- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Regalar lingotes de oro, última moda en Madrid

(OroyFinanzas.com) – Los bombones y las flores han quedado en un segundo plano. La moda ahora es regalar oro, pero no en forma de pulsera o de collar, sino en lingotes. Estos artículos, originales y diferentes, se pueden adquirir ya empaquetados en el Hotel Westin Palace de Madrid.

Una máquina expendedora de oro, que destaca por su tamaño y su color dorado, resalta en la entrada de este hotel. Al acercarnos a ella nos damos cuenta de que los lingotes tiene diferentes valores y su coste oscila entre los 100 y los 3.000 euros. Aunque en función del momento en que se adquiera la pieza tienen un valor u otro, ya que su precio está conectado con la Bolsa y cada diez minutos varía.

Su peso va desde un gramo hasta los 250. Pero no todas las máquinas cuentan con los mismos productos, sino que van en función de la cantidad de artículos vendidos. Si en un país concreto se compran mucho más los lingotes de 100 gramos, que los de 200, los propietarios de esta máquina expendedora quitarían del mercado de esa zona los de 200 y apostarían por los de 100. Concretamente en Madrid, el producto más pequeño que se puede encontrar es el de cinco gramos, que tiene un coste aproximado de 169 euros, mientras que el de mayor peso es de 100 gramos, equivalente a los 3.245 euros.

Tras comprar el producto, el cliente no tiene que envolver el artículo, sino que el lingote ya sale de la máquina en una caja sellada. Por tanto, tras adquirir el regalo, ya puede entregarlo directamente al afortunado. El valor máximo de cualquiera de los productos que dispone la máquina no supera los 250 gramos, ya que la caja que envuelve el detalle no soporta pesos superiores.

Existen dos tipos de clientes: Los grandes inversores, “que son quienes compran nuestros productos más caros para especular” y los ciudadanos que buscan un regalo o recuerdo original y diferente. “Muchos de estos comparan un lingote, independientemente del precio, con un ramo de flores o con una caja de bombones”, explica Joe Dreixler, director de Relaciones Públicas y Márqueting de ‘Gold to go’, empresa gestora de la máquina. La mayoría de ellos son usuarios del mismo hotel, aunque también hay otros extranjeros e incluso madrileños que se acercan hasta ella para adquirir uno de sus productos.

Oro para la crisis
Las ventas de lingotes de oro tuvieron su punto álgido durante las fiestas navideñas, desde que el pasado mes de septiembre entrara en funcionamiento la máquina, la única que hay en España. “Hay muchas personas que regalan oro para hacer frente a la crisis”, asegura Dreixeler a Madridiario. “Invertir en este valor tangible es un recurso a corto plazo, un seguro contra la inflación. No obstante, no recomendamos destinar todos nuestros ahorros en oro, sino solo un 5 o 10 por ciento del dinero privado”, comenta el responsable de la máquina.

Y es que la crisis se nota en Madrid, en España y en el mundo, pero no en este negocio, ya que las ventas de este servicio están siendo hasta el momento muy superiores a las esperadas, un hecho que provoca que la empresa siga colocando máquinas por todo el planeta. “Ya tenemos dieciocho en marcha, en breve pondremos en funcionamiento dos más en Dubái y para este mes de febrero tenemos citas en diferentes países para estudiar la colocación de una de estas máquinas expendedoras”, afirma el director de Relaciones Públicas de la empresa.

Madrid, un mercado interesante
Cualquier máquina expendedora que se instala cuenta con un estudio previo. ‘Gold to go’ [1] analiza los mercados, sus gentes y los puntos estratégicos para colocar un mecanismo de estas características. Uno de sus principales requisitos es que sea una gran ciudad y que los ciudadanos conozcan el valor del oro.

En ese sentido, España, y más concretamente Madrid, es un mercado interesante para esta compañía. Por este motivo, Dreixler y su equipo apostaron por colocarla en el Hotel Westin Palace, “uno de los mejores hoteles de la ciudad”. Uno de los mejores y el único que cuenta con máquina expendedora de lingotes, ya que por el momento no tienen previsto instalar ninguna más en nuestro país.

Laura Biela

Fuente: Madrid Diario [2]

© OroyFinanzas.com

[3]