- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Ataques terroristas de Londres favorecen ventas de GBP/USD

(OroyFinanzas.com) – Londres sigue en alerta máxima. Las explosiones de ayer fueron casi una copia de lo que sucedió hace exactamente dos semanas, el 7 de julio (aunque, afortunadamente, sólo una persona resultó herida esta vez).

Las últimas noticias que nos están llegando son aún muy confusas. Esta mañana la policía ha disparado a un hombre en una estación que podría estar involucrado en los intentos de ataque con bomba que se produjeron ayer. Y ahora parece que la policía rodea una mezquita en el este de la capital, según informa la agencia Reuters. Nuevos incidentes, pues, que siguen poniendo los nervios de la libra esterlina a prueba y favoreciendo, por supuesto, las ventas de GBP/USD.

Además, el PIB preliminar del Reino Unido ha sido, en el segundo trimestre, del 0.4%, peor de lo esperado. El dato interanual ha sido el más bajo desde el año 1993, lo que va a reforzar aún más aún la tesis de posible bajada de tipos en el Reino Unido, lo que perjudica la cotización de la esterlina. El par GBP/USD nos ofrece, pues, oportunidades de hacer negocio a la baja. La libra cae ahora hasta los 1.7470 dólares y el siguiente soporte se encuentra ya muy cerca: en los 1.7455 dólares.

No obstante, el Mercado sigue aún muy pendiente de China y de la decisión posterior de Malasia en la misma dirección. La reacción más marcada la hemos tenido en el USD/JPY, que ayer se desplomó maravillosamente (¿quién no rentabilizó capital con ello?) mientras los operadores apostaban por una mejora de la relación de competitividad comercial nipona. En efecto, tras caer esta madrugada por debajo de los 110 yenes por dólar, el cruce toma ahora beneficios (rebote alcista), lo cuál es lógico si tenemos en cuenta que la revalorización de ayer del yen frente al billete verde fue la mayor habida en una sola sesión en los últimos tres años.

Si bien una revaluación de sólo el 2% no altera el escenario de relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, el abandono del billete como única referencia dará paso a un esquema más realista que incluya al euro y al yen. De todos modos, no nos engañemos, la revaluación del yuan no es el remedio a los problemas estructurales de la economía de Estados Unidos y no resolverá, por ejemplo, sus problemas de desempleo, ya que el coste de la mano de obra en China es sólo el 3% del de la mano de obra estadounidense.

En cualquier caso, en Estados Unidos la medida fue bienvenida, aunque con cierta cautela, pues la apreciación del yuan aún queda muy lejos del 10% sugerido por la Casa Blanca, muy preocupada por la creciente presión proteccionistas en el Congreso. Pero el Presidente de la FED, Alan Greenspan, señaló que “éste es el primer paso de una serie de ajustes que vendrán a medida que los chinos tengan un papel cada vez más importante en el comercio mundial”. Y es que, en efecto, la decisión supone el primer paso hacia un sistema de tipo de cambio flexible y pone fin a la política monetaria china de los últimos catorce años. El cambio es ligero, pero significativo. Ahora la cuestión es ver si la medida permitirá mayores fluctuaciones en el futuro.

Por su parte, el ministro japonés de Finanzas ha dicho que el Gobierno nipón está muy interesado en la composición de esa cesta de divisas extranjeras de referencia a las cuales está ahora ligado el yuan, aunque ha reconocido que otros países que han adoptado un proceso similar normalmente no han revelado tal información.

En el FOREX, el fin del sistema de cambio fijo del yuan respecto al dólar traerá como consecuencia una fuerte revalorización del yen frente al billete verde. La liberalización del yuan hace que los demás países puedan competir con los productos chinos en unas condiciones más favorables. Sin embargo, las empresas exportadoras japonesas podrían salir perjudicadas en otros mercados, como el de Estados Unidos, clave para el sector, en el que sus productos serían vistos como más caros.

No obstante, el USD/JPY, cotizando ahora ligeramente por encima de los 111 yenes por dólar, no ha perdido aún la directriz alcista que se puede trazar desde el 5 de mayo, con un tercer apoyo en los mínimos de ayer (109.85 yenes por dólar); por debajo de éstos habría que darla por finalizada. Mientras esto no suceda, a pesar de la corrección de ayer el sesgo del cruce sigue mirando al Norte.

El gobierno nipón, que sigue muy de cerca la evolución de los cruces de divisas frente al yen, y que hacía tiempo que no hablaba de ‘intervención’, tras la revalorización de su moneda de ayer volvió a amenazar con intervenciones. Pero los inversores consideran que es muy poco creíble que haga nada por el momento y que sólo lo haría, aunque eso tampoco es seguro, ante una subida mucho más profunda del yen que llevase al USD/JPY hasta la zona de los 104-102 yenes por dólar, lo cuál está aún muy lejos.

También el euro muestra una mejor cara tras la noticia proveniente de China, aunque habrá que estar atentos a la composición de esa cesta, que aún no se conoce. Si el euro tiene un buen papel en la misma, podría verse muy beneficiado. De momento, la resistencia técnica clave del par EUR/USD sigue estando en los 1.2255 dólares por euro. Ayer, de nuevo, el cruce se frenó en esas alturas y desde ahí vuelve a retroceder. Sin duda, dicha cota causa respeto. Por encima de la misma, la paridad podría dar un salto directo hacia la referencia intermedia de los 1.2290 dólares por euro. Pero, por ahora, esperar unas negociaciones dentro del rango de los 1.21-1.2250 dólares por euro.

En cuanto a la agenda macro, ayer los indicadores norteamericanos fueron razonablemente buenos (paro semanal, leading indicators e índice de la FED de Filadelfia), pero no pudieron evitar ligeras tomas de beneficios en el dólar. A última hora se publicaron las actas de la última reunión de la FED, siendo lo más destacable el hecho de que dediquen un primer párrafo inicial al precio de la vivienda y el mayor perfil de riesgo de las hipotecas. Por lo demás, el enfoque fue positivo y no aportaron nada sustancialmente nuevo.

Esta tarde no tenemos referencias de interés y, macroeconómicamente hablando, la semana la podemos dar por cerrada.

Tan sólo os menciono, para terminar, que el petróleo vuelve a la carga. Tras la decisión China se especula con la posibilidad de que aumenten las importaciones de crudo por parte del gigante asiático, que le será ahora más barato puesto que los barriles de oro negro se denominan en dólares. Así, el barril brent se anota esta mañana un 1.13%, hasta 56.35 dólares, mientras el West Texas lo hace un 0.74%, pagándose a 57.55 dólares.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

 

[1]