- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Qué son las agencias de calificación o rating?

(OroyFinanzas.com) – Las agencias de calificación crediticia ó más conocidas como agencias de rating se encargan de evaluar las cuentas de empresas emisoras de papel mercantil (acciones, deuda…) y también de las Haciendas públicas.

Estas instituciones se convierten en una pieza clave ya que proporcionan una información vital a la hora de invertir: el riesgo que un inversor corre al colocar su dinero en una empresa o en Deuda pública [1]. Por tanto, el comercio de esta información se convierte en una fuente muy valiosa de rentas de escasez y difícil de gestionar.

El trabajo de las agencias de rating [2] se hace a instancias de un cliente que puede ser una empresa, un banco ó el Tesoro de una Nación. Al igual que una sociedad contrata a una auditora para fiscalizar y verificar las cuentas; contrata a una agencia de rating para valorar la calidad de los títulos que emite, sean acciones ó bonos.

La calidad de los valores puede ir desde la máxima calificación con una probabilidad de quiebra menor al 1% hasta la basura financiera, con una probabilidad de impago mayor del 90%. Es una muestra de transparencia necesaria hacia potenciales inversores que exigen la máxima calificación para poder invertir y hacia el público en general.

La existencia de estas instituciones conlleva dos virtudes encuadradas dentro de lo que llamamos instituciones informales: independencia y rigor. Las dos están ligadas de forma indisoluble. Son cualidades fundamentales para que la información que se maneja y los dictámenes correspondientes sean transparentes e inspiren confianza, seguridad y fiabilidad en el mercado. Lamentablemente, es el eslabón más débil y el lugar en el que la corrupción y el fraude cunden como la peste.

Desde hace años, la unión del poder regulador y las agencias de rating es un hecho. La primera no actúa sin previa consulta con la segunda; y la segunda ejecuta órdenes directas de la primera. Sólo hace falta examinar brevemente los informes de cualquiera de estas agencias para ver hasta qué punto están condicionadas por los deseos de los reguladores más que por la realidad e imagen fiel de las empresas que califican.

Standard&Poor`s, Moody`s y Fitch

La industria del rating se concentra en tres agencias de origen americano, domiciliadas en Nueva York y homologadas por la SEC (la CNMV americana) con carácter global: Standard&Poor`s, Moody`s y Fitch.

La relevancia actual de estas instituciones pasa por sus dictámenes sobre la solvencia de los países. Este hecho ha provocado un enfrentamiento directo entre estos organismos y los países evaluados. Haciendas como las de Grecia, Portugal, Irlanda ó incluso España, culpan a las agencias de rating del crecimiento espectacular del riesgo país [3]y de dudar de su solvencia con pocos argumentos o con clara intención dolosa.

Por ello, han encabezado en el seno de la Unión Europea un proyecto de creación de una agencia de calificación propia. Por ejemplo, en España ya ha pedido la licencia una nueva agencia de rating llamada Axesor, cuyos directivos están fuertemente ligados a la clase política.

Dentro de esta ofensiva, otro proyecto al cual dedicaremos el próximo artículo, es la creación de un organismo único de supervisión de los mercados financieros. De nuevo, se nos presenta la unión existente entre el poder político y las instituciones en teoría independientes.

Esta nueva agencia de rating europea, todavía nonata, ya nace herida de muerte. Ningún inversor puede confiar en naciones que inventan una agencia de rating para calificarse a sí mismas. Es la muestra más palpable y descarada de la falta de rigor e independencia en este mercado. En suma, éste es un movimiento a la desesperada para evitar lo inevitable: nuevos planes de rescate y hundimiento de las economías durante unos cuantos años más.

Javier Santacruz Cano, Doctorando en Economía

Fuente Imagen: livemint.com [12]

© OroyFinanzas.com

 

[13]