- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El precio del oro y el dólar inesperadamente inseparables

(OroyFinanzas.com) – El dólar y el oro ya no navegan por separado. Durante la mayor parte de esta década, el precio del oro y el valor del dólar tendían a moverse en direcciones opuestas. Cuando el oro subía, el dólar bajaba, y viceversa.

La razón es que un dólar débil alimenta temores de inflación y eso, a su vez, empuja a los inversores a refugiarse en el oro, un activo tangible de oferta limitada y cuyo valor suele elevarse en tiempos de inflación.

Sin embargo, últimamente el oro y el dólar han comenzado a moverse a la par, a medida que inversores nerviosos buscan un cobijo de la contracción económica, los bancos se tambalean y los gobiernos lanzan planes de estímulos radicales.

Todos estos factores están animando a inversores en todo el mundo a acumular lingotes, al mismo tiempo que compran dólares, la llamada divisa del mundo usada por bancos centrales e instituciones.

El extraño acoplamiento ha dejado perplejos a estrategas e inversores, y algunos afirman que podrían seguir avanzando juntos en un futuro inmediato, a medida que los inversores se concentran en la fortaleza o en la debilidad de los bancos y las economías mundiales.

Este año, los precios del oro han subido un 5% y el valor del dólar se ha revalorizado contra una canasta de las principales divisas un 8%. En cambio, en el último trimestre de 2008 el oro cayó 4% y el dólar subió 3%, siguiendo el patrón tradicional.

El reciente acoplamiento “contradice la teoría económica así que ahora tenemos mucha nueva teoría”, afirma Richard Bernstein, jefe de estrategia de inversión en Bank of America Securities-Merrill Lynch.

Hans Olsen, director de inversiones de la unidad de gestión de patrimonio privado de J.P.Morgan, advierte que los inversores no deberían aferrarse a expectativas de que el dólar y el oro volverán a los hábitos del pasado.

“No existe una relación inversa axiomática inmutable” entre el dólar y el oro, afirma Olsen. “Hay períodos en los que el mercado puede asignarles una relación, y hay momentos en los que se negocian de manera diferente por motivos diferentes”.

Para algunos inversores, la razón por la que la antigua relación inversa no está funcionando es porque el oro ya no es simplemente una apuesta en contra del dólar, sino una apuesta en contra de las monedas en general. En otras palabras, el oro no es sólo un refugio contra de un dólar más débil, sino una forma de protegerse de la tentación de que cualquier gobierno devalúe su moneda.

Algo que inquieta de manera especial a los inversores es que los estímulos gubernamentales generen una inflación desenfrenada. No sólo las tasas de interés rozan el cero en varios mercados, sino que cada vez más países como Estados Unidos, Reino Unido, Japón y Suiza están adoptando métodos poco convencionales para inyectar dinero en sus moribundas economías.

En los últimos días, el oro y el dólar se han vuelto a acoplar, en parte debido a que el mercado bursátil se ha recuperado a medida que los inversores vuelven lentamente a activos más arriesgados. Señales de que la economía global está tocando fondo y el sistema bancario se está estabilizando han alentado a inversores a dejar el oro y el dólar y a elegir otras monedas y otros activos como el petróleo. Tras superar los US$1.000 la onza, el oro bordea los 920$. El dólar anda por 1,3 frente al euro.

Bank of America Merrill Lynch prevé que el dólar seguirá encontrando demanda, e incluso que se fortalecerá contra el euro ya que los inversores usan la moneda como un refugio. La institucion predice que para fin de año, el dólar alcanzará el 1,18 respecto al euro.

Bank of America Merrill Lynch también estima que el oro continuará fuerte, a un promedio de 1.000$ por onza este año y 1.050$ en 2010. En tres años, preveen que el oro llegara a 1.500$ la onza.

Este año el oro se ha mantenido a flote gracias a fondos cotizados en bolsa (ETF), que adquirieron lingotes de oro debido a que atraían nuevas oleadas de inversores. Compradores minoristas incrementaron las compras de monedas y las instituciones comenzaron a aceptar la entrega física del metal.

Los precios del metal precioso en otras monedas están subiendo a máximos históricos, un factor tanto en el creciente precio del oro como en el dólar más fuerte. En febrero, el precio del oro en euros, libras esterlinas, dólares canadienses y rands sudafricanos alcanzó máximos. En relación al dólar, se mantuvo apenas por debajo de su récord de 2008.

David Gaffen y Joanna Slater

http://online.wsj.com/article/SB123715660054534821.html
Fuente: Wall Street Journal

© OroyFinanzas.com

[1]