- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El precio del Oro está volátil

(OroyFinanzas.com) – Los buscadores de tendencias alcistas seculares de los mercados, como es evidentemente el caso del oro, tienen perfectamente definida su estrategia: sentarse y esperar. Con respeto escrupuloso al guión preestablecido, después de haber traspasado la frontera psicológica de los 500$, el oro ha entrado en un periodo de alta volatilidad.

Los buscadores de tendencias alcistas seculares de los mercados, como es evidentemente el caso del oro, tienen perfectamente definida su estrategia: sentarse y esperar.

Sin embargo, no todos tienen ese grado de paciencia, o de sangre fría: muchos de los que llegan a un mercado secular alcista cuando éste empieza a llamar la atención, cuando se empieza a hablar de él con mas frecuencia de la habitual, pertenecen al grupo de los “profesionales” del mercado, entendiendo por tales a los que viven del mismo independientemente de su tendencia.

Cada una de las causas que se citan estos días explicando la enorme fortaleza del oro sería por si sola suficiente para justificar la reciente subida de casi cien dólares, sin el menor titubeo, ni sombra de debilidad.

Sin embargo, los consabidos argumentos técnicos acerca de los techos y dobles techos, las cabezas y hombros, los indicadores de sobre compra, la aparición en escena de los hedge funds y toda esta serie de parafernalia mediática que suele acompañar a los mercados, ha provocado durante este periodo una interminable sucesión de subidas y bajadas, de entre 20 y cuarenta dolares cada una de ellas.

En suma, los movimientos que en la fase primera del mercado secular podían llegar a durar un mes los estamos contemplando, ahora sin solución de continuidad, semana tras semana.

Se trata de un escenario ideal para los traders de fortuna porque pueden engordar sus carteras en menos de un mes, aprovechando cada subida y cada bajada, en la misma medida que los pacientes parroquianos del mercado alcista de largo plazo han logrado en el espacio de años.

Debemos, sin embargo, recordar que ser un trader de fortuna no es tarea al alcance de cualquiera. Los brokers profesionales saben perfectamente que, de los que entran al juego del corto plazo, con la ilusión de hacerse ricos aprovechando los innumerables dientes de sierra de cualquier gráfico, son muy pocos los que tienen realmente éxito. El resto pagan religiosamente, año tras año, su tributo al mercado para que los profesionales que viven del mismo con independencia de su tendencia, puedan seguir haciéndolo por muchos años.

Teniendo en cuenta la enorme solidez de los factores fundamentales que soportan la subida del oro y que apenas nos encontramos al principio de la segunda fase de su mercado secular, que suele ser la de mayor duración, debemos esperar que todo esto no sea mas que un mero aperitivo de lo que está por venir. Quiero decir que no solo debemos estar preparados para asistir a fuertes pendientes sino, más aún, a incrementos todavía mayores de la volatilidad.

Este largo trayecto de ferrocarril Transiberiano en el que nos hemos embarcado ha abandonado, pues, la llanura y entra en zona montañosa. Solo caben, por tanto, dos alternativas: quedarse sentados en el coche restaurante y tomar píldoras para el mareo o, subirse al tejado del vagón de cola, estando dispuestos a rompernos la crisma o, lo que sería peor, caernos a la vía y perder el tren.

Tomasillo

© OroyFinanzas.com

[1]