- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El EUR/USD ha frenado sus caídas por agotamiento

(OroyFinanzas.com) – El EUR/USD ha frenado sus caídas. Básicamente, por agotamiento. Pero también por los siguientes tres motivos:

* Primero. El presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Jack Guynn, ha sugerido que la FED podría tomarse un respiro a la hora de seguir subiendo los tipos de interés en Estados Unidos, y que el adjetivo “moderado” que aparecía en los comunicados describiendo el ritmo de subida de tipos podría desaparecer. “Dentro de no mucho tiempo nos daremos cuenta que el discurso de Greenspan no está siendo del todo correcto´, se ha atrevido a decir Guynn.

Se trata de unas declaraciones valientes que pueden tener consecuencias significativas en los mercados de divisas. Porque si la tendencia de subida de tipos que, de forma casi ininterrumpida, ha estado llevando a cabo la FED desde junio del año pasado se interrumpe en su próxima reunión de marzo, el euro podría empezar a soltar lastre.

* Segundo. Los inversores es están cuestionando su optimismo respecto a la futura reducción de los déficit de Estados Unidos, una vez que el observador de la FED, John Berry, haya dicho en una columna publicada por la agencia de noticias financieras, Bloomberg, que el FOREX quizás ha malinterpretado los comentarios de Greenspan, y que éste enumeró varias razones por las cuales el déficit, probablemente, NO vaya reducirse pronto.

* Tercero. Los inversores han preferido optar por la quietud hasta que se divulguen, esta tarde, los datos de la balanza comercial de Estados Unidos correspondientes al mes de diciembre y los cruces de divisas reaccionen en consecuencia. Recordad que, en noviembre, el déficit comercial ascendió a una cifra récord de 60.300 millones de dólares. Ahora, los pronósticos apuntan a un descenso del déficit hasta los 57.000 millones.

En cualquier caso, de momento, pese a su déficit, no se vislumbran motivos por los que Estados Unidos no pueda seguir captando financiación del exterior: es le economía más productiva del mundo y de las que más crecen, no hay inflación y las empresas están en una situación financiera extraordinaria. Así que, en principio, el resto del mundo debería seguir estando dispuesto a continuar financiando a los americanos. Es más, si no hay sorpresas en el mercado del petróleo ni terremotos políticos, es de esperar que el déficit sea financiable durante un largo período, lo que daría más tiempo a la Administración estadounidense para irlo corrigiendo paulatinamente.

No obstante, si el dólar vuelve a caer (y el euro a recuperarse), ello tentará a los bancos centrales a recomponer sus carteras de divisas vendiendo dólares por euros, lo que aceleraría la depreciación del dólar frente al euro y agravaría el castigo que ya sufre la producción europea. Esta misma madrugada, por cierto, el Banco Central de Tailandia ha dicho que va a convertir parte de sus reservas en dólares a divisa local.

Me preguntáis muchos: ¿tiene solución el dólar? ¿realmente puede romper su tendencia bajista y seguir recuperándose frente al euro? ¿Qué tendría que ocurrir para que el billete verde continuase revalorizándose en los mercados de divisas?

En realidad, la respuesta a estas preguntas es simple, si bien la realidad no lo es tanto: Si los bancos centrales asiáticos dejaran de intervenir, el dólar se depreciaría frente a las divisas asiáticas y no frente al euro, Estados Unidos ganaría en competitividad y los asiáticos, aunque la perderían, podrían controlar mejor sus presiones inflacionistas y las distorsiones contra la economía productiva que siempre se generan cuando se fuerza artificialmente el tipo de cambio.

A día de hoy, el soporte que se está formando en la zona de los 1.2730 dólares por euro no tiene demasiada fiabilidad, por lo que podríamos ver cierta continuación de las cesiones del EUR/USD hacia la zona de los 1.2660 dólares por euro, antes de ver rebotes. Esta mañana hemos conocido que las exportaciones alemanas cayeron de forma inesperada en diciembre, protagonizando la primera caída mensual de los últimos cuatro meses. El menor crecimiento mundial y la apreciación, a finales del año pasado, del euro, han afectado a las ventas de las empresas alemanas. Las exportaciones cayeron un 4%, cuando se esperaba un alza del 0.6%. No obstante, a pesar de esta caída de las exportaciones, el superávit comercial ha aumentado gracias al fuerte retroceso que también han tenido las importaciones. De todas formas, estos resultados podrían deberse a factores del calendario.

