- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El precio del oro el mejor termómetro-indicador de la Inflación

(OroyFinanzas.com) – Según un estudio realizado en Londres y encargado por el World Gold Council (Consejo Mundial del Oro) a los analistas H. C. Wainwright & Co. Economics de Boston, la inflación está siendo ignorada por Wall Street.

El error se produce porque los participantes del mercado se orientan por los índices de precios al consumo. El Oro sería según el estudio el mejor indicador o barómetro de la inflación, mejor que el petróleo o el Índice de Precios al Consumo.

El creciente precio del oro estaría indicando mayores y generalizadas subidas de precios, que está ahora vienen siendo ignoradas.

Si los precios del oro continuaran subiendo algo en lo que no solo David Ranson como presidente de Wainwright sino también los Bancos Centrales parecen estar de acuerdo, los inversores se empezaran a plantear cada vez más como protegerse en un ambiente inflacionario. La alternativa según resalta el estudio realizado por Ranson, son las materias Primas en especial el oro.

“El precio del oro sube cuando la gente se empieza a plantear que el papel moneda no va a asegurar su bienestar” menciona Ranson como Presidente de Wainwright & Co. Economics en una entrevista a Bloomberg.”El oro se mueve como el primer eslabón de una cadena de indicadores” El oro según el análisis de Ranson reacciona de forma sensible y adelantada como indicador del desarrollo de la inflación.

En los últimos doce meses el precio del oro ha subido un 10% y alcanzó a mediados de Octubre un precio de 476$ la onza, así como también alcanzó sus máximos en euros llegando a los 400 €.

Desde hace 5 años el precio del oro casi ha duplicado.

En las pasadas semanas, los precios han retrocedido un poco pero eso se debe según Eberhardt Unger economista de Fairesearch, a la realización de beneficios por parte sobre todo de entradas especulativas. “Nuestras perspectivas a medio plazo en el precio del oro son muy buenas.”

Asimismo Martin Siegel, consultor de PEH-Q Goldminenfonds, cuenta con un precio a medio plazo de $600 hasta $700 la onza troy. Y matiza que en el momento en que los Bancos Centrales hayan vendido (lo vendible) de sus reservas en este metal el precio se podría disparar sin problema alguno por encima de los 1000 dólares la onza.

Para los inversores Europeos resulta muy interesante el nuevo rumbo que está tomando el oro. Desde el comienzo de las subidas de este mercado alcista del oro, el comportamiento del precio del oro (PO) se ha desarrollado proporcionalmente inverso al valor del dólar. Cuando el dólar bajaba el oro subía, para los inversores europeos esta circunstancia no eran del todo favorable.

Pero desde hace unos meses las tornas han cambiado, y habiendo encontrado el dólar cierta “estabilidad”, el precio del oro (PO) ha mantenido su rumbo alcista. El oro se ha ido desligando del valor de la divisa americana. Michael Blumenroth de metales preciosos de la Deutsche Bank explica que cada vez más participantes del mercado están tomando posiciones en materias primas, para protegerse contra la inflación. Estos miedos a la subida de precios a ambos lados del atlántico, están generando un renovado interés en invertir en el metal amarillo independientemente del curso de las divisas.

La mayoría de los argumentos están siendo favorables a una continuada subida en el oro. La producción minera no está aumentando. En los últimos años no han habido grandes descubrimientos de yacimientos de oro. Al mismo tiempo que sube la demanda de este metal precioso. En muchos países asiáticos el oro es una forma tradicional de inversión y con una clase media emergente la demanda también sube. Solo en el primer semestre de 2005 en China según datos del World Gold Council la demanda de oro ha subido un 50%.

El gap que se produce entre la creciente demanda de oro y una oferta en retroceso, lo ha venido llenando hasta ahora las ventas de oro por parte de los Bancos Centrales.

El 26 de septiembre de 1999, 15 Bancos Centrales Europeos reunidos en Washington firmaron el “Central Bank Gold Agreement” por 5 años, en la ciudad de Washington.

Posteriormente, Wim Duisenberg, por entonces presidente del BCE, leyó la siguiente nota de prensa:

“Con intención de clarificar las intenciones de las Instituciones arriba firmantes se hacen las siguientes declaraciones:

1. El oro continuará siendo un elemento importante de las reservas monetarias mundiales.

2. Las instituciones arriba firmantes no entrarán en el mercado como vendedores, con la excepción de las ventas decididas con anterioridad.

3. Las ventas del oro decididas con anterioridad se realizarán con un programa concertado de ventas durante los cinco años próximos. Las ventas anuales no excederán las aproximadamente 400 toneladas y las ventas totales sobre este período no excederán las 2.000 toneladas.

4. Los firmantes de este acuerdo han acordado no ampliar sus leasings de oro y el uso de futuros y de opciones del oro durante este período.

5. Este acuerdo será revisado cada cinco años.

Fuente: Banco Central Europeo 1999

A medida que la demanda global de oro aumente por la inseguridad con respecto al US$, y a la delicada situación geopolítica, el mercado no tendrá problemas en absorber las ventas de oro por parte de los Bancos Centrales.

Pero los Bancos Centrales no solo venden oro también lo compran. Un buen ejemplo es la reciente compra, por parte de Argentina, de 42 toneladas de oro para entrar a formar parte de sus reservas. En una actitud muy clara de desconfianza hacia el US$.

El gobernador del Banco Central de China lo dejó muy claro en agosto pasado en Shanghái, diciendo que quiere que los ciudadanos chinos compren oro y que hará todo lo posible para facilitarlo. También dejó clara la importancia de este metal como refugio ante la inflación de prever que la demanda de oro por parte de China sea inmensa en los próximos años. Si China y Japón quisieran actualizar sus reservas en oro al nivel medio del 15% de los demás Bancos Centrales del Mundo, tendrían que comprar aproximadamente 10.000 toneladas.

¿Qué mayor piropo para un activo monetario que la declaración conjunta de 15 bancos centrales, los mayores propietarios de oro del mundo, de que el oro sigue formando parte muy importante en la economía mundial?

© OroyFinanzas.

[1]