar cifras desagregadas de sus reservas por monedas, pero ante la enorme intervención de Japón en el pasado (en el cruce del USD/JPY, vendiendo yenes a cambio de dólares), es muy probable que sus reservas están compuestas principalmente de dólares.

Quizás algunos aún lo recordéis. Japón vendió una cifra récord de 20 billones de yenes (192,000 millones de dólares) en sus intervenciones cambiarias en el 2003, y otros 15 billones de yenes en los tres primeros meses del 2004, en un intento de detener lo que consideraba como un alza excesiva del yen, perjudicial para su industria exportadora.

En fin, tened presente que los bancos centrales forman una parte importante del Mercado FOREX. Mueven alrededor de 1.9 billones de dólares cada día y en estos momentos tienen cerca de 4 billones de dólares en activos, lo que representa el 65% de las reservas mundiales. De hecho, en el FOREX circula el 75% de los dólares que Estados Unidos ha emitido en el pasado.

Muchos me preguntáis: ¿Nos acercamos al fin de la existencia del dólar como principal moneda de reserva y medio de pago internacional?

Hagamos memoria: a finales de los años 90, más de cuatro quintos de todas las transacciones en el Mercado de Divisas y la mitad de las exportaciones mundiales se realizaban en dólares (el billete verde daba cuenta de dos tercios de las reservas oficiales de todos los países del mundo). Gracias a este rol imperialista de su moneda, Estados Unidos ha sido capaz de sostener su cada vez mayor déficit de cuenta corriente. Dicho con otras palabras, el rol de moneda refugio que ha jugado el dólar en el pasado ha permitido a Estados Unidos vivir más allá de sus medios.

Cuando nació el euro, su debilidad respecto al dólar y las divisiones entre los países de la Eurozona no auguraban un futuro auspicioso para la divisa europea. En aquel entonces nadie podría imaginarse que el euro podría llega a rivalizar un día con la posición dominante del dólar como moneda de reserva mundial. Estábamos en el momento más alto de la burbuja de Wall Street (¿recordáis?), cuando los gurúes de la “Nueva Economía” vaticinaban el fin del ciclo económico y un crecimiento de la economía norteamericana ininterrumpida como consecuencia de la revolución informática. La historia, desde entonces, ya es conocida por todos. Fuimos testigos de las bancarrotas corporativas más grandes de la historia y de un largo período de bolsas a la baja – el mas extenso de la historia – que aun no ha cesado. Y todo ello ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad del dólar.

Poco después, algunos acontecimientos significativos ocurrieron en la escena internacional a favor del euro. Os menciono sólo algunos: en noviembre del 2000, Irak decidió cobrar su crudo en euros. A pesar de la oposición de la ONU, la amenaza de Irak de paralizar la producción petrolera logró su cometido. Ello ocurrió -casualidades de la vida- en la misma semana en que el EUR/USD alcanzó su piso más bajo (0.82 dólares por euro). Posteriormente, Jordania lanzó su esquema de comercio bilateral con Irak, realizado enteramente en euros. Poco después, Corea del Norte abrazó al euro para el comercio. En ese mismo año (2000), el Banco Central de Irán, pasó la mayoría de sus reservas al euro.

De hecho, ahora el parlamento iraní está discutiendo realizar el comercio de petróleo en euros. Lo mismo ha hecho recientemente el parlamento ruso. Ya sabéis que, el año pasado, Rusia entró en negociaciones con Alemania sobre el establecimiento de un intercambio de petróleo a futuro denominado en euros. Llamativamente, un año antes del golpe de abril en Venezuela, su embajador en Estados Unidos también sugirió la posibilidad de cambiar al euro.

El propio Premio Nobel de Economía 2001, Joseph E. Stiglitz, auguró ayer mismo -desde Pamplona, España- que el dólar seguirá debilitándose en los próximos años y que posiblemente dejará de ser la moneda de reserva internacional, especialmente en pequeños países que se cuestionarán si deben seguir financiando el elevado déficit de Estados Unidos a bajos tipos de interés.

En efecto, Stiglitz afirmó que pequeños países asiáticos ya se están saliendo del dólar para la conformación de sus reservas, y otros, como China o Japón, si no lo han hecho ya es porque no pueden, ya que el billete verde bajaría aún más y eso debilitaría a sus propias economías.

Sus palabras fueron muy significativas: “el dólar ya no es un valor seguro y las reservas basadas en esta moneda son un factor de riesgo, por lo que, si bien existen motivos políticos para mantener estos fondos, desde el punto de vista económico no tienen ningún sentido”.

La verdad es que Stiglitz fue muy crítico con la “mala gestión macroeconómica” de Estados Unidos, donde -estimó- existe un desfase de 1.7 billones de dólares entre el crecimiento real de la economía en 2004 y el potencial de crecimiento para ese año.

En definitiva, la divisa norteamericana se está deteriorando en los mercados cambiarios mientras el impulso hacia el euro está cobrando fuerza. Y el motivo es siempre el mismo: Estados Unidos tiene un déficit de cuenta corriente insostenible, mientras que la Zona Euro tiene bien equilibradas sus cuentas exteriores.

Y –ahora sí-, analizando la realidad intradía del EUR/USD, vemos que en estos momentos se está consolidando el rally del cruce, después de romperse esta semana la zona de resistencia ubicada alrededor de los 1.3095 dólares por euro. Los indicadores de momento están sobrecomprados, pero tendencia del Mercado sigue siendo alcista y los inversores siguen aguantando sus posiciones largas de euros, apostando porque las subidas lleven al par hacia la zona de los 1.3295 – 1.3315 dólares por euro. Para hoy, el rango de negociación esperado se localiza entre los 1.3225 y los 1.33 dólares por euro. Las resistencias más importantes emergen en los 1.3275, 1.33 y 1.3350, mientras que los soportes a vigilar se localizan en los 1.3225, 1.32 y 1.3180 dólares por euro.

Entretanto, los participantes en el cruce USD/JPY siguen optando por las ventas de dólares frente a la moneda nipona, con target bajista en el 104.30, que es el primer soporte que halla este cruce. Más abajo, tenemos otros pisos en los 103.30, 103.90 y 103.50 yenes por dólar. Ante correcciones, id en busca de los siguientes niveles alcistas, por este orden: 104.90, 105.20 y 105.70 yenes por dólar.

Por último, como siempre, un rápido repaso a la situación del Mercado del crudo, donde, nuevamente, los precios han vuelto a ser una de las mayores preocupaciones de los inversores, tras comprobar que los futuros para entrega en marzo sobre el barril de crudo tipo West Texas, el de referencia en Estados Unidos, han superado el nivel de los 50 dólares. Ello, unido a las malas expectativas climatológicas para ambos lados del Atlántico, ha hecho renacer los temores a que los precios del petróleo vuelvan a rozar los máximos. El futuro de abril del barril de crudo West Texas se coloca esta mañana en los 51.75 dólares, un nivel que no registraba desde el mes de noviembre, mientras que el futuro sobre el crudo europeo, el brent supera los 49 dólares en el mercado de Londres y avanza el 1.18%.

Esta tarde, sólo el dato de desempleo semanal norteamericano podrá mover al Mercado, aunque no espero cambios sustanciales.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

[1]