El dinero fiduciario, un viaje a ninguna parte

(OroyFinanzas.com) – Inmersos como estamos en una de las peores crisis financieras de la historia moderna iniciada en la segunda mitad de 2007, los bancos comerciales de EEUU, no sólo no han visto disminuir su peso en la economía, sino que entre 2007 y 2010, mientras el PIB de los EEUU se incrementaba un 4,2%, el total de los activos bancarios se incrementaba un 18,4%. 

El sistema bancario está creciendo más rápido que la economía real, hay algo que no acaba de funcionar, algo está escapando al sentido común y a las leyes de gravedad en esta dinámica de crecimiento.

 

La dinámica “natural”, cuando se entra en una crisis financiera y económica cómo la que estamos viviendo es que las empresas y bancos que han operado sin éxito desaparezcan, las inversiones erróneas sean liquidadas, las pérdidas reduzcan el capital invertido, y el coste de los créditos se incremente, incentivando todo ello a una reducción del endeudamiento global.

Sin embargo, ni por asomo, es lo que le ha sucedido al sector bancario en esta crisis. En los EEUU, la Reserva Federal, con el objetivo de evitar un colapso del sistema financiero ha procedido a suministrarle a la banca toda la base monetaria que haya sido necesaria para mantener a flote a las entidades financieras.

 

La lógica era muy sencilla. Si los balances de los bancos colapsaban, se reduciría el crédito en el sistema lo que dañaría la producción y el crecimiento del empleo y nos podría llevar a una depresión económica severa. Sin embargo, siendo precisamente está política de expansión del crédito bancario y tipos de interés bajos la que nos ha llevado a la actual crisis, parece complicado que más de lo mismo (ingentes  inyecciones de base monetaria y tipos de interés cero) sea el camino  adecuado para resolver los problemas.

Como a los drogadictos, nos están incrementando la dosis para que nos sintamos bien, pero nadie nos está llevando a una cura de desintoxicación. En el caso de nuestras economías, la droga es el dinero fiduciario.

¿Qué es el dinero fiduciario?

El tipo de dinero llamado fiduciario son las monedas y billetes que no basan su valor en la existencia de una contrapartida en oro, plata o cualquier otro metal noble o valores, ni en su valor intrínseco, sino simplemente en su declaración como dinero por el Estado y también en el crédito y la confianza (la fe en su futura aceptación) que inspira.

Sin esta declaración, la moneda no tendría ningún valor: el dinero fiduciario sería entonces tan poco valioso como los pedazos de papel en los que está impreso.

Un billete actual es una clara representación de dinero fiduciario, por cuanto objetivamente considerado carece de valor. Su valoración viene dada por la autoridad monetaria que lo emitió, que goza de confianza entre los sujetos que la aceptan.

 

La Creación de dinero fiduciario vía la circulación del crédito bancario:

En el actual régimen del sistema de dinero fiduciario, cuando un banco comercial concede una préstamo al una entidad que no pertenece al sistema financiero (empresas, personas o sector público) está incrementando inyectando y creando dinero fiduciario en la economía. Generalmente los bancos tienen una capacidad de crear por cada dólar que tienen de capital entre 10 y 20 dólares de dinero fiduciario y es un sistema que suele crear inflación.

Históricamente, se han utilizado sistemas monetarios metálicos o bimetálicos (el papel moneda está ligado al valor de un metal precioso, oro y puede ser cambiado por él). Los sistemas monetarios respaldados por metales precisos historicamente pasaban a ser sistemas de dinero fiduciario en situaciones en las que la deuda pública se disparaba, generalmente coincidiendo con grandes guerras.

Por ejemplo en los EEUU, el uso de dinero fiduciario fue introducido durante 7 años, para poder asumir el coste de la guerra civil. Anteriormente La Constitución Norteamericana castigaba con pena de muerte a aquellos que degradaran el valor del dinero.

Thomas Jefferson  advertía de los peligros que podría causar si se dejaba el control de la creación de base monetaria al sector bancario:

“Creo que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que los ejércitos….. la capacidad de crear dinero debería ser retirada de los bancos y devuelta a la gente que es a quién pertenece. Si el pueblo Norteamericano permite que los bancos privados controlen la emisión de dinero, primero con inflación y después con deflación, los bancos y corporaciones que lo controlen privarán a la gente de toda propiedad hasta que sus hijos nacerán siendo unos “homeless” en el continente que sus padres conquistaron.”

