- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El patrón oro no causó la Gran Depresión

(OroyFinanzas.com) – Muchos economistas en todo el mundo, con el actual presidente de la Reserva Federal a la cabeza, señalan al patrón oro como el causante de la Gran Depresión, considerandolo una “limitación”.

El hecho es que el patrón oro tiene poca relación con las crisis monetarias y financieras, en realidad los responsables son los gobernantes que hacen una mala gestión del gasto y de la deuda.

En un sistema monetario basado en el patrón oro, la cantidad de dinero que se puede emitir se restringe, a la cantidad de oro en reserva, convirtiéndose en un freno a la creación ilimitada de dinero.

¿Porqué aquellos que señalan al patrón oro como responsable de la Gran Depresión, nunca responsabilizan a los gobiernos del gasto descomunal, del endeudamiento o de la excesiva impresión de dinero? Pero en cambio se empeñan en culpar al patrón oro, que les impide hacer todo lo anterior. Es lo mismo que culpar al cinturón de seguridad de un accidente de coche.

Otra disculpa muy utilizada para explicar que un sistema financiero no podría volver a ser respaldado por oro es decir: “No hay oro suficiente en la actualidad”. -ERROR-  no es cuestión de cantidad sino de precio, de hecho ahí radica el valor del oro, en su escasez.
El patrón oro estuvo vigente cuando Estados Unidos atravesó la Depresión de los años 1920-1921, pero posteriormente se vivieron los felices años veinte. Por entonces el gobierno de EEUU no intervino la economía y esta se encarriló rápidamente.

En 1933 durante la Gran Depresión, Franklin Delano Roosevelt eliminó el patrón oro, sin embargo, la Gran Depresión continuó durante más de una década y no finalizó hasta después de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Es posible que no sea necesario instaurar un patrón oro clásico, pero se hace cada vez mas indispensable imponer a los gobiernos mundiales algún tipo de restricción, de lo contrario, el final que nos espera se llama una hiperinflacion de proporciones épicas.

Penny Demint

© OroyFinanzas.com

[1]