- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Invertir en oro es una protesta contra las políticas monetarias

(OroyFinanzas.com) – El prestigioso diario New York Times publicó ayer un artículo titulado “A 24-Karat Safety Net for Investors [1]”, donde se hacía eco de declaraciones sobre el aumento del precio del oro, como las siguientes: “Invertir en oro de hecho es un voto de protesta, que desvela que algo va mal con las políticas monetarias actuales”, según Abhay Deshpande, gerente de cartera de First Eagle Funds e inversor de oro desde hace mucho tiempo. “Los inversores actúan casi en calidad de sus propios bancos centrales, porque la ventaja del oro es que actúa como refugio en tiempos de turbulencia monetaria”, añadió Deshpande.

Tanto si la preocupación es la inflación, la deflación, el riesgo de la deuda soberana, o la inestabilidad monetaria, “los participantes en el mercado ven al oro como una posible respuesta,” señalo Suki Cooper, analista de metales preciosos de Barclays Capital.

Daniel Arbess, gestor del fondo Xerion de Perella Weinberg Partners en Nueva York, indica que: “A medida que la Reserva Federal imprime dinero, los mercados anticipan que más dólares irán detrás de la misma cantidad de materias primas, impulsando los precios al alza”.

La devaluación del dólar ha llevado a países como Tailandia, Japón, Brasil y otros a tener que adoptar medidas para debilitar sus propias monedas, en lo que algunos ven como el comienzo de una carrera hacia un profundo precipicio.

“Esto tiene cierto parecido con la década de 1930 y la estrategia de empobrecer al vecino mediante la depreciación de la moneda como sucedió con la guerra entre la libra esterlina, el franco, el marco alemán y el dólar,” explicó James Steel, analista jefe de materias primas de HSBC. “Durante ese período el precio del oro se desempeño muy bien”.

Desde la crisis financiera hace dos años, el oro ha subido 91%, y su cotización esta casi un tercio más alta que hace un año, recuerda el articulo del prestigioso diario americano.

“Mientras que el oro ha tocado nuevos récords en términos nominales, ajustado a la inflación”, señala el New York Times (cosa que llevamos años señalando en OroyFinanzas) “su precio sigue estando un 40% por debajo de su récord real, que alcanzó en 1980”. Lo que sorprende a los economistas no es el aumento de los precios del oro, sino la velocidad de su ascenso.

Fuente: New York Times  [2]

© OroyFinanzas.com

 

[3]