- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Wim Duisenberg, piloto de la introducción del euro falleció ayer

(OroyFinanzas.com) – A los 70 años, Wim Duisenberg, piloto de la introducción del euro y primer presidente del BCE, se ha despedido de nosotros para siempre. Falleció ayer en su casa del sur de Francia.

Varios dirigentes políticos y económicos europeos han mostrado su gran tristeza por la muerte de quien tuvo una decisiva importancia en la introducción de la moneda europea. Así lo ha destacado el actual presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, quien ha mostrado su pesar por la pérdida definitiva del considerado “Padre del Euro”.

El EUR/USD, entretanto, ofrece a sus operadores una sana toma de beneficios, en parte consecuencia lógica de la recogida de posiciones por parte de aquellos que preparaban todo para irse de vacaciones y que aprovecharon la publicación del PIB estadounidense, el viernes, menos sólido de lo esperado, para liquidar sus posiciones largas en dólares.

No obstante, no nos engañemos: en los últimos trimestres las cifras de PIB de Estados Unidos publicadas inicialmente no han sido excesivamente brillantes, pero se han visto revisadas al alza de forma sistemática en los cálculos posteriores. Así que, probablemente, ahora esté ocurriendo lo mismo y dentro de unas semanas nos encontremos con que el crecimiento económico estadounidense se revisa al alza desde 3.4% preliminar publicado el viernes.

En cualquier caso, la cifra provisional del viernes ha supuesto, de momento, un buen soporte para el euro, favoreciendo sus compras a nivel interbancario. Y no sólo dicha cifra, sino también las declaraciones que el viernes se hicieron desde el FMI, afirmando que el dólar está sobrevalorado, pues sus déficit siguen sin solucionarse. Ello, lógicamente, también ha frenado la corriente alcista del billete verde, a pesar de las últimas declaraciones de Yellen, de la FED de San Francisco, mostrándose claramente alcista respecto a los tipos de interés en Estados Unidos.

Aunque, quizás, toda esta corrección del EUR/USD hubiese tenido lugar de todas formas debido al cambio de mes. Porque, en el fondo, nada ha variado desde un punto de vista macro. Es cierto que el PIB del viernes se quedó algo corto (3.4% frente al 3.8% del primer cuarto del año, cuando se barajaba un avance del 3.5%, aunque los inversores en dólares se habían vuelto, últimamente, más exigentes y esperaban más). Pero sigue mostrando un fuerte crecimiento en Estados Unidos, pese al encarecimiento del crudo, lo que da indicios de mejoría en algunos de los aspectos más preocupantes, incluida la balanza comercial, al detectarse un fuerte aumento de las exportaciones y un descenso en las importaciones.

Así que quitad hierro a esa desaceleración del PIB y no olvidéis que, con este dato, Estados Unidos lleva 13 trimestres consecutivo creciendo más del 3%, la mejor racha en casi 20 años. Además, los detalles dentro de la medición del PIB fueron más positivos que la cifra general. El deflactor -medición del aumento de precios- cayó y el descenso de existencias almacenadas, derivado del fuerte ritmo de ventas, se llevó parte del crecimiento. De hecho, la reducción de existencias fue la mayor desde 2003. De forma paralela, el indicador de gestores de compras de Chicago se disparó de los 53.6 a los 65.3 puntos, el mayor salto en dos décadas.

En resumen: fortaleza económica, con subidas de la rentabilidad y caídas en el precio. ¿Qué más se puede pedir, si a eso añadimos la repatriación de aproximadamente 520 millones de dólares por parte de las compañías en el exterior de Estados Unidos, lo que apoya la revaluación del dólar a medio plazo?

Para el EUR/USD, julio ha sido un mes de tránsito. El cruce cerró el viernes intercambiándose sobre los 1.2135 dólares por euro, lo que supone una variación al alza de un 0.20% en el mes. No obstante, la depreciación del euro frente al billete verde se mantiene en el 10.50% en lo que llevamos de ejercicio. En estos momentos de detecta una acumulación de posiciones a favor del euro para el medio plazo, a raíz de la mejoría que, últimamente, han arrojado los datos macro de la Eurozona.

No obstante, no hay que olvidar que, desde mediados de junio, el EUR/USD se ha comportado con relativa tranquilidad, mantenido dentro del rango de los 1.1870-1.2250 dólares por euro (y en un rango más estrecho en la mayor parte del tiempo: entre los 1.1955 y los 1.2170 dólares por euro). A corto plazo, es de esperar que el cruce continúe su apreciación, al menos en la primera parte de esta semana. Después, será el dato de paro estadounidense el que determinará el saldo final para el euro en la semana.

En estos momentos, el EUR/USD sube hasta los 1.2235 dólares por euro. El dato de directores de compras de la Eurozona ha subido de los 49.9 a los 50.8 puntos, mejor de lo esperado y el indicador de producción también ha subido, de los 51 a los 52.8 puntos, aunque el indicador de empleo ha caído de los 48.2 a los 47.8 puntos. Datos aceptables, en general. La cifra sigue ligeramente por encima de la zona de “expansión”, que es el nivel de los 50 puntos, aunque –todo sea dicho- no demasiado lejos de la misma y con el empleo muy pobre y claramente por debajo de la línea de esa “expansión”.

No obstante, a los operadores en divisas estos datos les parecen lo suficientemente robustos como para comprar hoy euros, y no descarto que, en cuanto la situación económica empiece a mejorar algo más, se empiece a hablar de subidas de tipos en la Eurozona. La clave será la demanda interna en Alemania y, para que ésta se recupere, la tasa de empleo alemana.

El EUR/USD, entretanto, ignora las señales técnicas de sobrecompra y las compras continúan haciéndose presentes en el cruce, favoreciendo las posiciones largas, que siguen acumulando beneficios desde el viernes. ¿Primer target del Mercado? Los 1.2255 dólares por euro, que podría favorecer una nueva toma de beneficios y, en consecuencia, una puntual corrección bajista de la divisa europea. Los niveles cruciales son los siguientes: resistencias en 1.2255, 1.2290, 1.2350 y 1.2410; soportes en 1.2150, 1.2105, 1.2035 y 1.1955.

Atentos, también, a los espectaculares movimientos del USD/JPY, esta mañana bajistas ante las compras que están habiendo de yenes contra dólares con motivos de repatriaciones asiáticas de pagos de cupos de renta fija pagados recientemente. No obstante, garantizad vuestras ganancias moviendo vuestras órdenes de stops-loss porque esta semana habrá votaciones en la cámara alta japonesa sobre algunas reformas del país, entre las que se encuentra la privatización de correos. Ya sabéis que hay quienes opinan que las cosas no irán bien y no descartan que el primer ministro disuelva la cámara y convoque elecciones generales, lo que podría desatar una venta masiva de yenes y, por tanto, nuevas subidas del USD/JPY.

De momento, no obstante, como os decía, la paridad se encuentra bajo presión, a punto de perder el nivel Fibonacci de los 111.70 yenes por dólar. Los estudios técnicos nos alertan ahora de la sobreventa de este cruce, por lo que un rentable rebote no es descartable durante la sesión, aunque, hasta que éste ocurra (si ocurre), las ventas de USD/JPY siguen estando favorecidas. Los soportes más importantes se ubican en los 111.70, 111.35, 111 y 110.10 yenes por dólar, mientras que las resistencias más claras las halláis en los 112.90, 113.70, 113.90 y 114.40 yenes por dólar.

Entretanto, la moneda China, el yuan, sigue al alza. Desde que el Gobierno aprobó la revaluación de la divisa, ésta se ha apreciado más de un 2%. El viernes se intercambiaba sobre los 8.1056 dólares frente a un cambio fijo anterior de 8.2763. Mañana, a primera hora suiza, estaré en los estudios de Bloomberg TELEVISIÓN para comentaros en directo las claves del yuan chino.

Por otro lado, parte del interés de la jornada se centra también en el precio del crudo, que en la apertura ya cotizaba por encima de 60.50 dólares y que ahora supera los 61 dólares tras hacerse público el fallecimiento del rey Fahd de Arabia, el mayor productor mundial de oro negro. El petróleo, pues, sigue impidiendo revalorizaciones sostenidoas en las bolsas europeas, al mantenerse en niveles realmente peligrosos para los mercados de acciones.

En fin, ya hemos entrado de lleno en el mes de Agosto. Esta semana tenéis una cita ineludible con el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), que se celebrará el jueves, mientras que al otro lado del Atlántico el dato más importante será el del desempleo en Estados Unidos, que se publicará a finales de la semana. Esta tarde, en Estados Unidos se publicará el ISM manufacturero de julio, además de las cifras de gasto en construcción de junio.

Fuente: ACM – Advanced Currency Markets

© OroyFinanzas.com

 

[1]