- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Nuevo record nominal del precio del oro

(OroyFinanzas.com) – El oro superó los 1511 $/oz esta semana, un nuevo máximo en términos nominales. La plata se acerca a los 47$/oz y el crudo WTI con vencimiento en Junio cerró a 112,29 $/barril, oscilando durante la sesión entre 111$/bbl y 112,48 $/bbl. La continuada subida del crudo comienza a causar revuelo en Washington. El Presidente Barack Obama anunció la creación de un equipo de investigación capitaneado por el Fiscal General Eric Holder encargado de impedir que los especuladores y operadores de mercado “manipulen” los precios del petróleo. [1]

Si el Presidente Obama realmente estuviese preocupado por los precios del petróleo, debería criticar más bien a la Reserva Federal (Fed) y sus políticas de inyecciones monetarias (QE). Los precios del petróleo y otras materias primas cotizan el dólares, por lo que las repetidas inyecciones de billones de dólares inevitablemente empujan sus precios al alza. Ya lo decía el fallecido Milton Friedman: “La inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario”.

Un fenómeno que está causando problemas particularmente graves en China. Una protesta de camioneros en Shanghai ayer acabó en violencia, con casi dos mil camioneros enfrentándose a policías antidisturbios. Es un ejemplo más de cómo las subidas de precios aumentan el descontento económico en China. La inflación china alcanzó el 5,4% el mes pasado y se esperan mayores subidas.

Como hemos comentado anteriormente en Análisis GoldMoney, China está importando la política monetaria americana en sus intentos de mantener el Yuan débil frente al dólar, para favorecer sus exportaciones. La única forma que tendrían los líderes del partido comunista chino de luchar contra la inflación sería permitiendo una revaluación del Yuan. Sin embargo son reacios a permitirlo, ya que las consecuencias para el modelo económico chino de los últimos 30 años, basado en las exportaciones, serían graves.

Aún está por ver cómo eligirá China recorrer la peligrosa ruta desde una economía exportadora dependiente de la demanda de los consumidores europeos y americanos hasta un modelo económico más equilibrado, con mayores importaciones y mayor consumo interno. El problema inverso aqueja a Occidente, tan dependiente del consumo y la deuda para el crecimiento económico.

Mientras tanto la creciente inflación en China aumenta la demanda de oro, el único refugio para sus ciudadanos ante el impuesto y la confiscación de su poder adquisitivo que supone la inflación. Los medios occidentales a menudo subestiman la importancia que ha tenido la demanda asiática para el mercado del oro, ayudando a sostener un mercado alcista que dura ya una década.

Fuente: Análisis GoldMoney

© OroyFinanzas.com

 

[2]