- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El gobierno indio decidido a reducir las importaciones de oro

(OroyFinanzas.com) – El gobierno indio está convencido de que si los ciudadanos sacrificaran su pasión por el oro se solucionaría fácilmente la tambaleante economía del país. Sin embargo, no todos los analistas comparten este punto de vista, indican que si bien a corto plazo las importaciones de oro pueden afectar a la balanza de pagos, a largo plazo las reservas de oro de la India van a beneficiar a los ciudadanos y al país. India es el mayor importador mundial de oro y representa casi un tercio de la demanda mundial total.

Pranab Mukherjee, ministro de Finanzas de la India señaló recientemente en Mumbay que: “Una cantidad tan alta de importaciones de oro es una clara indicación de que una gran parte de la comunidad, desea la inversión en un activo inerte, con la única expectativa de que su valor se aprecie”, Y añadió: “Hay que extender la educación financiera para alentar a la gente a invertir en instrumentos financieros y disuadirlos de invertir en oro”.

Según indica un informe del Consejo Mundial del Oro, la India tiene una tasa de ahorro de alrededor del 30% y de ese porcentaje el 10% esta invertido en oro. Se estima que las reservas de oro en la India, en manos particulares ascienden a alrededor de 20.000 toneladas.

El valor de las importaciones de oro en el año 2010-11 fue superior a los gastos del presupuesto-estimado en desarrollo urbano, vivienda y bienestar de la familia.

Las joyas de oro representaron aproximadamente el 75% de la demanda total de oro la India en 2009, el 23% demanda de oro de inversión y un 2% para uso decorativo e industrial. Teniendo en cuenta que en la India las joyas se compran con fines monetarios.

La demanda de oro en la India no depende de los precios del mercado internacional, sino de la demanda estacional como son las bodas y las festividades. Los indios tienden a comprar oro sea cual fuere el precio en estos periodos.

Por lo tanto la demanda de la India por el oro es estacional y depende de factores internos, no de factores internacionales o de los precios. Las compras de oro aumentan durante la temporada de cosecha, las bodas, y las festividades y desciende durante la temporada de los monzones.

El oro es una parte esencial de la cultura de la India y forma parte de sus tradiciones. Es un símbolo de estatus, y el ahorro en oro ha jugado un papel crucial en la vida de los indios durante siglos. La riqueza de una familia se determinaba por el oro y la tierra que poseían. El oro es considerado de “Lakshmi”, la diosa hindú de la riqueza, y es un símbolo de la prosperidad. El dorado metal forma también parte de las prácticas religiosas en las casas y templos.

Nada puede sustituir el estatus del oro y su importancia en la sociedad india. En el sur de la India, en el primer alimento que consume un recién nacido incluye oro. Según la tradición, el miembro mayor de la familia hace una pasta a base de una hierba local y una pequeña cantidad de oro para alimentar al bebé y se cree que trae riqueza y prosperidad para el bebe.

En la India no existen diferencias entre lo rural y urbano o los ricos y los pobres a la hora de invertir en oro. Con independencia de casta o credo, el oro se considera la forma más segura de inversión por parte de los ciudadanos.

El oro sigue continúa siendo el activo de ahorro e inversión más utilizado por la población rural pobre a causa de su disponibilidad y liquidez. Alrededor del 60% de la demanda de oro de la India procede de las zonas rurales. Es la mejor protección contra la inflación y es su seguro contra las pérdidas del poder adquisitivo, y esto lo saben bien los habitantes de la India.

También está vinculado a la economía rural y el sector agrícola y el comercio. Los agricultores compran el oro después de la cosecha como ahorro. A menudo, venden o empeñan el oro durante la temporada de cría, para cubrir sus gastos. Esto les ayuda a protegerse de los acreedores de las zonas rurales que cobran intereses exorbitantes sobre los préstamos de dinero papel.

Los economistas del gobierno, preocupados por déficit en cuenta corriente de la India, argumentan que “la India depende de las importaciones para satisfacer más del 80% de sus necesidades de oro y el metal como bien en sí mismo, que no agrega mucho a la productividad económica. Tenemos que pagar en dólares para comprar oro. Una gran parte de nuestros recursos de divisas, que podrían haber sido utilizados para la importación de bienes productivos, se desperdician”, indica Jayadeva Prasad Moleyar, economista y analista de Mangalore.

Sin embargo, una gran mayoría de expertos y la gente de a píe no está de acuerdo. Argumentan que la teoría de que el oro es una inversión ociosa es un error. Hubo un momento en que el oro fue utilizado principalmente para la joyería. Pero ahora la tendencia ha cambiado y el oro es una opción de inversión. En todo el mundo, los gestores de activos y los fondos están considerando al oro como una herramienta de inversión. Tanto el gobierno como los expertos financieros que quieren reducir las importaciones de oro no están teniendo en cuenta que el oro es el mejor instrumento de inversión para hacer frente a la inflación.

Si el gobierno quiere reducir la inversión en oro, entonces debe proveer a la gente una alternativa. Pero no existe  alternativa al oro por ahora. Los precios inmobiliarios se han disparado, incluso en las zonas rurales, lo que hace difícil para la clase media y los más pobres invertir.

La mayoría de los ciudadanos indios culpa al mal gobierno del déficit comercial del país y opinan que en vez de intentar cambiar la costumbre ancestral de los ciudadanos, los gobernantes deberían tratar de reducir la inflación para salvar la economía.

“¿Por qué el gobierno tiene que decirle a la gente que ellos son responsables de salvar a la economía, cuando es el gobierno el que está obligado a hacerlo? ¿Por qué no pueden tomar medidas para mejorar las exportaciones, para resolver el déficit comercial en lugar de restringir las importaciones?” se cuestiona Jayashree Chakkere, profesor de Bangalore.

Los economistas son conscientes de la dificultad de disuadir a la gente de la compra de oro. En el pasado, el gobierno trató de regular los precios del oro mediante el control de su suministro, lo que limita la oferta y aumenta las tarifas. Hasta mediados de 1960, el gobierno tenía un control estricto sobre las operaciones con oro, y estaba prohibida la fabricación de joyería de oro de más de 14 quilates de pureza.

El aumento de los impuestos sobre el oro, no sería de ayuda, ya que sólo conducirá a un aumento de los precios en el mercado interno. Debido a factores sociales, la gente no puede evitar la compra de oro y un aumento en el precio, sólo hará que aumente el contrabando y su comercio en el mercado negro, como ocurrió en Vietnam, cuando su gobierno impuso una prohibición a las importaciones de oro.

“La India tiene que vivir con las importaciones de oro. Las importaciones de oro no pueden ser prohibidas, ya que comprar oro  es un derecho fundamental de los ciudadanos a. Además, cualquier medida de este tipo incrementará actividades antisociales, como el contrabando. El Gobierno sólo puede pedir a los ciudadanos que no compren. Pero nadie va a escuchar al gobierno. La reducción de las importaciones de oro para corregir el problema de la balanza de pagos sería únicamente una solución temporal.

Los esfuerzos del gobierno para disuadir a los ciudadanos indios para que no inviertan en oro serán inútiles, ya que los indios saben bien que el oro es dinero y que sus gobernantes no lo controlan y no lo pueden crear de la nada como hacen con las rupias, que pierden valor rápidamente.

Fuente: IbTimes [1]

© OroyFinanzas.com

 

[2]