- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El nuevo plan de rescate griego anima a los inversores

(OroyFinanzas.com) – Los activos de “riesgo” como las materias primas y las acciones bursátiles sufrieron una fuerte subida de precios tras la noticia de que los líderes de la UE han llegado a un acuerdo sobre cómo lidiar con la crisis de la deuda griega. El euro también ha subido drásticamente en relación al dólar; el Dollar Index (USDX) ahora vuelve a estar por debajo de 76. No obstante, los precios del oro y de la plata han retrocedido de sus máximos de ayer.

El nuevo plan para Grecia implica una quita del 50% sobre los títulos de deuda griega en manos privadas. Después de este ajuste del valor de la deuda que poseen, los grandes bancos también tienen que mantener unos ratios de capital Nivel 1 del 9%. Los grandes bancos de 13 países tienen hasta el 12 de junio de 2012 para reunir otros 106.400€ en capital de nivel 1 [1].

La UE también ha aprobado medidas para aumentar los fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) de 440.000 millones a 1 billón de euros. Se espera que este conjunto de tres medidas protegerá el sistema bancario europeo y estimulará la recuperación económica griega. Los representantes oficiales esperan que , en consecuencia, la deuda griega baje a un 120% del PIB hasta el 2020 (las estimaciones actuales calculan que la deuda asciende a un 130% del PIB, mientras que otros citan un 143% del PIB. La cifra real seguramente sea mucho más elevada.)

No obstante, una rebaja de la deuda resulta más difícil cuando los acreedores oficiales de Grecia – tales como el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional – no aceptan la rebaja de sus títulos de deuda griegos. Como estas entidades poseen cerca de 140.000 millones de una deuda total de 350.000 millones de euros, queda por ver si la reducción de un 50% de la deuda griega en manos privadas será suficiente como para liberar a Grecia de las garras de la deuda. Asimismo, como los bancos europeos se ven forzados a aceptar esta quita de la deuda griega, los bancos más grandes seguramente sigan teniendo dificultades. Sin una ayuda oficial (léase: rescates), no está nada claro si estas instituciones tendrán éxito en recaudar capital.

Sin embargo, ayer los bancos habrán encontrado consuelo en los comentarios del futuro presidente del BCE Mario Draghi, que el 1 de noviembre relevará al actual presidente Jean-Claude Trichet. En una conferencia de prensa en Roma, Draghi confirmó que bajo su mandato el BCE seguirá comprando los bonos de los países problemáticos de la eurozona como Grecia y Portugal. Los economistas también estiman que tras su próxima reunión del 3 de noviembre (la primera reunión presidida por Draghi) el BCE bajará su tipo de interés clave en un 0,25% [2].

Para aplacar la fobia a la inflación de los alemanes, Draghi ha afirmado que tales medidas serán de “carácter temporal”. Esto habrá que verlo. Ya que entre los partidarios de que el ECB siga una política monetaria más “laxa” están los bancos, muchos países de la UE (excepto Alemania), al igual que muchos representantes políticos de EEUU – que siguen temiendo de que la crisis bancaria europea contagie los EEUU – parece bastante improbable que el BCE se mantenga tan firme bajo la dirección de Draghi. La impresión de dinero parece ser un fenómeno global.

Fuente: GoldMoney News Desk

© OroyFinanzas.com

[3]