- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Nuevo máximo histórico del precio de la plata

(OroyFinanzas.com) – En la sesión de hoy en Asia el oro y la plata han cotizado al alza. El precio spot de la plata subió más de un 5% hasta los 49.79$ por onza – un nuevo récord nominal. El precio del oro alcanzó un máximo histórico de 1.517,71$ por onza.

Según el grupo de consultoría y análisis de metales preciosos GFMS Ltd, el precio spot de la plata marcó su último récord con 49,45$ en el año 1980. Contando el día de hoy la plata lleva al alza nueve días seguidos – la mayor carrera alcista de este metal desde su racha de 11 días en marzo del 2008.

Ambos metales siguen beneficiándose de la debilidad del dólar; una debilidad causada por la política de inyecciones de liquidez y de tipo de intereses cero de la Federal Reserve. Esta debilidad del dólar, patente en los mercados de divisas desde comienzos de este año, ahora en EEUU se está reflejando en una subida de precios al consumidor.

Según una cita de John D. Morris, analista de BMO Capital Markets, publicada en The New York Times [1] “las empresas estás subiendo los precios pero están intentando no divulgarlo por razones competitivas, y tampoco queda bien de cara a las relaciones públicas”. En el mismo artículo otro analista del mercado de consumo señala que lo que anima a muchas empresas es que “muchos consumidores aún no se han echado atrás” y que las mismas empresas “estaban sorprendidas de no encontrar mucha resistencia”.

Los sueldos también están empezando a subir. A finales del año pasado, Google aumentó un 10% el sueldo de todos sus empleados, y ahora los 90.000 empleados de Microsoft también recibirán un aumento. Tal como subraya el comentario de este blog [2], no es casualidad que las primeras subidas de sueldos se den en el sector de la alta tecnología, ya que sus servicios tienen demanda en toda la estructura productiva, así como en las industrias de bienes de equipo y de consumidores.

En el posible caso de un escalada de la inflación, el problema al que se enfrentan Ben Bernanke y la Federal Reserve es que las armas con las que los bancos centrales normalmente luchan contra la subida de precios – venta de activos y subidas de los tipos de interés – no son buenas opciones para la Fed. Cualquier intento de tensar la política monetaria implicaría una subida de los tipos de interés, aumentando así los intereses de la deuda del gobierno americano. Asimismo implicaría un colapso de la bolsa y, para muchos estadounidenses, la subida de los intereses hipotecarios.

Estas restricciones en las finanzas públicas volverían a catapultar la economía de EEUU a la recesión. Las autoridades financieras de EEUU no lo tienen nada fácil para salir de este aprieto.

Fuente: Análisis GoldMoney

© OroyFinanzas.com

 

[3]