- OroyFinanzas.com - https://www.oroyfinanzas.com -

¿Qué es el Fondo Monetario Internacional-FMI?

(OroyFinanzas.com) – La decisión de crear el Fondo Monetario Internacional-FMI (Internacional Monetary Fund-IMF), se tomó durante el transcurso de la llamada Conferencia de Bretton Woods, celebrada en el año 1944 bajo el auspicio de las Naciones Unidas en EEUU. Los representantes de 44 gobiernos se reunieron cargados inicialmente de buenas intenciones y acordaron establecer un marco de cooperación económica “destinado a evitar que se repitieran los círculos viciosos de devaluaciones competitivas que contribuyeron a provocar la Gran Depresión de los años treinta”, según afirma la propia página web del organismo monetario internacional.

EEUU que por entonces era el mayor acreedor del mundo, impulsó los acuerdos de Bretton Woods, ‘con el fin de evitar una nueva crisis como la ocurrida en el 29’ y que  una vez finalizada la II Guerra Mundial marcarían las reglas para el funcionamiento de la economía mundial.

El FMI es una organización intergubernamental que forma parte de los organismos especializados de las Naciones Unidas. Cuenta con 188 estados miembros, con la excepción de Cuba, Corea del Norte y algunos microestados.

Históricamente, el director gerente del FMI siempre ha sido elegido entre un europeo mientras que el presidente del Banco Mundial siempre ha sido estadounidense, pero esta política esta siendo puesta en solfa por muchos miembros de países de economías emergentes.

La sede del Fondo Monetario Internacional se encuentra en Washington, territorio del Estado miembro al que corresponde pagar la cuota más alta por participación. El poder de decisión de los miembros es curiosamente también equitativo al poder económico de los mismos, y el poder de voto se otorga teniendo en cuenta variables económicas como el PIB. Estados Unidos cuenta en la práctica con derecho de veto fáctico dentro del FMI ya que posee el 16,74% del poder de decisión.

La misión del FMI 

El FMI asegura que: “El principal propósito del FMI consiste en asegurar la estabilidad del sistema monetario internacional, es decir el sistema de pagos internacionales y tipos de cambio que permite a los países y a sus ciudadanos, efectuar transacciones entre sí. Este sistema es esencial para fomentar un crecimiento económico sostenible, mejorar los niveles de vida y reducir la pobreza. Recientemente, el FMI ha clarificando y actualizado su cometido a fin de cubrir toda la problemática de la macroeconomía y del sector financiero que incide en la estabilidad mundial”, asegura el organismos económico internacional”.

Financiación del FMI

Según se desprende de la web del organismo monetario internacional, “Los recursos del FMI son suministrados por sus países miembros, principalmente por medio del pago de cuotas, que, en general, guardan relación con el tamaño de la economía del país. Cuando un país ingresa en el FMI, se le asigna una cuota inicial que se sitúa dentro de la gama de cuotas de los países miembros existentes  que sean básicamente comparables en cuanto al tamaño y las características de su economía. El FMI utiliza una fórmula de cuotas como guía para determinar la posición relativa del país.

La actual fórmula de cálculo de las cuotas es un promedio ponderado del PIB (ponderación de 50%), el grado de apertura (30%), la variabilidad económica (15%) y las reservas internacionales (5%). A estos efectos, el PIB se mide como una combinación del PIB basado en los tipos de cambio del mercado (ponderación de 60%) y los tipos de cambio en función de la paridad del poder adquisitivo (PPA) (40%). La fórmula también incluye un “factor de compresión” que reduce la dispersión de las cuotas relativas calculadas de todos los países miembros.

Las cuotas se denominan en derechos especiales de giro (DEG, Special Drawing Rights en inglés), que es la unidad de cuenta del FMI. Estados Unidos, que tiene una cuota actual de DEG 42.100 millones (aproximadamente US$64.000 millones), es el país miembro con el mayor número de votos; Tuvalu, con una cuota actual de DEG 1,8 millones (unos US$2,7 millones), es el que tiene el menor número de votos”.

Gestión y organización del FMI

“El FMI rinde cuentas a los gobiernos de sus países miembros. La instancia máxima de su estructura organizativa es la Junta de Gobernadores, que está integrada por un gobernador y un gobernador suplente por cada país miembro. La Junta de Gobernadores se reúne una vez al año en ocasión de las Reuniones Anuales del FMI y del Banco Mundial. Los 24 gobernadores que conforman el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) se reúnen generalmente dos veces por año. Las operaciones cotidianas del FMI son supervisadas por el Directorio Ejecutivo , que tiene 24 miembros y representa a todos los países miembros; esta labor es orientada por el CMFI y respaldada por el personal del FMI”.

Criticas al FMI

La gestión del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha sido y es muy criticada ya que el organismo entre otros muchos errores, rebajo considerablemente los riesgos que condujeron a la peor crisis financiera y económica mundial.

Las conclusiones del informe elaborado por sus propios auditores, la Oficina de Evaluación Independiente del FMI (IEO, por sus siglas en inglés) para el período 2004-2007 antes de la crisis cuando Rodrigo Rato presidia el organismo son demoledoras: “El Fondo Monetario Internacional (FMI) minimizó los riesgos que condujeron a la peor crisis financiera y económica global en décadas debido en gran parte a una cultura en la que imperó el pensamiento único y que desalentó las críticas.”

El informe de la Oficina de Evaluación Independiente, a cargo de Moises Schwartz añadía: “El mensaje del FMI en los años previos a la hecatombe se caracterizó por un exceso de confianza en la solidez de las grandes instituciones financieras y el espaldarazo al comportamiento imperante en las principales plazas financieras internacionales. A esto hay que sumarle el elevado nivel de pensamiento uniforme, la captura intelectual y en general la percepción de que una gran crisis en las grandes economías avanzadas era improbable”, sostuvo

Joseph Stiglitz, economista jefe del Banco Mundial entre 1997 y 2000 y Premio Nobel de economía en el 2001, señaló premonitoriamente en 2002 en una entrevista que “El FMI encuentra siempre alguna excusa para justificar el fracaso; el país hizo tal cosa o no hizo todo lo que le decían; si no hubiera sido por el Fondo, la situación habría empeorado todavía más… Incluso cuando reconocen que han cometido un error, como en el caso de la excesiva contracción de la política fiscal en el este de Asia, nunca se preguntan por qué lo han cometido. Es como si hubiera sido un accidente. No se plantean que pueda ser algo sistemático, que se trate de una falla del modelo. A la siguiente ocasión, vuelven a cometer el mismo error.

Y durante el foro de las reuniones del primavera del FMI el 12 de abril del 2007 (justo antes de explotar la crisis) Joseph Stiglitz señalaba: “El Fondo Monetario Internacional no se adapta al mundo real y los desequilibrios mundiales en el ámbito financiero siguen al borde de un desenredo desordenado. El Fondo Monetario Internacional siempre justifica sus políticas como resultado de un consenso de opinión, pero tal consenso en verdad es poco más que un acuerdo entre el Departamento del Tesoro y el FMI”.

Quizás esta crisis sea un buen momento para replantearse la necesidad y la existencia y continuidad de muchos organismos económicos internacionales [2].

Fuente: imf.org [3]

© OroyFinanzas.com

 

[4]