- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

China: Las malas noticias para el oro podrían transformarse en buenas

(OroyFinanzas.com) – El oro tiene un enorme potencial de revalorización, especialmente en los tiempos de incertidumbre que corren. Pero también llegan malas noticias al sector. La última de ellas es la flexibilización del yuan, anunciada el sábado 19 de junio por el Banco del Pueblo de China (la autoridad monetaria). Los cambios anunciados por el banco central implican un regreso al régimen de cambio que imperaba antes de que el genial invento de las hipotecas y los bonos ‘subprime’ hundiera al mundo en su peor crisis económica desde la Gran Depresión de los años 30.

Fue empezar la crisis y las autoridades chinas, que además de sentido político tienen un gran carácter práctico, optaron rápidamente por congelar por la vía de los hechos el tipo de cambio del yuan a un rango de 6,82-6,83 unidades por dólar. La nueva flexibilización, que ya se está traduciendo en un yuan más caro, es negativa para la cotización del oro que además lleva una carrera meteórica, con una revalorización superior al 30% en 12 meses.

El potencial del oro radica en su caracter de inversión refugio (safe haven) ante presiones económicas internacionales. La flexibilización del yuan, que ahora vuelve a oscilar dentro de una horquilla diaria del 0,5% respecto a su tipo de cambio central sobre una cesta de monedas, alivia de forma muy significativa las presiones crecientes entre EE UU y China. Malo para el oro. Por otra parte, la decisión, tras 23 meses con el yuan estático indica que Pekín sí que ve la luz al final del túnel y esta es bastante grande además, porque se espera para este año una envidiable tasa de crecimiento del PIB del 10%. También malo para el oro.

China pugna con India por ser el mayor consumidor de oro del mundo. De acuerdo con los datos del World Gold Council, el consumo para joyería de China alcanzó en el primer trimestre de este año 112,7 toneladas, lo que supone un 23% del total mundial y un incremento del 11% respecto al año pasado. China es también el mayor productor del mundo, por lo que es capaz de satisfacer buena parte de su demanda internamente. El incremento del valor del yuan tiene una derivada doméstica, que es la mayor capacidad de los consumidores locales para adquirir oro, que internacionalmente cotiza en dólares; esto podría presionar al alza al oro, pero desde firmas como HSBC se considera que este cambio no tendrá un peso significativo en la cotización.

El oro se encuentra en el entorno de los 1.245 dólares por onza, mientras que el yuan ha alcanzado su máximo en cinco años (es decir, desde que comenzó a flexibilizarse el tipo de cambio tras una década fijado al dólar) al cotizar a 6,789 yuanes por dólar. En el mercado de futuros lo que se espera es una apreciación máxima del 2% anual durante los próximos cinco años. Pero en el mundo financiero todo puede cambiar de la noche a la mañana. Existe la posibilidad de que el yuan no se revalúe, sino que se deprecie contra el dólar. Esto ocurriría si el euro vuelve a asomarse a la caída libre de hace unas semanas. La moneda china cotiza contra una cesta de divisas y algo que no gusta nada de nada en Pekín son los vaivenes en la cotización, si el euro se hunde, el peso del dólar aumentará.

En el largo plazo, las malas noticias para el oro podrían transformarse en buenas. Eso es porque el metal precioso también actúa como refugio ante la inflación y un yuan más caro redundará en el mundo en una mayor presión inflacionaria. Pero, vistos los objetivos de las autoridades chinas, está por ver que esa presión inflacionaria se materialice rápidamente. Un dato, en los últimos cinco años, el yuan se ha encarecido casi un 20% frente al dólar ¿Han visto ustedes el menor rasgo de inflación? No, claro, la crisis lo ha liquidado todo. Habrá que estar atentos.

Fernando M. Badás

© OroyFinanzas.com

[1]