- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

Nosotros los mercados: Qué son, cómo funcionan y por qué resultan imprescindibles

(OroyFinanzas.com) – En el anterior artículo sobre la presentación del libro del gestor de fondos de inversión Daniel Lacalle titulado “Nosotros los mercados: qué son, cómo funcionan y por qué resultan imprescindibles” el autor explicaba las erróneas y populares percepciones de “a largo plazo todo sube” y “el dinero no es gratis”.

Nosotros los mercados- Qué son, cómo funcionan y por qué resultan imprescindibles

El autor de “Nosotros los mercados: qué son, cómo funcionan y por qué resultan imprescindibles”, asegura que España es el país donde más éxito han tenido los esquemas Ponzi de todo el mundo con respecto al PIB, es el único país donde Rumasa se ha hecho dos veces y vamos por la tercera. “Nos quejamos de los mercados, pero hemos sido el mercado con esteroides, recordemos la PSV, la inmobiliaria de UGT, a Gescartera, a Mariano Rubio, España era el país donde era más fácil hacer rico del mundo, era un mercado con esteroides”. Es lo que sucede cuando una sociedad entera se entrega a la especulación.

Decíamos a largo plazo todo sube, alquilar un piso era tirar el dinero y había que comprar para luego venderlo más caro, lo importante no era comprar caro, sino vender carísimo. Lacalle asegura que cuando estábamos en esa situación de endeudamiento tanto a nivel estatal, empresarial o familiar, entramos en un entorno en el que nos decíamos a nosotros mismos lo que se llama en inglés “The greater fool theory”, que es la teoría del tonto siguiente o del tonto mayor, que es cuando uno sabe que comete un error, pero espera que venga uno detrás y cometa un error más grande. Y esa, según el experto es una teoría muy difundida que nos permite seguir cómodos en la facilidad de no tener que mirar los números. La gente no quiere mirar los números, la gente opta por pensar que es mejor depreciar la moneda y que con eso se generará crecimiento, pero con eso sólo se consigue que aumente la inflación.

Lacalle contó como un parlamentario finlandés le había comentado recientemente que el hecho de que se le preste a un amigo mil euros y este se lo gaste en fiestas, no significaba que no debiera los mil euros, ni que hubiera que prestarle más.

El experto nos recuerda que solemos olvidar que nuestros derechos adquiridos son los recortes de los demás, puesto que en economías que se encuentran en contracción es un juego de suma cero. ”De la inflación que nosotros exportamos a África o a Latinoamérica, ¿a quién le echamos la culpa? A los mercados, se les acusa del aumento de las materias primas y todos a devaluar el dólar, el yen, el euro. Pero en realidad no suben las materias primas, sino que hundimos la moneda y exportamos inflación al exterior. Es entonces cuando se acusa de ser el culpable de lo que pasa en los mercados a un “trader” sentado en Ginebra rompiéndose la cabeza para sacar tres pipos al día”.

Según Lacalle la industria entera de hedge funds posee menos activos que el Banco Central Europeo, pero se acusa a los hedge funds de atacar. “No ataca Draghi que le está dando dinero al seis y medio por ciento a Grecia para que lo tire, pero Draghi no ataca. Francia tira un 25% de su PIB en subvenciones todos los años que luego se lo pasa a través de sus multinacionales a los países africanos que eran antes sus colonias y ¿a quienes se acusa de atacar a los mercados? a personas como nosotros que trabajamos duro para generar dinero a señores que ahorran”.

Represión Financiera

Según explica Lacalle, “Represión financiera es el término económico, que utilizan con mucha frecuencia los economistas Carmen Reinhardt y Ken Rogoff, y que se refiere a las políticas de subidas de impuestos, devaluaciones forzosas y rebajas de los tipos de interés para sostener el gasto público y la deuda de gobiernos y entes cercanos a los mismos, sean bancos o grandes empresas. Son políticas que meten la mano en el bolsillo del ahorrador para financiar al endeudado. Y el inversor se defiende”.

El concepto del ‘dinero es gratis y me lo tienes que dar porque te lo digo’, posee un elemento adicional muy grave. A todos los que piensan que el BCE tiene que prestar al 0% y que los alemanes nos atacan, Lacalle les propone “¿tienes algo ahorrado? Pues dámelo porque yo tengo tres hijos y me lo merezco porque yo trabajo mucho y mi mujer también, dame tu dinero”.

Lacalle explica que el concepto de que la riqueza de los demás nos pertenece por un derecho adquirido, termina redundando en nosotros, porque cuando se acaba el dinero de los demás vienen a por el nuestro, que es exactamente el momento que estamos viviendo ahora, la represión financiera. “Después de la fiesta del endeudamiento y de la inflación vienen los impuestos, es cuando dicen hay que subirle los impuestos a los ricos y de paso al resto de la población, pero si a todos los ricos de EEUU se les subiera los impuestos al 100% y se les confiscara todos sus beneficios la reducción del déficit estadounidense no llegaría al  0,04%”.

“A medida que les vamos dando más cota de nuestra libertad económica a los estados, estos nos van quitando más, y cuanto más nos van quitando, es más fácil echarle la culpa a cuatro pobres desnortados que lo único que hicieron fue pinchar la burbuja, porque encima de lo que se les acusa a los hedge funds, es de ser los culpables de fastidiar la fiesta, como Peter Schiff que llevaba años advirtiendo que los balances de los bancos eran una vergüenza”.

Si quieren conocer la cara humana de los mercados no duden en leer el interesante libro de Daniel Lacalle, en el que desentraña que la “dictadura” del mercado se trata de un invento de países y entidades que han abusado del crédito fácil y barato y que ahora pretenden que la fiesta continúe sin consecuencias para ellos.

© OroyFinanzas.com

[2]