- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El oro es la solución para la guerra de divisas

(OroyFinanzas.com) – “El oro es la solución para solventar las guerras de divisas, indica Jim Rickards especialista en mercados de capitales y autor del best-seller ‘Currency Wars: The Making of the Next Global Crisis’, en una entrevista realizada por el diario China Daily. Rickards asegura que el oro debería formar parte de las carteras de inversión.

“El oro no es una materia prima, tampoco se trata de una inversión, el oro representa al dinero por excelencia”,  afirma el gestor de fondos de cobertura. La cartera de inversión ideal, asegura Rickards, incluiría un 20% en oro y plata, un 30% en tierras, un 20% en arte y un 30% en efectivo.

Jim Rickards, indica que la actual guerra de divisas es el resultante de una combinación de factores deflacionistas e inflacionistas, que podrían dejar dolorosas cicatrices en la economía mundial. Ambos factores han impulsado a los inversores a buscar un refugio seguro y han hecho subir los precios del oro.

El experto indica que el dólar estadounidense irá perdiendo la fuerza que tuvo en el pasado y se producirá un giro general en el sistema financiero internacional hacia el patrón oro. El veterano gestor de fondos señala que el precio objetivo del oro es de 7.000 dólares (5.560 euros) por onza.

La cotización del oro ha corregido desde el mes de septiembre de 2011 en el que supero los 1.900 dólares, en parte debido al fortalecimiento del dólar. Actualmente su precio ronda alrededor de los 1.600 dólares la onza, más del doble que en 2008.

Según Rickards la guerra de divisas entre los años 1921 y 1936 estuvo dominada por la deflación y desembocó en la II Guerra Mundial, sin embargo, la guerra de divisas que se produjo entre 1967 y 1987 estuvo dominada por la inflación y el aterrizaje fue más suave. Rickards explica que la inflación en la mayoría de las economías emergentes, incluida la china, es una consecuencia directa de las políticas monetarias y de las decisiones de la Reserva Federal para sostener al dólar artificialmente mediante la impresión de más dinero.

El estancamiento del crecimiento en China y su lucha frente a la inflación
China se ha estado enfrentando en los últimos años a la ardua tarea de mantener la inflación bajo control. El año pasado, el índice de precios al consumidor, un medidor importante de la inflación, alcanzó máximos de 5,4%. En mayo 2012,  este indicador cayó a mínimos de 23 meses al 3% durante el primer trimestre del año. Asimismo la economía china ha tenido un crecimiento del PIB del 8,1%, el más bajo en tres años.

El veterano gestor indica que para evitar que el ‘sistema dólar’ se desintegre, los EE.UU. tendrían que adoptar una serie de políticas, incluyendo la de dejar caer a los grandes bancos, aumentar las tasas de interés y reducir el gasto público. “Pero es muy poco probable que estas políticas se lleven a cabo y como consecuencia no se puede descartar un colapso del dólar”, añade.

Rickards señala que volver al patrón oro ayudaría a que la gente recupere la confianza en la moneda, porque podrían convertir su papel moneda en oro en cualquier momento y esto haría de salvaguarda de un sistema monetario honesto. Incluso si el ‘patrón dólar’ se derrumba, los EE.UU. continuarían siendo una superpotencia en el sistema financiero mundial, dice, ya que poseen una cantidad sustancial de las reservas oficiales mundiales de oro. Washington posee más de 8.000 toneladas de oro en  reservas.
China, en este caso sin embargo, se encontraría en desventaja con un sistema de patrón oro, ya que sus reservas aún son pequeñas, señala Rickards. Únicamente el 1,8% de las reservas internacionales de divisas de China están en oro. La última vez que China dio a conocer sus reservas oficiales de oro fue hace más de dos años y se estimaron en 1.054 toneladas.

La guerra de divisas entre EEUU y China
Rickards indica que tanto China como los EE.UU. son enemigos en esta “tercera guerra de divisas”. Muchos creen que China tiene una ventaja sobre los EE.UU., ya que posee más de 2 billones de dólares en deuda estadounidense. Algunos incluso afirman que China podría desestabilizar el dólar, pero Rickards no ve esto muy posible. “De hecho los EE.UU. cuentan con ventaja en este caso, ya que pueden congelar las cuentas chinas si se produjera cualquier intento de dumping y podrían devaluar sustancialmente el dólar”, afirma el experto.

China ha estado estos últimos años diversificando sus reservas de divisas fuera del dólar. Además de aumentar sus reservas de oro, el gigante asiatico también está aumentando su posición en otras divisas importantes, incluyendo el yen japonés.

Según se desprende de datos facilitados por el Tesoro de los EE.UU., el pasado 30 de junio el porcentaje de dólares en las reservas de divisas chinas era de los 54%, mínimos de una década, frente al 65% que poseían en 2010. China asimismo ha empezado a negociar directamente el yuan frente a otras divisas extranjeras, como parte de sus esfuerzos de desligar a su moneda del dólar. “China en el futuro va a diversificar fuera del dólar a un ritmo mucho más vertiginoso”, asegura Rickards.

En cuanto al crecimiento económico de China, Rickards indica que él continua siendo bajista, y anticipa que el crecimiento del PIB chino se desacelerará al 4 o 5% durante los próximos 10 años, lo que a su vez impactara negativamente en la economía mundial.

El crecimiento económico chino se ha desacelerado en 2012 y el gobierno ha rebajado la meta de crecimiento del país al 7,5%. Es la primera vez que el gobierno chino fija un objetivo de crecimiento inferior al 8%, que se consideraba indispensable para proporcionar el empleo suficiente. “Todo el mundo sabe que China para transformarse necesita una economía impulsada por el consumo, pero sera difícil de lograr ese objetivo”, asevera Jim Rickards.

En opinión de Rickards, la punta de lanza de la inversión en lugar de sobre el estado debería recaer sobre el sector privado, ya que resultaría más eficiente. “Las grandes inversiones en infraestructura, que provocaron el crecimiento de China en el pasado, no puede ser sostenidas y el país debe encontrar una nueva manera para seguir creciendo”, concluye el veterano gestor de fondos Jim Rickards.

Fuente: China Daily [1]

© OroyFinanzas.com

 

[2]