- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El año del Dragón impulsa la demanda de oro en China

(OroyFinanzas.com) – El año del dragón está impulsando el precio del oro. Los chinos están comprando el metal dorado como nunca antes, en anticipación al Año Nuevo Lunar, que cae el 23 de enero. Es una época conocida por la entrega de regalos que tiene lugar en cenas familiares, en las que usualmente los mayores les dan dinero a los miembros de la generación más joven. Y gracias a que los chinos tienen un mayor poder adquisitivo, el oro (en forma de joyas, monedas y lingotes) se ha convertido en el regalo preferido.

En preparación para las festividades, China importó en noviembre (el dato más reciente disponible) una cantidad récord de oro. Los envíos desde Hong Kong a China continental, que los analistas usan para calcular todas las importaciones, sumaron 102 toneladas, un aumento de 20% desde octubre y casi seis veces más que el nivel registrado en noviembre de 2010.

Los datos convencieron a quienes apuestan a que el incremento de casi el 6% en la cotización que  ha registrado este año el oro, podría ser más que un repunte a corto plazo, después de la caída de 10% que el metal sufrió los últimos días de 2011.

El oro se negocia físicamente (o spot) en la Bolsa del Oro de Shanghai. Las cifras de importación son “impresionantes”, indicó Anne-Laure Tremblay, analista de metales preciosos de BNP Paribas, añadiendo que la demanda china parece estar sosteniendo los precios a nivel global.

Esto es también lo que indica el mercado al contado en China. La semana pasada, los precios de los contratos de referencia al contado se ubicaban en US$21 más por onza que los precios en contratos similares de oro que se intercambia físicamente en Londres.

Aunque esta brecha de precios puede ser muy volátil, muchos analistas interpretan los precios consistentemente más altos en Shanghai, como un indicio de una fuerte demanda en China. El oro en Shanghai no se ha cotizado por debajo de los precios de Londres desde el 30 de noviembre, cuando el descuento se ubicaba en US$22.

El consumo chino de joyas de oro aumentó el año pasado un 16% a un récord de 514 toneladas, según la consultora de metales GFMS. Entre tanto, en la India, el mayor consumidor de oro del mundo, la demanda de joyería se redujo.

Como en otras partes del mundo, los chinos están borrando cada vez más las fronteras entre la demanda minorista de oro, la cual se considera la compra que hacen los particulares para lucir joyas, y la demanda de los inversores en forma de lingotes, monedas, y acciones de fondos que cotizan en bolsa.

Video sobre la demanda de oro en China del Wall Street Journal [1]

Ma Bowen, un gerente de ventas en una tienda de oro en Yu Garden, un sector comercial lleno de vendedores del metal, estima que el año pasado vendió entre 20% y 30% más cantidad de oro. Tras expresar preocupación por la inflación, agregó que ha visto un flujo de compradores más jóvenes. Muchos de estos clientes están adquiriendo lingotes de oro con la idea de tener entre sus manos “algo que físicamente es valioso y que podría apreciarse a largo plazo”, dice.

La inflación en China asciende al 4,1%, y a medida que el país continúa una trayectoria firme, con un crecimiento del PIB de 8,9% en el cuarto trimestre frente al mismo periodo de tiempo de 2010. Por otro lado, el yuan se fortaleció frente al dólar el año pasado, lo que abarató el oro para los consumidores chinos.

Grace Zhang, una gerente de 29 años de una farmacéutica, dice que no se arrepiente de haber comprado lingotes de oro el año pasado cuando los precios estaban al alza, aunque la inversión le esté representando pérdidas de momento.

“El oro es una inversión relativamente fácil para mí ya que no es tan arriesgada ni complicada como otro tipo de activos, ya sean acciones o bonos”, dijo Zhang. “Siempre y cuando sepa hacia dónde van los precios del oro, sé más o menos qué tan buena o mala es mi inversión”.

Algunos dicen que el entusiasmo en China podría decaer y otros factores podrían ejercer presión sobre los precios del metal dorado.

Fuente: Wall Sreet Journal [2]

© OroyFinanzas.com

[3]