- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

El precio del oro y la inflación real

(OroyFinanzas.com) – En 1946, un año después del final de la Segunda Guerra Mundial, el ratio entre la deuda y el PIB estadounidense se situaba en el 121,3%, su nivel histórico más alto por entonces.

Obviamente, las condiciones económicas después de la Segunda Guerra Mundial eran muy diferentes de las condiciones actuales, pero en el pasado, la economía de EE.UU. fue capaz de recuperarse de los enormes niveles de endeudamiento adquiridos y no se puede descartar la posibilidad de que se recupere de toda la deuda acumulada por las flexiblilizaciones cuantitativas QE aplicadas.

Entonces si la implosión del dólar y del sistema monetario mundial son acontecimientos improbables…uno se debería plantear si la pronosticada caída del dólar no se materializa, a pesar de los niveles de endeudamiento actual, ¿es todavía una buena idea invertir en oro?

La respuesta es que si lo es, sobre todo si se tiene en cuenta que nos encontramos claramente en un mercado alcista y que no existen indicios claros de que haya finalizado ni vaya a finalizar en breve. Tampoco se ha podido observar una marcada fase de crecimiento exponencial de los precios, ni se ha experimentado la locura de la tercera fase alcista del mercado, que es cuando absolutamente todo el mundo se decanta por invertir y comprar metales preciosos.

En este gráfico se pueden ver algunas comparaciones

La línea amarilla representa el precio nominal de la onza troy de oro entre 1980 y 2012. La línea roja sólida, es el precio del oro en su máximo de 1980 (850 dólares onza) ajustado a la inflación oficial de Estados Unidos y la línea roja discontinua es el mismo precio anterior pero ajustado a la inflación, pero anterior al cambio en la metodología de cálculo de la inflación (casualmente, este cambio coincidió con los máximos de 1980).

En otras palabras, la línea roja sólida indica cuanto tendría que valer el oro para comprar la misma cantidad de bienes que compraba en 1980 (siguiendo los datos oficiales). La línea roja discontinua indica cuanto tendría que valer el oro si se toma en cuenta los datos no oficiales.

Según los datos del U.S. Bureau of Labor Statistics. (Oficina de Estadísticas Laborales) el precio del oro en la actualidad (1.700) tendría que cotizar en 2,527 para coincidir con sus máximos de 1980. Asi pues, como hemos vendo sosteniendo desde hace años, el precio del oro a finales de 2012 únicamente cotiza en máximos nominales pero no reales.

Ahora viene lo verdaderamte interesante, si echamos un vistazo a los datos extraoficiales, el oro tendría que cotizar en 9.548 dólares para tener el mismo poder adquisitivo que en 1980. Teniendo en cuenta que el precio del oro cotiza alrededor de 1.719.00 (a finales de noviembre de 2012), esto significaría una apreciación del 455,5% .

Puede que el objetivo de 10.000 sin una debacle del dólar sea un poco exagerado, pero incluso si los números extraoficiales exageran la inflación, podríamos pensar que no resulta improbable que el precio del oro sobrepase los 2.500 .

Si el mercado alcista continúa a lo largo de los próximos años y sigue un patrón similar al anterior de hace 30 años, sin que suceda un colapso del dólar, no se debe descartar el escenario de la cotización del oro en 2.500, como el peor de los escenarios y en el mejor en 10.000 (es improbable, pero no descartable).

El precio del oro en 2.500 la onza sería el peor de los escenarios posibles

Cuanto más tiempo se alargue en el tiempo el ciclo alcista del mercado del oro, mayor será su precio nominal, a causa de la inflación. El mercado alcista de 1980 se limitó a los inversores de EE.UU. y de Europa Occidental. En estos momentos, hay muchos mas inversores dispuestos a participar en el mercado alcista. Por ejemplo, los países de Europa Central y Oriental, así como China y la India.

También los avances tecnológicos han hecho que el flujo de información sea mucho más fácil y rápido que en 1980. Asimismo ahora es más fácil entrar en el mercado, lo que sugiere que la volatilidad y los movimientos de precios en la fase final del mercado alcista puede ser sustancial. Resumiendo, quizás no sea del todo mala idea invertir en oro.

Fuente: seekingalpha.com [1]

© OroyFinanzas.com

 

[2]