- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Por qué baja el precio del oro?

(OroyFinanzas.com) – A lo largo de esta última década de fase alcista del mercado oro, han existido muchos periodos en los que algunos llamados expertos y analistas determinaron que el ciclo alcista del oro había llegado a su fin. Especialmente en momentos en los que la cotización del oro corrige, como en el caso actual, en el que el precio del metal ha caído desde sus máximos de 1.900 dólares la onza que alcanzó en 2011 hasta los 1.600 en los que cotiza actualmente, no hay que olvidar que ningún activo sube jamás en línea recta. Existen tendencias alcistas, pero dentro de estas tendencias existen correcciones.

Lingotes oro corona

Erróneamente muchos analistas confunden a menudo correcciones a corto plazo con el fin del ciclo alcista. No se deben olvidar los fundamentales que han apoyado e impulsan la demanda de oro y por qué está subiendo. Ningún mercado alcista aumenta en línea recta, siempre habrá correcciones y las correcciones pueden prolongarse durante largos períodos de tiempo y se es imprescindible tenerlas en cuenta cuando se toman las decisiones de inversión.

Philipp Vorndran de la gestora de patrimonios alemana Flossbach von Storch AG, durante su conferencia en la Edelmetallmesse celebrada en Múnich en noviembre 2012, explicó a la perfección la diferencia entre un mercado alcista “ideal” pero no realista y un mercado alcista real con volatilidad. Confirmando la regla de “nada sube en línea recta” ni siquiera los mercados alcistas.

En este primer gráfico podemos observar un mercado alcista ideal con una total ausencia de volatilidad y consecuentemente sin correcciones.

En este segundo gráfico Vorndran representa un mercado alcista ajustado a la realidad, en el cual la línea gris señala la tendencia del mercado, pero donde se puede apreciar la volatilidad existente.

Mercado con tendencia alcista y volatilidad

El precio del oro en un mercado alcista puede caer en el corto plazo

En la actualidad cuando las divisas se devalúan y los interés son bajos el principal propósito al invertir en cualquier activo es generar o al menos preservar el capital. El precio del oro [2], al igual que el de cualquier otro activo, puede caer en el corto plazo durante correcciones del mercado, pero a largo plazo, una de las cualidades del oro es que siempre ha mantenido papel de reserva de valor.

Según la Teoría de Dow, los mercados alcistas seculares (a muy largo plazo) se desarrollan en tres etapas claramente definidas: La primera se caracteriza por una lenta apreciación, la segunda por una apreciación más rápida, mayor cobertura de los medios de comunicación y un aumento en la cantidad de inversores, y la fase final se caracteriza por ser la más corta, pero la más explosiva del mercado.

Primera fase del mercado alcista del precio del oro

Durante la primera etapa, que se denomina fase de acumulación, se refleja en el precio del activo la recuperación desde los mínimos del mercado bajista anterior, pero sin mucha atención del gran público. Es el principio de la tendencia al alza, el punto en el que los inversores bien informados comienzan a entrar en el mercado y también el momento en que el precio del mercado se encuentra en su nivel más atractivo. La fase de acumulación es la más difícil de detectar, debido a que se produce al final de un movimiento bajista. Ocurrió entre 1999 a 2003.

Segunda fase del mercado alcista del precio del oro

La segunda etapa que se denomina Fase de Participación Pública, en la que nos encontramos se define por un aumento progresivo del oro en este caso apoyado por sus fundamentales y un mayor interés de los inversores. Esta fase no sólo tiende a ser la de mayor duración, sino también la de mayor volatilidad de precios.

Tercera y última fase del mercado alcista del precio del oro

La tercera y final es la fase especulativa o de distribución, en la que el dinero fluye hacia el sector y que culmina en un incremento parabólico del precio.

El último mercado alcista del oro finalizó de manera abrupta en 1980, cuando Paul Volcker, por entonces presidente de la Reserva Federal aumentó las tasas de interés al 20% en poco tiempo. En la actualidad esto no sería factible, por entonces EEUU era el mayor acreedor mundial y su balanza de pagos estaba en positivo. La industria financiera era substancialmente más pequeña en términos de PIB, y no existía problema alguno con el endeudamiento ni en el sector público ni en el privado. Todo parecido con el panorama actual es pura casualidad.

Les animamos pues a leer de nuevo las 8 razones para NO comprar oro de inversión [3].

© OroyFinanzas.com

[4]