- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

1971 se suspendió la convertibilidad dólar / oro

(OroyFinanzas.com) – Hoy se cumple el 40 aniversario del actual sistema financiero internacional basado en la deuda y en la infinita capacidad que poseen los gobiernos e instituciones monetarias para destruir el poder adquisitivo de los ciudadanos, creando dinero de la nada.

El 15 de agosto de 1971, Richard Nixon por entonces presidente de los EEUU se dirigió en un discurso televisado a toda la nación y anunció que desligaba ‘temporalmente’ al dólar de su respaldo en oro y hasta la fecha nunca ha sido revocada esa orden ‘temporal’.

Nixon en su discurso del 15 de agosto 1971 mencionó una sola vez la palabra oro:

“En las últimas semanas, los especuladores han estado librando una guerra total contra el dólar americano. La fuerza de la moneda de una nación se basa en la fortaleza de la economía de ese país y la economía de Estados Unidos es de lejos la más fuerte en el mundo. En consecuencia, he ordenado al Secretario del Tesoro que adopte las medidas necesarias para defender el dólar frente a los especuladores. He ordenado al Secretario Connally que suspenda temporalmente la convertibilidad del dólar en oro u otros activos de reserva, excepto en las cantidades y condiciones que se determine en aras de la estabilidad monetaria y en el mejor interés de los Estados Unidos”.

Entre 1944 y 1971 los bancos centrales de otros países podían entregar sus reservas de divisas en dólares y recibir de la Reserva Federal oro a cambio. Según lo establecido en los acuerdos de Bretton Woods firmados en 1944, cada 35 dólares emitidos por EEUU, tenían que estar respaldados por 1 onza de oro. 35 dólares fue el cambio fijo oficial que tuvo la onza de oro desde 1944 hasta 1971.

El sistema financiero mundial hasta 1971 se basaba en la producción y en el ahorro y a partir del 15 de agosto de 1971, cuando Nixon incumple los acuerdos de Bretton Woods y desliga al dólar por decreto de su respaldo en oro, da comienzo el “gran experimento crediticio del siglo XX”.

Los Estados Unidos se habían involucrado en la guerra de Corea en los años 50 y se encontraban inmersos en la de Vietnam. Las guerras se hacen con dinero, pero si el dinero no se obtiene de los impuestos de los ciudadanos ¿de dónde sale? Nixon se había excedido con la máquina de imprimir, y finalmente desligó de manera unilateral y ‘temporalmente’ al dólar de su respaldo en oro al no poder seguir cumpliendo con el compromiso adquirido en Bretton Woods de redimir en oro las reservas en dólares de otros bancos centrales.

Quizás lo del término ‘temporalmente’ indicaba un reconocimiento implícito de querer revocar esa decisión o simplemente se trató de una manera de no dar más explicaciones.

En 1973 reunido con una comisión monetaria europea, John Conally secretario del Tesoro de Nixon, señaló que “el dólar es nuestro dinero, pero es vuestro problema”.

Exactamente el mismo argumento que utilizó  Conally hace 40 años , lo ha utilizado el ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan la pasada semana en el programa ‘Meet the Press’ de la cadena NBC. El ex presidente de la Reserva Federal dijo que Estados Unidos era capaz de pagar cualquier deuda que tuviera, porque siempre podrá imprimir dinero, añadiendo que la probabilidad de incumplimiento (default) para los Estados Unidos era nula.

Alan Greenspan olvida deliberadamente que los EEUU ya no son los mayores acreedores del mundo, que se trata del país más endeudado y que su moneda se está devaluando a pasos agigantados a medida que crean más y más dinero de la nada y como decía Voltaire: “El papel moneda eventualmente regresa a su valor intrínseco que es cero” y ese es exactamente el rumbo que lleva el dólar…rumbo cero.

Recientemente ante el ‘Comité de la Cámara de Servicios Financieros de EEUU’, Ben Bernanke negaba que el oro fuera dinero y al ser preguntado porque lo guardaban en reservas, contestó que se trataba de una tradición. Por mucho que el actual presidente de la Reserva Federal se empeñe en negarlo, la historia económica demuestra que el oro es dinero. De hecho es el único dinero que ha perdurado a lo largo del tiempo y cuyo mayor valor radica en que no puede ser creado y multiplicado a voluntad por los gobiernos o bancos centrales.

Exactamente esos son los motivos por los que estos últimos diez años el precio del oro se ha revalorizado frente a todas las divisas, el oro está actuando como refugio, como activo libre de deuda y sin riesgo de contrapartida.

Este verano celebramos el 40 aniversario de un mundo regido por el dinero fiat, sin más respaldo que el de la confianza que tenemos depositada en aquellos que lo emiten.

Actualmente esa confianza se ha quebrado y el fraude y la especulación son caracteristcos del sistema financiero internacional. Vivimos en una sociedad aletargada que ha olvidado las cualidades que ha de tener el dinero, y la principal es la de conservar el poder adquisitivo. Somos una sociedad que confunde deuda con riqueza, que tilda de prosperidad los beneficios obtenidos mediante ingeniería financiera y que ignora por completo el impacto que esta ultima tiene en la economía. Una sociedad cuyo único fin es el consumo y su concepto de riqueza es la abundancia, es una sociedad condenada a repetir sus errores.E

Este experimento crediticio ha durado 40 años y está llegando a su fin. Los gobernantes y responsables monetarios desconocedores de la disciplina monetaria  han sido  los responsables de aniquilar el poder adquisitivo de los ciudadanos mediante la creación ilimitada de dinero.

A lo largo de la historia múltiples han sido los ejemplos de gobiernos e imperios que han hecho lo mismo, recordemos a John Law en Francia, la Republica de Weimar en los años 20 de pasado siglo, o recientemente el caso de Zimbabue.

 

Nuevo sistema financiero internacional estable y transparente donde circule dinero honesto

Se avecinan tiempos difíciles y la era de experimentación financiera irresponsable tendrá consecuencias para muchos inimaginables. Nunca el mundo había atravesado un fin de ciclo económico tan al límite como el actual. Nunca antes 7.000 millones de personas habían habitado el planeta y nunca antes el factor exponencial había tenido tanta importancia en una época.

Se están aplicando parches a una situación económica internacional que requiere de soluciones drásticas y medidas draconianas.

Al igual que hace 40 años, cuando Nixon exoneró de cualquier responsabilidad monetaria a la clase política y señaló a los especuladores como los culpables de la debilidad del dólar, al igual que entonces vemos como en la actualidad los políticos y responsables monetarios europeos y norteamericanos eluden su responsabilid culpando a los ciudadanos de avaricia o a los especuladores de todos los problemas económicos existentes. Hablan de la crisis como si fuera algo que no se pudo ver venir, como algo inevitable. Mienten.

Ellos han especulado con los ahorros de las personas, son los responsables de no haber aplicado disciplina monetaria y los que han destruido el poder adquisitivo de los ciudadanos. El globo ha reventado, no se puede inflar más.

Únicamente sentando las bases para un nuevo sistema financiero internacional estable y transparente donde circule un dinero honesto, será posible una recuperación económica mundial. Todas las discusiones acuerdos o medidas que se tomen entremedias solo servirán para retrasar y empeorar los efectos de una debacle inevitable.

Una sociedad únicamente puede funcionar y progresar sobre la base del dinero honesto, un dinero que sea capaz de preservar el poder adquisitivo y que dignifique el trabajo. El dinero deshonesto destruye el capital, los ahorros e impide el bienestar social.

© OroyFinanzas.com

 

[1]