- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El precio del oro es un barómetro de la hiperinflación

(OroyFinanzas.com) – En el informe mensual que elabora el banco suizo UBS y que estudia los riesgos de la inflación mundial titulado “Hyperinflation Revisited”, se identifica aparte de la deflación y la inflación, a la hiperinflación como un riesgo para la estabilidad de las tasas de inflación a nivel mundial.

Asimismo el informe señala que existe riesgo de que la hiperinflación pueda surgir en alguna divisa importante, ya que como consecuencia del estallido de la burbuja crediticia estamos viendo déficits insostenibles causados por los gobiernos en muchos países. El desapalancamiento y la austeridad son deflacionarios y producen recesión, advierte el UBS y recuerda que los bancos centrales de todo el mundo están luchando contra estas tendencias deflacionarias aplicando políticas monetarias laxas de impresión de dinero.

El gigante de la banca suiza indica en su informe mensual, que en los próximos 12 meses ve pocas probabilidades que cualquiera de estos tres escenarios de riesgo se materialicen, es decir, estiman una probabilidad por debajo del 10%. Sin embargo, dados los devastadores efectos que tiene la hiperinflación [2], explican sus riegos detalladamente en el informe.

Señalan que la hiperinflación no tiene nada que ver con la inflación normal de precios, sino que denota un colapso total en la confianza que tenemos en el dinero, y desencadena una huida del mismo hacia bienes y activos tangibles, a la vez que que genera una pérdida acelerada del poder adquisitivo del dinero.

El informe indica, que en última instancia la hiperinflación [3] es un fenómeno que deriva de los insostenibles déficits fiscales y que históricamente los casos de hiperinflación han venido precedidos por la monetización de una parte importante del déficit público por parte de los bancos centrales. Y concluye que la creación de dinero para financiar los déficits presupuestarios públicos, es el desencadenantes de la hiperinflación.

El informe también explica, que cuando el déficit público se vuelve insostenible, la austeridad es a menudo la primera medida que suelen aplicar los gobiernos, siendo esta deflacionaria, recesiva y dolorosa. Si la aplicación de medidas de austeridad necesarias para equilibrar los presupuestos se consideran como demasiado dolorosas, los gobiernos pueden optar por la quita o por inflar la moneda y si el país en cuestión tiene su propia moneda, por lo general eligen la segunda opción.

Es entonces, cuando si las finanzas públicas no mejoran lo suficiente, la confianza en la moneda corre el riesgo de evaporarse en algún momento y se desata la hiperinflación como consecuencia del intento fallido de imprimir dinero para evitar la deflación, que podría ser causada por la austeridad.

El oro, es el canario en la mina de carbón
El informe señala que debido a las características del oro como dinero real [4], su alta liquidez y la carencia  de riego de contrapartida que presenta, el dorado metal se convierte en el primer destino de los inversores que huyen del papel moneda hacia los activos reales. El oro, según UBS sirve de cobertura frente a la hiperinflación, y su precio asimismo es considerado como un barómetro de la misma, ya que un aumento repentino de la cotización del oro, puede convertirse en una señal de advertencia de que el riesgo de hiperinflación aumenta, especialmente si va de la mano de un empeoramiento de la situación fiscal en los países deficitarios y una relajación de la política monetaria.

No sólo el oro, sino también otras materias primas y las bolsas, se beneficiarían de la huida de los inversores del dinero papel y del endeudamiento público. El informe de UBS concluye que un fuerte aumento del precio del oro [5], las materias primas y las bolsas, acompañado por una devaluación de la moneda y de los precios de los bonos del gobierno, podría indicar la proximidad de una hiperinflación.

Fuente: Zero Hedge [6]

© OroyFinanzas.com

[7]