Desde Francia sí hemos tenido noticias más positivas. Han aumentado, por encima de lo esperado, tanto la producción industrial como la manufacturero. Buenos datos, gracias al aumento del consumo de bienes y vehículos. Además, el resultado contradice las estimaciones que señalan ue en el primer trimestre de este año el sector industrial francés se verá debilitado.

En todo caso, el euro vuelve a perder la cota de los 1.28 dólares, a pesar de haberla recuperado brevemente esta madrugada. Los inversores descuentan que el déficit comercial norteamericano se haya estrechado en diciembre, hasta los 57.000 millones de dólares, desde los 60.300 millones previos. El soporte crítico sigue siendo el de los 1.2730 dólares por euro que, de perderse, llevaría al Mercado hasta el 1.2650. Existen resistencias en los 1.2850 y 1.2925 dólares por euro y figuras psicológicas claves en el 1.27 (a la baja) y el 1.30 (al alza).

Entretanto, el USD/JPY se niega a bajar la cabeza y sigue flirteando con la cota de los 106 yenes por dólar, a pesar de los comentarios de dos miembros del Banco de Japón, que ayer mencionaron la posibilidad de una subida de los tipos de interés en Japón, lo cuál apoyaría la cotización del yen y, por consiguiente, crearía presiones bajistas en el cruce USD/JPY.

Como sabéis, desde 1999 los tipos de interés en Japón oscilan entre el 0% y el 0.25%, niveles históricamente expansivos que tratan sacar al país del proceso deflacionario -caídas generalizadas de precios- que arrastra desde dicho año. Las autoridades niponas confían en que los precios puedan repuntar en los próximos meses, de ahí que se haya aludido a la posibilidad de un próximo repunte del precio del dinero en el país del sol naciente.

Atentos a la resistencia de los 106.05 yenes por dólar, que de momento no se ha dejado batir por el USD/JPY y que, si no logra ser penetrada, podría empujar al Mercado hacia el área de los 105.25/05 yenes por dólar. Más abajo, otro soporte destacable es el de los 104.80 yenes por dólar. No obstante, si el techo de los 106.05 yenes por dólar cede, el siguiente “target” del Mercado será el 106.55/75.

Por otro lado, los que estéis comprando GBP/USD vigilad el área de resistencias ubicado en los 1.8640/75 dólares por libra, porque no será fácil de romper y está creando presiones bajistas que podrían empujar al cruce hasta el área de los 1.8450/25 dólares por libra. Este mediodía a las 13.00 h. de Ginebra y Madrid, el Banco de Inglaterra anunciará –previsiblemente- que mantiene sus tipos en el 4.75%.

Y, por supuesto (¿hace falta que lo repita?), atentos, esta tarde, a la situación comercial estadounidense, que ha generado nuevas dudas tras conocerse, ayer, que las exportaciones de China a Estados Unidos crecieron en enero un 42% con respecto al mismo mes del año anterior, datos que son críticos porque China es responsable, por sí misma, de casi un tercio de todo el déficit comercial norteamericano. Aquí veis claramente como China se sigue beneficiando de su política cambiaria que deja al yuan con un tipo de cambio cuasi-fijo frente a la divisa estadounidense.

Respecto al mercado del crudo, la Agencia Internacional de la Energía ha elevado su previsión de demanda de petróleo para 2005 en 80.000 barriles por día. Además, ha incrementado su estimación para 2004 en 30.000 barriles. Los aumentos para este año se han producido, principalmente, por la esperada demanda procedente de Asia. El precio del barril de petróleo Brent sube por tercer día consecutivo, hasta los 43.45 dólares.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

[1]