- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Lo realmente arriesgado puede ser no tener oro

(OroyFinanzas.com) – La mayoría de los expertos financieros continúan sin percatrase de la importancia que tiene el oro como dinero real. El oro ya no juega ningún papel en la economía dicen, es una reliquia del pasado afirman. En la actualidad circula demasiado dinero para ser respaldado por el oro existente, indican erróneamente, puesto que todo depende del precio. El mundo ha cambiado aseguran. De hecho Ben Shalom Bernanke, recientemente se atrevió a decir que la Reserva Federal guarda oro en reservas únicamente por tradición.

Asimismo están los argumentos y retahílas como: es imposible que llegue a los 500 dólares la onza, no es realista pensar que vaya a alcanzar los 1.000 dólares, es inimaginable que el precio del oro pueda continuar subiendo, el techo del metal se encuentra en 1.500, el oro está en una burbuja etc. Estas han sido las constantes letanías de la mayoría de los medios de información y analistas internacionales en la última década, mientras el oro se revalorizaba desde los 250 dólares onza hasta por encima de 1.800 en la actualidad.

Hace ya muchos años venimos indicando desde OroyFinanzas que el oro probablemente volverá a desempeñar un importante papel como refugio y dinero real.Y esto será así hasta que el actual sistema financiero internacional basado en deuda recupere el equilibrio y la confianza. Nunca antes la humanidad había enfrentado un reto tan grande como la debacle financiera internacional que se nos viene encima. Nunca antes miles de millones de personas habían estado interrelacionadas. Nunca antes el endeudamiento y la especulación habían llegado a niveles como los actuales. Nunca antes el rol del oro como reserva de valor y como mecanismo estabilizador había tenido tanto sentido.

Los bancos centrales de economías emergentes están comprando oro, los bancos occidentales ya no venden, los bancos comerciales lo han empezado a aceptar como colateral, los gobiernos plantean que se paguen deudas soberanas con el metal. El ex presidente del Banco Mundial propuso que el oro forme parte de una cesta de divisas que a su vez conformen una nueva moneda de reserva internacional. El presidente Hugo Chávez reclama la repatriación de las reservas de oro a Venezuela. Desde hace un año las monedas de oro y plata han vuelto a circular como dinero en el estado malayo de Kelantan. Varios estados de EEUU han autoirizado por decreto ley que vuelvan a circular las monedas de oro. En China se fomenta desde el estado, el ahorro en oro y plata entre los ciudadanos y el gigante asiático pretende convertirse en el mayor mercado internacional de oro por encima de Londres y Nueva York. Con tal fin en breve se inaugurarrá en la ciudad de Kumming el Pan Asian Gold Exchange.

La reliquia bárbara vuelve a efectuar una aparición estelar en todos los escenarios de la economía mundial. Estos últimos años se encontraba en el camerino despojándose del disfraz de materia prima y colocándose su antiguo antifaz de dinero. El oro está regresando a los radares de la economía mundial porque es un depósito de valor que preserva el poder adquisitivo además de un medio de intercambio aceptado en todo el mundo desde tiempos inmemoriales. El oro es el único dinero real que ha perdurado a los largo de miles de años. Es un barómetro económico y un freno a la excesiva creación de dinero por parte de los gobernantes y lo más importante es que estos últimos no lo pueden multiplicar por decreto.

La historia nos recuerda que cuando los sistemas financieros se basan enteramente en la confianza depositada en aquellos que emiten el dinero sin respaldo alguno, el intento siempre termina en desastre e invariablemente acaba aniquilando el poder adquisitivo de las clases menos favorecidas.

Para aquellos que piensen que la inversión en oro en los momentos actuales es de alto riesgo, no olviden que lo verdaderamente arriesgado podría ser NO tener los ahorros en oro. No por ello evitaremos asistir a una debacle financiera de dimensiones épicas nunca antes vistas. Las consecuencias de este caos financiero serán movimientos populares radicales y violentos, así como también un posible racionamiento de alimentos en Europa o potenciales cierres temporales de las entidades bancarias.

De ninguna manera enfrentamos una crisis del sistema financiero, el sistema se está derrumbando que no es lo mismo. Y cuando los gigantes se derrumban causan mucha destrucción a su alrededor.

Lamentablemente los responsables de la crisis económica, son los mismos que nos están guiando “hacia la salida”, y cabe la posibilidad de que nos impongan con calzador una moneda única mundial. Produce escalofríos solo pensarlo, porque el primer paso para el totalitarismo a nivel global será la implantación de una sola moneda y de ahí sólo hay un paso hacia un gobierno o junta mundial. Será momento de esconderse, ¿pero dónde?

© OroyFinanzas.com


[1]