- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Euro: Indicadores de confianza europeos positivos

(OroyFinanzas.com) – Los indicadores de confianza europeos están sorprendiendo positivamente. Por un lado, esta mañana se ha publicado una confianza empresarial en Italia que ha subido hasta los 86 puntos, cuando se esperaban 84.

Excelente noticia para Italia, país en el que la situación económica no es muy halagüeña. Es, además, el mayor nivel de confianza desde el mes de febrero, gracias al aumento de los pedidos y de las perspectivas de producción para los próximos meses.

Por su parte, la cifra de confianza empresarial alemana facilitada por el instituto IFO ha quedado mucho mejor de lo esperado, en los 95 puntos, cuando se esperaba que quedara en 94, lo que no hace sino reforzar la idea de que la economía europea está en vías de recuperación. El mismo presidente del IFO, Hans-Werner Sinn, ha dicho que “se pueden ya ver los primeros rayos de esperanza en el horizonte de la situación económica de Alemania”. No olvidemos que este repunte de la confianza empresarial alemana se produce por segundo mes consecutivo, después de cuatro descensos en los meses anteriores hasta el nivel más bajo desde septiembre de 2003, lo que puso en evidencia una ralentización del ritmo de crecimiento económico.

Por supuesto, el retroceso del euro este año (que se ha depreciado ya un 12% desde el pasado 30 de diciembre, cuando alcanzó su máximo histórico en los 1.367 dólares) le ha sentado bien a Alemania, ya que ha abaratado el precio de sus exportaciones fuera del Área Euro. Lo más importante es que los empresarios alemanes, que tienen grandes expectativas en las posibilidades de un cambio de gobierno en las elecciones generales de septiembre, han mejorado sus perspectivas para los próximos seis meses.

No obstante, pese a estos datos positivos, el euro cede terreno y a esta hora pierde los 1.20 dólares, cuando en la apertura europea cotizaba en los 1.2050. Los ojos están ya puestos en el viernes, cuando se publiquen las cifras preliminares del dato del PIB estadounidense del segundo trimestre del año, para las que se espera un aumento del 3.3-3.4% frente al 3.8% anterior. Probablemente, los datos del tercer trimestre serán mucho mejores. Ayer, por ejemplo, la venta de viviendas de segunda mano en Estados Unidos durante el mes de junio fue superior a lo que esperaba el consenso del Mercado, dato que ha venido seguido, además, de una revisión al alza de las cifras del mes anterior. Con el incremento interanual del 2.7% que hubo ayer se ha superado el récord alcanzado en abril, con una cifra de 7.18 millones de viviendas.

En definitiva, en Estados Unidos seguimos viendo crecimiento. Tras muchos meses de descontar un enfriamiento de la economía estadounidense, sobre todo ante los altos precios del crudo, las cifras macro que nos están llegando del otro lado del Atlántico son ahora evidentes. No hay enfriamiento y esto puede provocar que la FED siga subiendo los tipos más, incluso, de lo que se había pensado inicialmente.

Además, la burbuja inmobiliaria, que poco a poco está acelerando su velocidad en Estados Unidos y que, tas mucho tiempo de silencio por parte de la FED, fue reconocida la semana pasada por Greenspan con su frase de “fervor especulativo inmobiliario”, empieza a tener sus efectos en los mercados. Cada día hay más datos que confirman la tesis de que la burbuja está tomando gran amplitud, como ayer, por ejemplo, esa cifra de ventas de viviendas de segunda mano en nuevo récord histórico y con la subida media del precio de la vivienda más alta -en interanual- desde noviembre de 1980.

Este proceso de burbuja inmobiliaria en Estados Unidos favorece indirectamente la cotización del billete verde, ya que la FED intentará frenarla antes de que sea demasiado tarde, con lo que está obligada a mantener unos tipos de interés altos que desincentiven que la burbuja siga creciendo. Desde este punto de vista, los actuales tipos en Estados Unidos son aún demasiado bajos.

Así las cosas, el EUR/USD pone a prueba el soporte técnico de los 1.20/1.2990 dólares por euro, lo que previsiblemente le empujará hacia los 1.1965, como dije ayer. Los operadores han empezado la jornada vendiendo euros y, en estos momentos, en pleno mediodía europeo, la mayoría ya mueven sus stop-loss para garantizar los beneficios conseguidos mientras siguen aguantando sus posiciones cortas de EUR/USD en espera de que el cruce logre nuevos mínimos. Sin duda, las especulaciones que aseguran que China evitará una revaluación importante del yuan están ahora jugando a favor del dólar. Las autoridades chinas, efectivamente, han emitido hoy un comunicado en el que califican como ‘equivocadas’ las esperanzas de más revalorizaciones del yuan a corto plazo. Dicen que el ajuste de la semana pasada fue simplemente un ‘primer paso’, que no un paso inicial, para dotar de mayor flexibilidad al tipo de cambio de su moneda.

Así que, en realidad, las cosas no han variado demasiado desde la situación previa al ajuste del jueves. Ni siquiera se conoce aún la cesta de divisas de referencia. Por ello, el dólar ha recobrado tranquilidad y su rally ascendente, no sólo frente al euro sino también frente al yen: el USD/JPY continúa mirando al alza, aunque aún metido dentro de n canal de negociación bastante estrecho. Se negocia en estos momentos en el entorno de los 112.10 yenes por dólar. Recordad que ayer os comenté que sólo una ruptura de los 112.70 yenes por dólar desencadenaría compras masivas de este cruce, y que aún son posibles retrocesos previos hacia los 110.35 o los 109.85 yenes por dólar.

Fundamentalmente, el yen tiene en su contra al propio Primer Ministro japonés, Koizumi, que ha vinculado su gobierno a sacar adelante la privatización del servicio de correos, proyecto que está teniendo muchos problemas en ser aprobado por el Congreso. Tantos, que algunos ya hablan de una probabilidad del 30% de que le Gobierno nipón se disuelva y se convoquen elecciones. ¿Qué pasaría si Koizumi convoca elecciones y las pierde? Por supuesto, este clima de inseguridad no favorece la fortaleza del yen y de ahí que las compras de USD/JPY (compras de dólares en contra del yen) se estén volviendo otra vez populares.

¿Y el crudo? Se toma un descanso ante las expectativas de que las reservas de gasóleo para calefacción y diesel, que se publicarán mañana en Estados Unidos, hayan crecido por décima semana consecutiva. Quizás no caigan lo suficiente para tensionar de nuevo los precios, pero atentos, porque en agosto podríamos asistir a nuevas tensiones derivadas del consumo de gasolina y lo ajustado de la capacidad de refino. No olvidéis que el margen de maniobra de producción de crudo por parte de la OPEP es cada vez más limitado. Ayer conocimos como en junio aumentó la producción del Cártel en algo más de 600 millones de barriles, estimándose la producción marginal en algo menos de 2 millones barriles. El barril de brent cae ahora hasta los 57.47 dólares, mientras que el West Texas se paga a 58.55 dólares el barril.

En fin, esta tarde conoceremos desde Estados Unidos la confianza de consumidor de julio, y durante el resto de la semana el ISM de Chicago, también de julio, junto a los costes laborales del segundo trimestre.

La sesión veraniega se presenta buena, aunque ahora estemos asistiendo a algunas jornadas algo laterales y tranquilas. La adrenalina correrá pronto por todos los cruces de divisas. Seguid pendientes.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

 

[1]