- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿A qué precio se abandonó el patrón oro?

(OroyFinanzas.com) – Cada vez que una persona se embarca en una actividad nueva e importante, y da igual si es por negocios o personal, uno tiene que hacerse dos importantes preguntas: ¿Por qué y a qué coste? En 1.913, los Estados Unidos adoptaron un sistema de banco central y un impuesto sobre la renta, ambos eran, y continúan siendo inconstitucionales. En aquel momento los Estados Unidos eran el país más rico y acreedor del mundo y ya tenían al mejor banquero central del mundo, el oro!!! Los EE.UU. liquidaban todas sus transacciones en oro de forma que si querían gastar más era necesario tener más oro.

El oro no podría ser impreso sino que tenía que ser extraído de la tierra con grandes sacrificios personales y financieros. El oro representaba la riqueza real y por eso con un dólar de 1.913 se compraba lo mismo que con un dólar en 1.841, y eso es precisamente lo que hace un buen activo. Esto plantea la pregunta de por qué cambiar algo que parecía funcionar casi a la perfección. Para poder darles una respuesta a esa pregunta, es necesario retroceder un poco más atrás en el tiempo, a 1.907 para ser exactos.

En 1.907, los mercados sufrieron la peor crisis financiera en su historia, pero aquella crisis a diferencia de esta, devastó a Wall Street dejando intacta a Main Street (la clase media estadounidense). Una gran cantidad de brokers y banqueros de renombre desaparecieron como consecuencia del pánico de 1.907 y ello inspiró a los sobrevivientes a unirse y crear un plan para impedir una nueva crisis similar. Dicho grupo incluía a gente como Morgan, Vanderbilt, DuPont o Rothschild, y todos ellos acabaron como accionistas de una nueva y privada Reserva Federal. El problema con el oro, es que durante una crisis no se puede aumentar la oferta de un día para otro, por lo que los “rescates” no son posibles. Las “too big to fail” habían caído y por lo tanto eso era una situación inaceptable e intolerable para Wall Street. Así que se creó la Reserva Federal y el papel moneda “para facilitar los negocios y la economía”, y que sería respaldado por oro. Ante una emergencia, siempre podrían imprimir en papel y luego drenar dicha liquidez una vez que la crisis hubiese pasado. Además de ello crearon la IRS con la misión de gravar la renta personal y así el gobierno tendría fondos para atender a cualquier emergencia.

Y es ahora cuando debemos hacernos la pregunta, ¿a qué coste? Todo lo que hacemos en la vida tiene un coste, pero por lo general es tan minúsculo que rara vez lo contemplamos. De vueltas a 1.913, los Estados Unidos habían experimentado una revolución industrial que le condujo al desarrollo de una muy fuerte clase media, y dentro de esa clase media es donde estaba la riqueza acumulada. Dicha riqueza sirvió para convertir a los EE.UU. en la nación más rica y acreedora del mundo, y se decidió que dicha riqueza sería más útil si se transfiriera a Wall Street para “custodiarla”. Después de todo, eran ellos los que estaban en el negocio del dinero. La Reserva Federal “privada” fue creada sin ningún activo, pero estaba autorizada a imprimir dinero respaldado por el oro que la clase media había ganado, y a gravar intereses a ese dinero. En 1.932, Roosevelt confiscó todo el oro en manos de los estadounidenses y en 1.973 Nixon eliminó el patrón oro en su totalidad. Cualquier intento de interferir con el negocio de la FED era tratado con dureza.

Fuente: Eduardo Bolinches/Intereconomía

© OroyFinanzas.com