Generalmente un sistema de dinero fiduciario suele causar inflación y llega al estadio de colapso trayendo consigo la hiperinflación. La hiperinflación viene simplemente después de un largo periodo de inflación regular y porque la gente pierde la confianza en el valor del papel moneda, que es sólo una promesa de pago no soportada por ningún tipo de activo.

Muchos diréis que desde que en 1971 año en el que los EEUU abandonaron el patrón oro y adoptaron el papel moneda, no hemos tenido niveles de inflación excesivamente elevados. Bueno igual no inflación de bienes, pero darle un vistazo a la evolución  de la masa monetaria y del precio de algunos activos:

Evolución Masa Monetaria en los EEUU:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Evolución Índice S&P500:

 

En un sistema fiduciario, cuando los gobiernos o entidades privadas devuelven un crédito a los bancos o estos no renuevan un crédito, se produce una reducción del dinero fiduciario ya que el dinero creado de la nada y que entró en el sistema es devuelto y retirado de él. Está situación puede provocar que el sistema de dinero fiduciario entre en un proceso altamente deflacionario, un proceso en el que no existe límites ya que este dinero había sido creado de la nada y por lo tanto al no estar soportado por ningún tipo de activo, con la facilidad con la que fue creado, puede ser destruido.

El colapso del sistema monetario fiduciario:

A pesar de  intentar dopar el sistema y sostenerlo con continuas inyecciones de política monetarias expansivas, llega un momento que la expansión crediticia se para. Bien porque los bancos dejan de ser generosos en la concesión de créditos bien porque la gente se asusta y deja de pedir prestado. Tan pronto como la rueda de crédito se frena empiezan a aflorar todas aquellas inversiones erróneas o activos sobrevalorados.

Tan pronto como el crecimiento en la creación de dinero fiduciario se ralentiza, se para o empieza a decrecer, la pirámide de crédito y el sistema productivo creado con está pirámide empiezan a desintegrarse. La compra directa de bonos y activos por parte de los Bancos Centrales sólo serían un parche temporal para evitar el colapso, porque el daño en la estructura productiva del sistema ya está hecho. Empezarán a aparecer impagos en los créditos concedidos por los bancos, desempleo, ingresos del trabajo a la baja, más impagos, caída de la recaudación de impuestos e incremento del déficit de los gobiernos y del coste de pedir mayor deuda para refinanciarlos.

Llegados a este punto de emergencia económica, el parche o la principal tentación para seguir la huida hacia adelante es incrementar la base monetaria y esto crea inflación. Este proceso suele conllevar una pérdida de confianza en el valor del papel moneda y históricamente ha llevado el sistema de dinero fiduciario a su estadio final…. la hiperinflación.

La solución: Corregir los excesos y volver de nuevo a un patrón oro.

Gurus Hucky

Fuente: ZeroHedge Thorsten Polleit del Mises Institute 

© OroyFinanzas.com

Suscríbase al servicio de análisis de los mercados, metales y Bitcoin de los analistas de OroyFinanzas.com con ideas de trading y análisis exclusivos para suscriptores del servicio premium de OroyFinanzas.com. Más información en este enlace.

© OroyFinanzas.com

Sobre el autor

Marion Mueller
Marion Mueller is the an analyst with OroyFinanzas.com.

1 Comentario en "El dinero fiduciario, un viaje a ninguna parte"

  1. bien ,

    veo que entendio perfectamente lo que dije dias antes,

    exacto , no se le puede dar un valor que no existe a una empresa, perfecto ahi es donde quiero ir a parar,

    y tambien perfecto , el dar al oro el valor real , en que vamos a creer en los papelitos ,

    esto es parecido a si ahora se presentara un fulano y dijera DIOS no existe , ustedes se pueden imaginar el caos que se formaria ,

    HAY QUE DAR CREDIBILIDAD A LO QUE EXISTE , Y VALORAR LAS COSAS POR LO QUE VALEN , HACE DIAS QUE LO DIJE , ADEMAS DE DARME LA RAZON AQUI , EN UN COMENTARIO DE LA CARTA DE LA BOLSA DE SANTIAGO NIÑO BECERRA ME LO VUELVEN A DAR .

    estamos creando un mundo de imaginacion , si efectivamente si somos imaginacion , seria muy inteligente , pero no es asi .

    nosotros somos reales , y nuestro munfo se tiene que regir por lo real ,

    señores estan haciendo servir nuestra propia inteligencia contra nosotros .

    abrir los ojos , que estoy aqui para ayudaros , para que vean todos los engaños .

Comments are closed.

mencionado en: