- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Cautela en los mercados tras las nuevas medidas del BCE

(OroyFinanzas.com) – Durante buena parte del día de ayer los precios del oro y de la plata estuvieron al alza, después de que el Banco Central Europe (BCE) anunciara que ofrecerá numerosos préstamos a tres años a los bancos europeos en apuros. El oro llegó a cotizar por encima de la marca de 1.640$ por onza troy, mientras que el precio de la plata pudo volver a superar los 30$ por onza. No obstante, durante la tarde los precios volvieron a retroceder a medida que aumentaba el pesimismo en los mercados sobre el impacto de dichas medidas del BCE.

A pesar de estas medidas tan poco usuales para el BCE – según señala James Turk en una entrevista con King World News, los bancos centrales normalmente sólo conceden préstamos a un plazo de pocas semanas – el rendimiento de los bonos italianos y españoles subieron a lo largo del día. De hecho, el BCE se vio obligado a comprar más bonos italianos para evitar que su rendimiento siguiera subiendo.

Algunos analistas esperaban que el aumento de préstamos por parte del BCE animaría a los bancos a comprar más deuda soberana, para así aliviar la presión sobre el rendimiento de los bonos griegos, italianos y españoles [1]. No obstante, debido al enorme riesgo de pérdidas sobre estos bonos en el caso de una posible insolvencia total o incluso parcial (los inversores privados ya sufren una quita del 50% sobre los títulos de deuda griega), lógicamente muchos bancos tienen recelo de seguir prestándole dinero a los gobiernos mediterráneos. Asimismo, Morgan Stanley opina que la “operación de refinanciación a largo plazo” del BCE sólo cubrirá un 20% de la necesidad de desapalancamiento de los bancos europeos (2,5 billones de euros).

Al final, a pesar del optimismo inicial con el que se acogió esta última medida del BCE, los gobiernos de la eurozona siguen enfrentándose a inmensas dificultades estructurales. Darle dinero fácil a los bancos no es la panacea para todos estos problemas.

Aunque los indicadores de la economía de EEUU están subiendo [2] debido al aumento de la oferta monetaria por parte de la Reserva Federal, ayer fue un día de mal agüero para los EEUU: el día en que la deuda del país, restando las ganancias en las subastas de bonos ya realizadas, alcanzó 15.182.756.264.288,80 dólares [3]– o 100,012% de su PIB.

Según Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart [4], economistas de University of Columbia y autores del aclamado libro This Time is Different: Eight Centuries of Financial Folly (2009): “la relación entre la deuda del gobierno y el crecimiento real del PIB es floja para un ratio deuda/PIB por debajo de un 90%. Por encima de un 90%, las tasa media de crecimiento cae en 1%, y el promedio de crecimiento cae incluso más”.

En los próximos años esta cifra sólo irá de mal en peor. Las predicciones más optimistas prevén una reducción del déficit presupuestario de un 9% del PIB actual a un 3% en 2016 [5]. Más deuda soberana y menos crecimiento son los dos temas que seguirán dominando la economía de EEUU durante un buen tiempo.

Fuente: Análisis GoldMoney

© OroyFinanzas.com

[6]